“Hasta que lo inconsciente no se haga consciente, el subconsciente seguirá dirigiendo tu vida y tu lo llamaras destino”.

Buena y productiva noche….a pesar de tratar de apagar mi cpu mental…eran las dos y seguía con el run run en la cabeza producto de cierto análisis del post de ayer con un buen amigo…que dicho sea de paso nos asustamos/ sorprendimos de forma mutua con nuestras “divagaciones” pernoctas.

Los que me conocéis sabéis que soy relativista por naturaleza no me gustan los absolutos, también es cierto que mi tendencia natural suele derivar en sembrar con según que temas, cierta polémica y aplicar aquello de “que se dice que me opongo”.

Carl Jung psiquiatra que inició junto a Freud el movimiento del psicoanálisis dijo.: “Hasta que lo inconsciente no se haga consciente, el subconsciente seguirá dirigiendo tu vida y tu lo llamaras destino”.

Dicho esto, hablemos del “Destino” y de esa clase de decisiones que condicionan tu vida, obvio es que todo tiene impacto (en mayor o menos medida) en nuestras vida y por ende en la de las demás personas que pasan por ella, y si no recordemos el ya conocido “efecto mariposa”, pero no vamos por ahí…

Unamos el destino con el amor…

En determinado momentos, compartimos un tiempo con X persona y por circunstancias (bien porque no se ha dado la situación, porque la otra persona cometió un agravio o porque tu mismo la dejaste escapar) la vida os separa. El caso es, y, aunque en el momento todo parezca dramático (mentes a cupido, su descendencia y clames al cielo que nunca volverás a enamorarte) que sigues con tu vida, conoces a gente maravillosa y diversa, que te hace crecer y enriquecerte como ser humano pero nunca es auténtico, no es como “aquella chic@” que marco un antes y un después; estas a gusto e incluso podrías ser razonablemente feliz incluso asentarte con esa nueva persona, pero tu alma no la reconoce como “LA PERSONA”…no te manda las señales que te hagan “dar el paso”.

Será entonces que ¿aquel antiguo amor nuca se fue?…¿hasta donde llega la idealización de alguien que sientes que era tu alma gemela? Y en consecuencia ¿donde comienza el amor verdadero que nunca se extingue; ese del que se habla en libros, se interpreta en películas y que hace que la vida sea un extasis sin igual? En resumidas cuentas IDEALIZACIÓN VS AMOR VERDADERO y para aderezar el coctel ¿que papel juega el destino en todo esto?.

Creo que todos tenemos una misión, un plan que armoniza exquisitamente con el universo, pero también es cierto que no esta escrito en piedra, no importa las vueltas que des, las subidas y las bajadas o los atajos que quieras tomar…al final cumplirás la función que tu alma tiene en esta vida…por lógica igual pasa con el amor, puedes dar mil vueltas, establecer mil relaciones, tal vez en una de ellas hallar a tu alma gemela y, en algún punto “perderla”, pero si tu destino es que estés junto a ella/el, lo harás…puede que no sea ahora, en este instante; puede que tengas que recordar a tu esencia lo maravilloso que fue y porque la/ le dejaste ir, incluso puede, que aquella persona fuera tan especial que condicione de forma inconsciente a través de proyecciones, deseos y anhelos el resto de parejas que tengas… nunca se sabe, tal vez suceda que solo compartas unos meses al final de tu vida…pero si has de estar y compartir…lo harás y solo por eso merece la pena amar y dejarse amar.

Solo por la posibilidad de gozar de unos efímeros momentos de plenitud con la persona que sientes que es tu completitud merece la pena mil errores (que no lo son, en tanto en cuanto sepas dar el enfoque correcto)…porque si hay dos certezas en esta vida es que.:

1) que de todo se aprende y que todo, hace recordar cada vez más cual es tu esencia verdadera.

2) que la vida es un regalo que merece la pena vivir instante a instante a pesar de la presencia de ciertas dificultades y de etapas oscuras…

Porque y como dijo Gandi en su día. TODO LO QUE HAS EN TU VIDA SERA INSIGNIFICANTE, PERO ES MUY IMPORTANTE QUE LO HAGAS PORQUE NADIE LO HARÁ.

