Cumplir órdenes…

Lo cierto es que uno nunca sabe como va a reaccionar en los momentos cruciales, en esos momentoque trasforman su vida, hay gente que reacciona mal a las noticias, otras dejan que les resbale y siguen adelante, el hecho que sean buenos o malos, los días que trasforman nuestra vida siguen en el calendario, pones una mar y sigues adelante y esperas que el próximo día trascendente vaya en la dirección que deseas.

El ser humano, o al menos una amplia mayoría de nosotros, evitamos enfrentarnos al hecho de tener que decidir, intentamos delegar las responsabilidades en otros, incluso “obedecer”.

Tomar decisiones es duro, porque en la mayoría de las ocasiones y de formas mas o menos directa implica que lo que decidas no simple gustará a los demás… ¡Si!, es muy fácil decir aquello de, pero si realmente al que le tiene que importar es a uno mismo; pero lo cierto es que pocos o muy pocos tenemos la capacidad de quedar “como los malos de la peli”.

Supongo que por eso, hay cierto consuelo en obedecer ordenes, solo tienes que hacer lo que te dicen, no requiere esfuerzo mental, ni provoca dudas y te “absuelven” completamente de toda responsabilidad… Pero hay un problema en esto de ser “obediente y abnegado” y es que si tienes conciencia vas a pasar algún que otro mal trago, pues si crees que los posibles juicios de los demás pueden ser duros… La propia conciencia es el arma más aterradora que existe.

Se dice que la capacidad de obedecer ciegamente a las personas es lo que las convierte en monstruos, o, a personas corrientes en héroes; todo depende de las ordenes dadas, ahí esta el truco, porque todos somos responsables de la elección de nuestro líder y de a quien decidimos seguir…

Demos ordenes o las cumplamos, todos contribuimos al resultado final….la responsabilidad es compartida entre todos.

Da lo mismo quien de las ordenes o quien las cumpla, antes o después debemos responder ante un poder mayor…

No olvidéis nunca lo que dijo MILGRAM…

Puede ser que seamos marionetas, marionetas controladas por los hilos de la sociedad. Pero al menos somos marionetas con percepción, con conciencia. Y quizás nuestra conciencia sea el primer paso de nuestra liberación”.

STANLEY MILGRAM

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s