¿Estamos predispuestos?….

Primero me gustaría enmarcar el término para que no deje duda.:
PREDISPUESTO; Según la RAE proviene Del lat. praedisponĕre. Conjug. c. poner; part. irreg. predispuesto.

1. Verbo transitivo. Preparar, disponer anticipadamente algo o el ánimo de alguien para un fin determinado. U. t. c. prnl. (usado también como pronominal).

¿Y eso?, ¿A cuento de que hablamos ahora de estar predispuestos ante algo?, pues bien querido lector, me gustaría centrar mi “discursito de hoy” en la tendencia que tenemos en predisponer y etiquetar todo, en darle un sentido y una coherencia a cada acto y experiencia que tenemos (una veces mas consciente que otras, obviamente). Y, ¡Ojo, que no digo que este mal, ni nada por el estilo!, solo intento evocar a la reflexión. Porque después de todo, ¿cuando vas con una idea preconcebida sobre algo, cuantas veces nos perdemos grande oportunidades o algo distinto, porque no se ajusta a nuestro patron o idea inicial?….

Dicho esto, empecemos.:

La vida es un conjunto de experiencia, hasta aquí todo bien, con esas experiencias con las vivencias y, el día a día normalmente adquirimos un aprendizajes o un bagaje, que hace que uno se forme un criterio de lo que quiere y lo que no quiere en la vida, lo que le gusta y lo que no, lo que tolera y los límites que son infranqueable, esas ideas o pre conceptos llamados “ETIQUETAS”, inundan tu mundo, tu día a día…

Vas poniendo etiquetas aquí y allá con el único fin de “simplificar tu vida”, porque como es lógico como sere humanos con energía y tiempo limitado, no podemos hacer una análisis detallado de caso por caso para ver si es o no adepto o que me aporta o no en la vida.

Pero a veces la etiquetas (y esa particular mania que tenemos todos los eres humanos de enjuiciar y clasificar todo lo que nos rodea) nos juegan una mala pasada, precisamente porque son eso…etiquetas, y, al cerrar, al enclaustrar algo con una serie de significado, puede que apartemos de nuestro entorno algo maravilloso que nos puede nutrir y hacer crecer en experiencia y sabiduría.

Y ahora me preguntareis…¡Si, si…pero concreta, que pareces un politico, diciendo mucho pero sin poner un ejemplo claro para que me entere!…¡Valeeeee, no seáis prisas, que todo llega!.

Bien el ejemplo que mejor se me ocurre y del cual el que más y el que menos todo tenemos algún referente, la relaciones humanas; bien, ¿ Y como integramos las relaciones humanas/ románticas en esto de la predisposición?, pues muy sencillo.

Como ya he dicho, uno con las experiencias de la vida va poniendo etiquetas, que ayudan a clasificar e identificar a la gente que, por así decirlo es mas afín a ti o se ajusta a tu idea y concepto de vida. La gente que (ojo a la expresión que es muy importante) que mantiene tu Status Quo y tu zona de conford.

Uno en general se rodea de la gente que le “aporta” y refuta sus ideas e ideales, que casa en su vida y sus normas, QUE ES AFÍN porque ¿Quien en su sano juicio querría debatir con alguien diametralmente opuesto?, ¿Quien querría hacer un ejercicio de reflexión y romper las ideas y patrones preestablecidos, que aunque validos no necesariamente son aplicables y válidos para a todos los casos que se cruzan en mi vida?…eso sería cuanto menos una locura (lease esto ultimo con tono sarcástico al máximo).

Pues bien eso sucede con la relaciones en general, uno tiene una serie de ideas, de conceptos y de etiquetas, una serie de requisitos que quiere que la gente cercana tenga…esas ideas que hacen que la zona de confort sea cada vez mas homogénea y mas segura… Uno se forja standards, normas, ideales etc… por ejemplo.:

¿Como es tu chi@ perfecto?, ¿Como es tu amigo perfecto?, ¿Tu amante perfecto?; ¿Que cualidades ha de tener?, ¿Alguna característica física concreta?, ¿valores?, ¿Ideas políticas?, ¿Pensamientos filosóficos?, ¿Metas ante la vida?…

Bien pues todo eso, todas esas respuestas son las etiquetas que TU pones y que crean una predisposición a la hora de conocer a alguien nuevo… (Amig@, amante, novi@, folla amig@)…. pero esas ideas que revolotean en tu cabeza afectan a todo, no solo al plano humano y romántico, afectan e impregnan absolutamente a todo, incluso a la hora de buscar un trabajo, de cursar unos estudios, o de comprar un coche… las etiquetas y la predisposición es una plaga en nuestra vida….