Anuncios

Almas viejas

La mayoría de la gente, espera que sea el destino el que descubra los secretos y misterios de la vida; pero luego entre esa multitud, entre la muchedumbre de la gente, existe un grupo muy reducido que no espera las señales, son unos pocos escogidos, son almas viejas que viven intensamente la vida y ven sus misterios y secretos antes de que el velo se levante… Porque son los dueños y amos de su propio destino.

El arte, la música, la literatura… Todo lo que tiene que ver con lo artístico; hace que las pasiones y emociones resurjan, fluyan y activen el intelecto. No obstante los caprichos de la vida hacen que a veces una chispa prenda todo, la llama surge refulgente y entre todo una personalidad completa y compleja se apropia de todas las cualidades de lo artístico, mostrando que es ella en si misma una obra maestra cuyos versos cifrados en la dicotomía de la ambivalencia, solo esta al alcance de unos pocos, esas almas viejas elegidas que saben ver más allá de la cubierta…

SALTA

Si necesitas cerciorarte de que todo “va a funcionar” antes de saltar, nunca saltarás hacia nada.

Esa acción de “saltar”, de correr un riesgo, de asumirlo y abrazarlo será indiscutiblemente la aventura mas grande de toda tu vida. No te niegues a ti mismo el darte una oportunidad.

SALTA y confía en que la vida te reportara siempre beneficios independientemente de lo que suceda….porque la vida es para vivirla y para sentirla…porque si de algo estoy segura a mis 34 años es que solo puedo arrepentirme de aquello que no hice…

El amor y la filosofía

Incluso a través de la filosofía puedo gritar y expresar que TE AMO de todas y cada una de las formas posible….

Si bien es cierto que, una cara, un cuerpo bonito atraen… de sobra sabes que tu esencia, tu magnetismo, tu vibración y esa sensación de paz que me inunda cuando estamos juntos…es lo que de verdad y auténticamente de arranca casa suspiro que cuando menos espero sale de mis labios acompañado de un recuerdo o un deseo a tu lado.

Te amo de forma platónica; visualizando sueños, esperanzas que se antoja cual paisaje ideal y, que siento en cada fibra de mi cuerpo cuando estoy a tu lado, más el lado aristotélico y su lógica guardan un exquisito equilibrio con el amor descártico, cuyo método es siempre el exacto y acertado.

Mas si esto que siento sigue la ética del amor spinozo, jamás será un sentimiento hóbbico que tiraniza y apresa el espíritu; te amo a ti, con todos tus lado y con cada una de tus facetas…mi tendencia liberal a amarte de forma lockiana propicia un amor salvaje típico del amor rousseauso.

Porque nuestra historia parte de lo kantiano o trascendente, pues estamos destinados a vivir un amor hegeliano propio de la dialéctica cuando nuestras frases y conversaciones fluyen de forma natural y espontánea.

Siento que la emoción que se apodera de mi cuando estamos juntos, permaneciendo en silencio, es propia del amor marxista, pues juntos todo lo podemos, incluida la revolución de nuestros corazones que afloran nuestro lado comtiano, en la que el amor muestra su mejor y positiva cara…porque como Nietzsche diría…todo lo que se hace por amor acontece mas allá del bien y del mal.

¿Cual es la razón válida para amar a alguien?

¿Creéis en el destino? A ver, aunque los que me conocéis un poco o me seguís a través de esta web o del Facebook y por supuesto los que me conoces en persona y, de algún modo habeos podido conocer un poquito de mi, sabes mi exagerada tendencia a racionalizar las cosas, a buscarles un sentido y una comprensión (o en su defecto, si no logro descodificar toda la información, entender o dotar de lógica y coherencia distintos aspectos de mi vida y del día a día).

Entonces…¿Porque una persona con esa tendencia racional habla del destino?, ¿Es acaso opuesto lo racional y lo irracional? o ¿Por el contrario guardan en cierto modo un equilibrio entre aquello que entendemos y que queremos entender y se nos escapa de los límites de nuestra comprensión?

