Cumplir órdenes…

Lo cierto es que uno nunca sabe como va a reaccionar en los momentos cruciales, en esos momentoque trasforman su vida, hay gente que reacciona mal a las noticias, otras dejan que les resbale y siguen adelante, el hecho que sean buenos o malos, los días que trasforman nuestra vida siguen en el calendario, pones una mar y sigues adelante y esperas que el próximo día trascendente vaya en la dirección que deseas.

El ser humano, o al menos una amplia mayoría de nosotros, evitamos enfrentarnos al hecho de tener que decidir, intentamos delegar las responsabilidades en otros, incluso “obedecer”.

Tomar decisiones es duro, porque en la mayoría de las ocasiones y de formas mas o menos directa implica que lo que decidas no simple gustará a los demás… ¡Si!, es muy fácil decir aquello de, pero si realmente al que le tiene que importar es a uno mismo; pero lo cierto es que pocos o muy pocos tenemos la capacidad de quedar “como los malos de la peli”.

Supongo que por eso, hay cierto consuelo en obedecer ordenes, solo tienes que hacer lo que te dicen, no requiere esfuerzo mental, ni provoca dudas y te “absuelven” completamente de toda responsabilidad… Pero hay un problema en esto de ser “obediente y abnegado” y es que si tienes conciencia vas a pasar algún que otro mal trago, pues si crees que los posibles juicios de los demás pueden ser duros… La propia conciencia es el arma más aterradora que existe.

Se dice que la capacidad de obedecer ciegamente a las personas es lo que las convierte en monstruos, o, a personas corrientes en héroes; todo depende de las ordenes dadas, ahí esta el truco, porque todos somos responsables de la elección de nuestro líder y de a quien decidimos seguir…

Demos ordenes o las cumplamos, todos contribuimos al resultado final….la responsabilidad es compartida entre todos.

Da lo mismo quien de las ordenes o quien las cumpla, antes o después debemos responder ante un poder mayor…

No olvidéis nunca lo que dijo MILGRAM…

Puede ser que seamos marionetas, marionetas controladas por los hilos de la sociedad. Pero al menos somos marionetas con percepción, con conciencia. Y quizás nuestra conciencia sea el primer paso de nuestra liberación”.

STANLEY MILGRAM

Anuncios

Equilibrio

No lo vi venir… Hace tiempo escuche por ahí una frase muy bonita ( creo que es de la peli remember me) que decía algo así como: nuestras huellas dactilares no se borran de las vidas que tocamos…

Por alguna especie de razón que aún no alcanzo a entender y con una certeza abrumadora, se que se ha derrumbado mi puto plano existencial (todas las teorías que me había montado…se fueron a la mierda en el instante que te cruzaste en mi camino)

He perdido el equilibrio, el norte y si me apuras puedo decir que la brújula de mi emocionalidad esta imantada… girando y dando vueltas como loca intentado encontrar de nuevo el camino hacia puerto seguro…un rumbo que tomar para dar sentido a todo esta locura…

Después de que “te fueras a por tabaco” (sarcasmo más que evidente teniendo en cuenta que no fumas) y, no volvieras. Pasé las perores 72 horas de mi vida… Aún estoy tratando de sopesar si fueron las peores de mi existencia….en la que creí volverme loca, es más los días previos a ese acontecimiento, me sentí glen clouse en la peli de atracción fatal, y, YO BO SOY DE ESE TIPO DE CHICAS, pero toooodo fue tan rato, tan extraño, tan putisimamente caótico …

Sabes, y los que me conocen, saben que soy terriblemente analítica (a veces eso saca de quicio). NECESITO entender las cosas y darle cierto sentido a lo que sucede en mi vida, por eso y desde hace muchos años le doy nombre a todo…le pongo cara a cada emoción, a cada sentimiento, lo identifico y racionalizo…No se si es bueno o no, si es sano o no…solo se que a mi me ayuda a conocerme y mantener mi micro-mundo bajo control….pero lo cierto es que no estaba preparada para lo que me ha venido…para la cantidad de emociones que me han sobrecogido inundándome por completo.

No es solo una cuestión de afecto…o de amor… Por supuesto todo esto no sólo puedo ceñirlo al sexo… es mas profundo que eso, me ha hecho cuestionarme ciertas cosas que me han turbado bastante…creí que había encontrado mi camino, pero ahora entiendo que no…

Lo mas gracioso de todo estoy y después de Llorar hasta creer quedarme seca…viniendo hoy he escuchado una verdad que me ha dado un “mazazo” tremendo, me ha hecho abrir lo ojos y verlo todo desde un punto de vista distinto:

Muchas veces perder el equilibrio por “amor” es parte de vivir una vida CON EQUILIBRIO

Así que la moraleja de todo este entuerto es que lo que tenga que ser será…no me gustan las incertidumbres, pero no voy a seguir frustrándose e intentado dar lógica a algo que se que con un poco de tiempo se pondrá en su lugar…

Arrepentimiento 

No creo que haya habido un hombre o una mujer que nos se haya arrepentido de nada en la vida…; posiblemente eso sea bueno.