Pero intentemos ser más concretos, por poner un ejemplo, cuando conoces a alguien que “llama tu atención”, inconscientemente uno empieza a poner el “pero” por delante, en plan.:

Es buen chic@, me encuentro a gusto con el/ella, pero ahora no quiero nada serio, o, en el caso de si querer algo serio, automáticamente lo descartas pensado por la otra persona (pensando POR y no EN… ojo que es importante el matiz); aun así haces un esfuerzo y dedicas tu tiempo (SI, SI… TU TIEMPO… ese bien tal valioso que tenemos y, que rara vez valoramos), analizas la situación y de forma mecánica comienzas a repasar las distintas etiquetas que tienes y, que te ayudarán a compartimentár y organizar la relación que establecerás con ese chic@ que tienes delante y que ha captado tu atención.

Y no te das cuenta que al ir descartando y cerrando las opciones, al ir clasificando la situación, al racionalizarlo, puede que te estés pediendo algo distinto y muy muy grande. Si vas con una o muchas ideas preconcebidas ante la vida y las relaciones, seguramente no veas el amplio abanico de diversidad que tienes frente a ti, SI, puede que sea más “seguro”, pero creo sinceramente que te perderás muchas cosas.

Muchos son los filósofos, escritores y pensadores los que han citado y han hablado y abierto el debate sobre la vida, y la emoción de vivir… pero hoy me gustaría citar a alguien que en su día sirvió a modo de reflexión en la defensa de mi Tesina Doctoral…

Eleanor Roosevelt dijo.: El propósito de la vida es vivirla, disfrutar de la experiencia al extremo, extender la mano con impaciencia y sin miedo a vivir experiencias más nuevas y más enriquecedoras.

Desde hace un tiempo y, a modo de ejercicio propio, trato de evitar los prejuicios y pre-conceptos, cuando conozco a alguien intento pararme unos segundos, acallar todo el ruido que inunda mi día a día y concentrarme en mi intuición, en la energía que emana esa persona y desde ahi trazar un mapa individual y propio para esa persona, si, es cierto que eso ocupa mucho tiempo y demanda mucha energía, pero en lo que a mi respecta, es una experiencia que recomiendo a todo el mundo. PREDISPONER lo menos posible una relación incipiente es la mejor formula de aprender y nutrirte en todo campo.

Puede que esa persona se convierta en una nueva amistad, o tal vez, puede que conectes sexualmente con el/ella de una forma que nunca creíste, puede que se convierta en una relación que marque un antes y un después en tu vida o tal vez tengas delante a ESE UNICORNIO que te de un poco de todo y que haga de este momento de tu vida algo especialmente mágico y que recordaras siempre.

Louse L Hay… escribir algo así como.: Para cambiar tu vida por fuera debes de cambiar tu por dentro. En el momento que te dispones a cambiar, es asombroso como el universo comienza a ayudarte, y te trae lo que necesitas.

Pues eso mismo querido amig@, cuando te quitas el velo del pre concepto, del razocinio y de la autorregulación, descubres que la vida es maravillosa, que es un regalo que hay que sentir y disfrutar segundo a segundo y, que de poco o nada sirve ir de RACIONAL POR LA VIDA… porque te guste o no, y aunque te controles y dosifiques, aunque demasiadas veces no te des permiso para vivir y disfrutar, somos más instinto y emoción de lo que nos gustaría.

La pregunta que me ronda la cabeza ahora es ¿Porque no te dejas llevar más a menudo?, ¿Porque no te das permiso para disfrutar, para sonreír, para vivir aunque no salgan las cosas como crees o como te gustaría?, ¿Porque no nos dejamos llevar más por la emociones y los sentimientos…? ,¿Porque no apostamos más por el corazón y callamos un poco a la razón?…

Ahora si quieres, te invito a que contestes a esas preguntas y que abras más el corazón porque como decía mi querido Berne “En vez de animar a la gente a vivir valientemente en un viejo mundo desgraciado, es posible hacerles vivir felizmente en un valiente mundo nuevo.”

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s