Cuando hablo del DESTINO me gustaría matizar que mi PRETENSIÓN es aislarlo del ámbito religioso, no obstante reconozco que contiene cierto sentido espiritual… ¿Y… acaso religión y espiritualidad no es lo mismo?…Pues no querid@ amigo…pero ese post (porque es un tema que da para mucho) lo dejo aparcado para otro momento… El caso y sin salirme del tema.

Creo en el alma al igual que creo en la reencarnación, aunque soy una persona la cual me he criado en un ambiente católico apostólico y romano, me bautizaron e hice la comunión, en mi familia nunca me han impuesto la religión y con ello ciertas normas de obligado cumplimiento de un “buen practicante”.

Mis años de universidad las curse en una universidad Salesiana, lo cual implica que las asignaturas de libre configuración (pasaron a ser como solíamos decir… libre configuración obligatoria) trataban sobre religión, teología y moral…vamos que por falta de información no es… pero mi forma de entender el mundo se aleja bastante de imposiciones, obligaciones y figuras espirituales a las que hay que temer… Con la vida y mis distintas experiencias poco a poco me he ido creando al igual que todos una forma de entender y, por así decirlo vivir la vida… en la que la curiosidad, la investigación pero también el respeto y tolerancia a otras creencias es la columna vertebral de mi día a día. Si bien es cierto que cuando hablo más en profundidad de estos temas, cualquier persona con algo de lectura me dirá, que mi forma de vivir se asemeja más a las religiones orientales, aunque siendo sinceros y haciendo honor a la verdad, no me gusta demasiado encasillar mis creencias, ya que aunque la base no cambia, ciertos aspectos creo que se pueden ver modificados con las experiencias y circunstancias de la vida. (Lo que me vale hoy puede que mañana ya no…).

Volviendo a lo que iniciaba en el post, EL DESTINO Y EL ALMA… creo que el alma existe, y creo que cuando venimos a esta vida elegimos muchas cosas (desde nuestros padres, a nuestra situación particular y por supuesto, las dificultades con las que vamos a tener que lidiar…) creo que todo lo que eliges es porque has de realizar un aprendizaje concreto, que en otras vidas pasadas no as obtenido o no has logrado alcanzar, pero al igual que creo que hay una idea general un plan general (ese es mi concepto de destino) también creo que no hay un camino rígido y, que de alguna manera u otra alcanzaras esos aprendizajes por diversas vías y experiencias y, de no ser así…cuando vuelvas, repetirás la materia correspondiente hasta que aprendas la lección y puedas pasar a otro nivel de complejidad. Porque todo en esta vida amig@ sigue un proceso y, no podemos entender y asimilar las trascendencia global de muchas cosas si antes no nos entendemos a nosotros mismos como seres humanos y criaturas que forman parte de un todo.

Siguiendo con el destino y el alma, esto afecta a todos, creo sinceramente que a veces nos encontramos con personas con las cuales hemos coincidido en vidas pasadas (puede que en esta vida, sea tu hermano, o un profesor y que en la anterior tuviera otro papel diametralmente distinto…) te cueste creer o no, todo esta especie de “caos cósmico” guarda un perfecto equilibrio entre tus aprendizajes personales y los de las demás almas. El universo se desenvuelve tal y como debe…

Entonces, si hay un destino, si existe el alma…¿Hay también un alma gemela?… Creo que en anteriores post he hablado del concepto de alma gemela que nos han vendido (ese concepto prefabricado y absurdo que solo crea en muchos casos frustración y desesperación). Creo que hay almas afines, complementarias y que, están o se cruzan en tu vida porque has de aprender algo, y ese aprendizaje, no necesariamente tiene que estar relacionado con la parte romántica… Creo sinceramente que si escuchas tu intuición y tu voz interior, cuando conoces a una persona, y si eres capaz de silenciar la multitud de ruido, prejuicios y condicionamientos previos… puedes sentir si su energía es afín con la tuya (vamos, los que tiene a ser si la persona te da buena vibración o no…y, que no es si no una forma de vibrar en la misma longitud de onda).

Pero a veces…sucede que cuando conoces a alguien si se produce esa conexión especial, esa especie de química que inevitablemente vinculas y asocias a lo romántico, y sientes en todo tu ser…que ese alma, que esa vibración esta en sintonía contigo y que saca de ti la máxima potencialidad.