Se suele decir que el trabajo bien hecho es una “obligación” sin embargo, jamás olvidamos aquello en lo que fallamos; porque, en el fondo son nuestros fracasos mas que nuestros éxitos, los que moldean nuestra personalidad.

A pesar de nuestros fallos guíen nuestro destino, somos duros y nos adaptamos, por pura supervivencia, sin embargo no debemos olvidar que podemos hayar la redención en los actos humanos mas simples.

En la vida de cada persona siempre existen días importantes y significativos, esa clase de momentos en los que podemos decir:

–  ¡ Aquel día lo cambio todo!…¡aquel día ayudo a definir quien soy!.

Generalmente son días en lo que ocurre un acontecimiento importante; el día de tu boda, del nacimiento de tu primer hijo, o del reencuentro con alguien especial, tú graduación… Pero también pueden ser días corrientes con momentos extraños y sucesos aparentemente intrascendentes; son esos los días clave, son esos momentos tan enormes que te dejan literalmente sin aliento.

Hay un dicho popular y que muchos habréis oído en algún momento… y es que dice, que en muchas ocasiones hay puertas que es mejor no abrir… pero generalmente no nos damos cuenta, hasta que estamos en el otro lado. Todo cometemos errores, esta en nuestra naturaleza. Las puertas que decidimos abrir determinan nuestro camino de por vida; seamos valientes,  desgraciados, absurdos, sensibles… Nuestros actos definen nuestra vida, nuestro viaje y no se puede ir a ninguna parte sin abrir antes “la puerta”.

Esas puertas que decidimos o no abrir, las decisiones que tomamos, los riesgos que asumimos en nuestras vidas son como PNR (punto de no retorno). Pasar el punto de no retorno no es algo que ocurra sin mas…es una elección de cada uno, y cuando decidimos cruzar la línea tenemos que asumir las consecuencias.

No hay promesas de que el resultado sea positivo y que al igual que Cesar, al cruzar el Rubicón ganemos un imperio. Lo único que sabemos es que algo cambiara y que tendremos que vivir con ello; y eso es lo mas duro, porque es nuestro pasado quien define quienes somos… podemos platearnos que decir un millón de veces, pero nuestras decisiones son nuestras, se convierten en parte de nosotros.

Y aunque crucemos el rio, nuestras huellas quedara para siempre en la otra orilla.

Así fuimos…

Cuando me paro y, reflexionó; llego con cierto estupor a una verdad que es terrible, incluso algo angustiosa; no obstante no quiero que te sientas culpable…

Porque la culpa no es tuya, tampoco es mía, prefiero pensar que tal vez no era nuestro momento, el momento adecuado para que fuéramos “felices”…

Últimamente parece que escribo baladas tristes en un café solitario… Aunque lo cierto es que no sé si son tristes o no… Porque no puedo sentir nada… Estoy hueca; vacía e incapaz de reconocer mis emociones, embotada completamente y con la sensación de no poder volver a sentir…
Hace años escuche en una película que uno de los personajes solo puede tener tres grandes amores en su vida…pues bien…tú fuiste ese tercer gran amor…el mejor de todos, el más maduro, coherente y consciente,  pero a la vez loco, impulsivo y vivo… Sé de sobra que las grandes historias duran el tiempo exacto para ser inolvidables…pues así fuimos…en tan poco tiempo fue tanto; lo fue todo…

Y ya no hay más…solo la vida; que aunque no está nada mal y, tiene sus emociones y porsupuestisimo sus propias ideó sinceraseis, subidas y bajadas; un colofón de experiencias que me nutrirán sin duda alguna…

Pero en el amor… Eso se acabó para mí, lo sabes tan bien como yo, porque desde que te conocí, desde que di el salto de fe (que para una relativista es casi un milagro) supe que eras la persona adecuada, con la que quería pasar el resto de mi vida…y ahora no estás… Te has ido y con tu ausencia sinceramente ya no tengo ganas ni ilusiones de repetir, ni siquiera de intentarlo; el mundo se ha convertido en una realidad ajena y completamente extraña para mí, al final mi propia teoría de la profecía autó cumplida se hizo realidad…

Porque cuando llega a tu vida una certeza como la que tu representaste… Cuando tu mundo gira 180• ¿cómo olvidarlo?, ¿cómo obviarlo?… Cuando la vida te trae algo extraordinario ¿como negarlo?… Simplemente es matemáticamente improbable que dos veces suceda un milagro como el que fuiste tú para mí, o siendo más directa… Es matemáticamente imposible que un rallo caiga dos veces en el mismo sitio..

Solo sé que seguiré aquí, no porque te espere; si no porque no hay nadie más en este mundo que pueda recomponerme e inyectar la adrenalina suficiente como para que mi corazón vuelva a latir…