Estado emocional… en línea…

Hace un tiempo, un amigo puso algo sobre ciertos estándares en las relaciones, mejor dicho, posteó sobre la galantería y el arte de seducción a la hora de conocer a una persona que te llama la atención y, a la que te gustaría conocer.

La verdad es que aquellas palabras me gustaron mucho. Mencionaba lo bonito que es hacer preguntas como ¿quieres ser mi novia? o ¿quieres dar un paseo?… ¡Si! hablo del tipo de cosas que a los que les gusta lo romántico hacen que se derritan cual cubitos de hielo e incluso a los que no nos gusta demasiado la vainilla… también surte su efecto, haciendo que el corazoncito te dé un “pinchazo” y se genere cierta ilusión. Son esos clásicos que hacen que el amor prevalezca y merezca la pena.

En respuesta a aquel post (del cual ya hace mucho tiempo), tengo que responder que no creo que la caballerosidad y la galantería se algo de la “vieja escuela” ni mucho menos que sea cosa de “viejos” o que haya muerto… es sólo algo que actualmente está en “desuso”.

Todo lo que se lee en la novelas, en poemas es bajo mi punto de vista el amor en estado puro, el amor sin condición y entregado… pero tb es un AMOR extremo y algo obsesivo, un poco posesivo y a veces tormentoso. Un modelo de amor que me gustaba de adolescente y del que ahora huyo bastante… porque soy más de la clase de chicas que prefiere querer que amar…. no obstante hoy me gustaría reflexionar sobre algo…

En los tiempos que corren, las nuevas tecnologías has invadido nuestro mundo; y que me lo digan a mi… que al final mi tesis doctoral ha tratado ampliamente de todos los aspectos de las redes sociales y demás.

El caso es que las Tic’s estas haciendo que los seres humanos estemos curiosamente “conectados” pero a la vez terriblemente alejados y solos.

Albert Einstein dijo en una ocasión.: “el día que la tecnología supere al ser humano, tendremos una generación de idiotas”. Pues bien, señores… Welcome to stupid generation!!!

¡Vale, lo reconozco! Yo también uso whatsapp y Facebook, estoy impregnada de las nuevas tecnologías….pero pensemos un poco; ¿que nos esta pasando?, ¿en qué nos estamos convirtiendo?, ¿dónde ha quedado el amor?, ¿ y el romanticismo?.

No voy a pecar precisamente de falsa moral; los que me conocéis y aunque escribo textos románticos, sabéis que no soy precisamente “una princesita que esta enamorada de la idea del amor”, es más, creo que el amor de verdad, además de nacer por la química cerebral, se construye y alimenta día a día….

Pero pensar un poco. El nuevo modelo de relaciones se basa casi en exclusiva en las redes sociales y, esta mediatizando nuestros comportamientos en función de “la ultima hora de conexión”; uno solo se siente bien cuando la persona que supuestamente nos quiere esta pendiente del movil 24 horas al día, nos hemos obsesionado con el doble cheek azul y en ausencia de poder entender la inmensidad y complejidad del lenguaje, en ausencia de la comunicación no verbal, tenemos que usar emoticonos para que no haya malos entendidos….

¿Que amor artificial hemos creado? Y peor aun, ¿porque nos ha comido el terreno, sintiendo ciertos gestos como auténtica muestra de afecto? resulta un poco triste, que el estado de humor, incluso que el día a día, quede supeditado a que la persona que te quiere te de los buenos días y las buenas noches. ¿Que amor acepta leer las convercasiones con otras personas?, ¿ realmente necesitamos para demostrar lealtad dar la clave y contraseña de nuestra privacidad? ¿Es esa la GRAN muestra de amor?; sinceramente me pregunto ¿porque estamos siempre buscando un motivo para desconfiar?, ¿porque le damos más peso a las palabras y frases bonitas, a los poemas de otros y no a los detalles? ….¿que ha sido de mirar a los ojos y notar ese cosquilleo en el estómago?, que fue de esas risas que salen solas cuando escuchas alguna tontería de alguien que se presta especial, ¿donde quedaron los besos, los paseos de la mano…los sueños del mañana y el, que pasaría si….?

Hoy me he puesto especialmente reflexiva, porque últimamente escucho muchas cosas, “supuestos” problemas y malos entendidos en las parejas de los enamorados y los apasionados… todas tienen algo en común… todas olvidaron los hechos y se quedaron solo con la palabra, olvidaron lo importante quedándose solo en la superficie….

Pues bien, sinceramente no me resigno, tratare de seguir siendo a pesar de mi pragmatismo alguien que a pesar de los riesgos, viva el amor y la vida intensamente, paladeando cada segundo y recordando a mi alma su auténtica esencia….

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s