ASI QUE…¿CUAL ES LA RAZÓN PARA AMAR A ALGUIEN?…

El reencuentro y el recuerdo; un día sin más de repente te cruzas y conectas con esa persona, con ese alma y, la recuerdas de algún modo en el fondo de tu inconsciente… cuando la ves… todo cambia, y aunque racionalmente es una locura todo parece cobrar sentido; como si de una película se tratara las imágenes se agolpan como fotogramas en tu cabeza, y descubre una nueva realidad… de repente las leyes físicas ya no te sirven, la misma gravedad deja de existir, sientes que tu cuerpo es sacudido y zarandeado como si estuvieras en una montaña rusa y, el centro de la tierra no es la que te atrae y te mantiene pegado al suelo, sientes como si ese centro se desplazara y como un millón de cables de acero se soldaran y, se unifican con esa otra persona…

Tienes un De javú en toda regla y percibes un lejano recuerdo que te conecta con esa alma un recuerdo que poco a poco y con el tiempo recuerdas con total y absoluta nitidez. Y ya no importa nada, porque aunque tu estas completo y naces completo, la conexión y la energía que surge ante la presencia con esa persona hace que todo vibre a tu alrededor… No importa nada más, harías cualquier cosa, serías cualquier cosa por esa alma…

Sobre la AMISTAD

La vida nos pone pruebas y situaciones de distinta complejidad y, si hay algo seguro en que en esta vida hay que luchar.

Cuando algo bueno se presenta en tu vida, o tienes un sueño, hay que dejarse la piel para mantenerlo o lograrlo…habrá muchas etapas, entre ellas momentos en los que creas que hay que dejarlo todo o tirarlo por la borda, pero no lo hagas…lucha hasta el último aliento, pues solo entonces y si finalmente las cosas no salen, solo entonces, podrías decir.:

– LO INTENTÉ, DI LO MEJOR DE MI MISMO SIN RENDIRME.

Llevo días pensando sobre la amistad; la de verdad, la que se escribe con mayusculas.

LA AMISTAD es uno de los bienes más preciados que tenemos; es aquello que engrandece a las personas y nutre el alma. Creo que los amigos son como los libros, no es cuestión de tener muchos, si no de poseer los mejores. Son aquellas personas con las que puedes ser enteramente humano, mostrar cada una de tus rarezas, sin quedar expuesto a críticas o juicios; un buen amigo es alguien con el que se comparte tanto y tan intensamente, que puedes llegar a pensar en voz alta; es alguien que te conoce tal y como eres, comprende donde has estado, te acompaña en tus logros y fracasos, celebra tus alegrías y comparte tu dolor y JAMAS te juzga por tus errores.

Por eso hoy te digo querido amig@ que; estuve, estoy y estaré siempre. Cuando tu mundo se desmorone, te invito a venir al mío, porque yo estaré ahí para tí…cuando nadie más lo esté siempre de manera incondicional.

Estado emocional… en línea…

Hace un tiempo, un amigo puso algo sobre ciertos estándares en las relaciones, mejor dicho, posteó sobre la galantería y el arte de seducción a la hora de conocer a una persona que te llama la atención y, a la que te gustaría conocer.

La verdad es que aquellas palabras me gustaron mucho. Mencionaba lo bonito que es hacer preguntas como ¿quieres ser mi novia? o ¿quieres dar un paseo?… ¡Si! hablo del tipo de cosas que a los que les gusta lo romántico hacen que se derritan cual cubitos de hielo e incluso a los que no nos gusta demasiado la vainilla… también surte su efecto, haciendo que el corazoncito te dé un “pinchazo” y se genere cierta ilusión. Son esos clásicos que hacen que el amor prevalezca y merezca la pena.

En respuesta a aquel post (del cual ya hace mucho tiempo), tengo que responder que no creo que la caballerosidad y la galantería se algo de la “vieja escuela” ni mucho menos que sea cosa de “viejos” o que haya muerto… es sólo algo que actualmente está en “desuso”.

Todo lo que se lee en la novelas, en poemas es bajo mi punto de vista el amor en estado puro, el amor sin condición y entregado… pero tb es un AMOR extremo y algo obsesivo, un poco posesivo y a veces tormentoso. Un modelo de amor que me gustaba de adolescente y del que ahora huyo bastante… porque soy más de la clase de chicas que prefiere querer que amar…. no obstante hoy me gustaría reflexionar sobre algo…

En los tiempos que corren, las nuevas tecnologías has invadido nuestro mundo; y que me lo digan a mi… que al final mi tesis doctoral ha tratado ampliamente de todos los aspectos de las redes sociales y demás.

El caso es que las Tic’s estas haciendo que los seres humanos estemos curiosamente “conectados” pero a la vez terriblemente alejados y solos.

Albert Einstein dijo en una ocasión.: “el día que la tecnología supere al ser humano, tendremos una generación de idiotas”. Pues bien, señores… Welcome to stupid generation!!!

¡Vale, lo reconozco! Yo también uso whatsapp y Facebook, estoy impregnada de las nuevas tecnologías….pero pensemos un poco; ¿que nos esta pasando?, ¿en qué nos estamos convirtiendo?, ¿dónde ha quedado el amor?, ¿ y el romanticismo?.

No voy a pecar precisamente de falsa moral; los que me conocéis y aunque escribo textos románticos, sabéis que no soy precisamente “una princesita que esta enamorada de la idea del amor”, es más, creo que el amor de verdad, además de nacer por la química cerebral, se construye y alimenta día a día….

Pero pensar un poco. El nuevo modelo de relaciones se basa casi en exclusiva en las redes sociales y, esta mediatizando nuestros comportamientos en función de “la ultima hora de conexión”; uno solo se siente bien cuando la persona que supuestamente nos quiere esta pendiente del movil 24 horas al día, nos hemos obsesionado con el doble cheek azul y en ausencia de poder entender la inmensidad y complejidad del lenguaje, en ausencia de la comunicación no verbal, tenemos que usar emoticonos para que no haya malos entendidos….

¿Que amor artificial hemos creado? Y peor aun, ¿porque nos ha comido el terreno, sintiendo ciertos gestos como auténtica muestra de afecto? resulta un poco triste, que el estado de humor, incluso que el día a día, quede supeditado a que la persona que te quiere te de los buenos días y las buenas noches. ¿Que amor acepta leer las convercasiones con otras personas?, ¿ realmente necesitamos para demostrar lealtad dar la clave y contraseña de nuestra privacidad? ¿Es esa la GRAN muestra de amor?; sinceramente me pregunto ¿porque estamos siempre buscando un motivo para desconfiar?, ¿porque le damos más peso a las palabras y frases bonitas, a los poemas de otros y no a los detalles? ….¿que ha sido de mirar a los ojos y notar ese cosquilleo en el estómago?, que fue de esas risas que salen solas cuando escuchas alguna tontería de alguien que se presta especial, ¿donde quedaron los besos, los paseos de la mano…los sueños del mañana y el, que pasaría si….?

Hoy me he puesto especialmente reflexiva, porque últimamente escucho muchas cosas, “supuestos” problemas y malos entendidos en las parejas de los enamorados y los apasionados… todas tienen algo en común… todas olvidaron los hechos y se quedaron solo con la palabra, olvidaron lo importante quedándose solo en la superficie….

Pues bien, sinceramente no me resigno, tratare de seguir siendo a pesar de mi pragmatismo alguien que a pesar de los riesgos, viva el amor y la vida intensamente, paladeando cada segundo y recordando a mi alma su auténtica esencia….

Sobre las Relaciones

Me considero una persona tremendamente racional, a tal punto, que llego a desesperar a mucha gente, solo unos pocos, logran verme tal y como soy en realidad; supongo que en cierta forma por eso escribo, para expresar las emociones que día a día no manifiesto de forma tan “natural”.

En cualquier caso, en el post de hoy me gustaría recapitular una reflexión que encontré de uno de los libros que leí hace poco (Conversaciones con Dios), es sin lugar a duda un libro que me hizo recordar muchas cosas, reafirmar muchas creencias que había en mi. Por ello os invito a que leáis estas lineas que no tienen desperdicio.

SOBRE LAS RELACIONES 

Hay una manera de ser feliz en las relaciones y consiste en utilizarlas, para el fin que les es propio, y no para el que tú les has designado. Las relaciones son una prueba constante; constantemente invitan a crear, expresar y experimentar las más evaluadas facetas de ti mismo, las mayores visiones de ti mismo, las más magnificas versiones de ti mismo.

Cuando las relaciones amorosas humanas fracasan (aunque en realidad las relaciones nunca fracasan, excepto en el sentido estrictamente humano de que no producen el resultado que quieres) es porque se habían iniciado desde una razón equivocada.

Resulta muy romántico decir que tú no eras nada, hasta que llego esa otra persona tan especial; que ahora te sientes completo, pero no es cierto. El objetivo de la relación no es tener a otra persona que te complete, sino tener a otra persona con la que compartir tu completitud. Cuando no se enfocan las relaciones de esta forma, se genera una increíble presión sobre esa persona, forzándole a ser toda una serie de cosas que no es. Al no querer desengañarte trata con gran esfuerzo de ser y hacer esas cosas, hasta que ya no puede más. Ya no puede completar el retrato que te has forjado de el o ella. Ya no puede desempeñar el papel que se le ha asignado. Surge el resentimiento y después la cólera.

He aquí la paradoja de todas las relaciones humanas: no necesitáis a una determinada persona para experimentar plenamente quienes sois, y sin un otro, no sois nada. El problema es sumamente básico, vuestro mas magnifico sueño, vuestra mas alta idea y vuestra mas acariciada esperanza se había referido a vuestro amado otro. En lugar de a vuestro amado yo. La prueba de vuestras relaciones se había referido al hecho de hasta que punto el otro se ajustaba a vuestras ideas, y en que medida considerabais que vosotros os ajustabais a las suyas. Sin embargo, la única prueba autentica se refería al hecho de hasta que punto vosotros os ajustabais a las vuestras.

Si dejáis que, en una relación con otra persona, cada uno se preocupe de si mismo, de lo que uno mismo es, hace y tiene; de lo que uno mismo quiere, pide obtiene, de lo que uno mismo busca, crea, experimenta… todas las relaciones servirán magníficamente a este propósito, y a quienes participan en ellas. Deja que, en la relación con otra persona, cada uno se preocupe, no del otro, sino solo y únicamente de si mismo. Parece una enseñanza extraña, ya que os han dicho que en la forma mas elevada de relación una se preocupa únicamente del otro. Pero yo te digo esto: es el hecho de centrarte en el otro, de obsesionarte con el otro, lo que hace que las relaciones fracasen.

El maestro entiende que no importa lo que el otro sea, haga, tenga, diga, quiera o pida. No importa lo que el otro piense, espere o planee. Solo importa lo que tú hagas en relación con ello. La persona que mas ama es la persona que esta mas centrada en si mismo. Si no te amas a ti mismo, como puedes amar a otro. Mucha gente comete el error de tratar de amarse a si mismo a través de amar a otro.

Dos personas se unen para compartir su vida, esperando que el todo será mas que la suma de las partes, y se encuentran con que e menos. Se sienten menos que cuando estaban solos. Menos capaces, menos hábiles, menos apasionantes, menos atractivos, menos alegres, menos contentos…Y ello es así porque son menos. Han renunciado a la mayor parte de lo que son con el fin de tener y conservar la relación. Las relaciones nunca han tenido porque ser así, pero así es como la han experimentado la mayoría de personas que conoces.

Finalmente la persona que trataba de hacer lo correcto para con el otro, perdonar en seguida, mostrar compasión, hacer continuamente la vista gorda ante determinados problemas y comportamientos, se convertía en una persona resentida, colérica y desconfiada, incluso ante dios, pues ¿como puede un dios justo pedir ese sufrimiento, esa tristeza y ese sacrificio interminables, aunque sea en nombre del amor?

La respuesta es que dios no pide eso. Dios pide únicamente que te incluyas a ti mismo entre aquellos a quienes amas, pero no solo eso, dios propone y aconseja que te incluyas el primero.