Nuestro amor jamás desaparecerá 

Muchas culturas y, en especial algunas tribus indias contaban que cada estrella que hay en el firmamento tenía tras de si una historia, un secreto; y por eso hoy te voy a contar uno de tantos, uno que ha de quedar entre nosotros y solo entre nosotros…el amor que no nace tiende a desaparecer de manera prematura, como si fuera un cometa…

Cuando te conocí, cuando porfin vencí mis miedo y mis demonios interiores, me di cuenta de que eras tu la persona que me hizo asumir el riesgo, solo tu pudiste de forma natural y sin forzar nada enfrentarme a mi misma, mostrarme todo lo que había en mi al mirarme frente a un espejo; en tus ojos y tu mirada cauta y silenciosa pero cagada de fuerza y significado estaba la clave que abría las puertas de mi alma y hacia que no quedaran barreras ni ganas de ponerlas.

Eres la persona que cada día ocupa mi mente, por aquella que haría cualquier locura sin pensarlo, la persona que no cambiaría por nada ni por nadie…

Y quiero decirte que, si logras vencer tus propios temores y aceptas mi abrazo, jamás volverás a estar solo, ni perdido…porque para cada uno de tus estados yo estaré ayudándote a sacar tu mejor lado y mil alternativas que te hagan sonreír. Jamás te decepcionare, porque lo que siento es más elevado y más potente que los convencionalismos y las expectativas …

Anuncios

Niñ@s perdidos… 

Hoy mientras conducía de camino a casa, he pensado largo y tendido en como las personas muchas veces nos empeñamos en fingir lo que no es, pero sobre todo,nos enseñan a ser lo que no somos y a ocultar tantísimas veces lo que sentimos… los motivos son muchos pero sobre todo vergüenza y miedo… miedo a ser rechazados, al ridículo, a no ser correspondidos en la misma medida, a que nos lastimen o simplemente a que la burbuja se rompa una vez hemos dado el paso…

La mayoría de las veces y aunque al hablar parezca distraída me fijo en las personas, en sus gestos; no puedo evitar analizar, percibir, captar patrones y reacciones… veo a gente que se escuda entre sarcasmos e ironías, hombres y mujeres que reniegan de sentimientos cerrando su corazón a cualquier emoción, seres humanos que niegan su parte de niño porque no es lo correcto… por eso hoy me gustaría mandarte un mensaje, quiero que lo leas atentamente y que memorices cada una de las palabras que te brindo, porque te las digo con todo mi corazón …

En el fondo TODOS somos niños navegando en un barco de papel… cruzamos el océano de la vida tratando de que las olas no nos lastimen de forma fatal. Curiosamente durante nuestro viaje y de alguna forma inexplicable durante la travesía, la mayoría de las veces no solo olvidamos el motivo por el cual iniciamos la aventura de vivir; sino que nos centramos en las olas, en la tormenta, en el barco de papel que corre el riesgo de hundiese… y eso nos quita la opción de ver más allá, de apreciar la luz, el arco iris que se forma en toda tormenta, nos perdemos disfrutar del olor de la sal de la mar, la calidez del agua que nos rodea…. La vida es muy corta, uno nace y cuando empieza a tomar conciencia de lo que ha hecho y del legado que dejara a los demás descubres que apenas quedan unos años que te den margen de maniobra y por supuesto un escaso espacio para cambiar realmente algo.

Me gustaría que te pararas unos segundos y te preguntaras a ti mismo ¿cuantas veces has tratado de buscar el momento perfecto o la situación adecuada para hacer algo?, ¿alguna vez no hiciste algo por miedo a fracasar, a hacer el ridiculo?; ¿cuantas veces te has negado a ti mismo o te has boicoteado una situación simplemente por miedo a dar el paso o a que todo cambie…?

Ahora piensa en un sueño, algo que siempre hayas deseado, trata de recrear ese escenario en el que todos los condicionantes guardan en perfecta armonía un compás que hace que todo sea idílico, trata de imaginar que debería de pasar para que tu sueño se hiciera realidad… ¿ya lo tienes?…. Pues te diré algo… lamentablemente no hay un momento perfecto ni una situación adecuada; solo el aquí y el ahora, cada instante cuenta y todo lo que haces y lo que no… suma.

Por eso, mi pequeño niñ@ perdido hoy quiero que sepas…

Que estoy muy orgullosa de ti, eres un ser hermoso y fuerte, alguien extraordinario; eres un rayo de luz, alguien que da calma y serenidad cuando las cosas no van bien, eres la templanza, una grandilocuente persona que tiene un alma preciosa, una energía única que confluye con el universo, alguien que está lleno de cosas que merecen mención, así que escucha, asimila y créelo.

Puedes lograr todo aquello que te propongas, tienes el mundo a tus pies y, talento… muuucho talento, solo tienes que encontrar tu fuerte y desarrollarlo al máximo.

Posees una imaginación desbordante, por eso te invito a que hoy pares unos instantes, observes las señales, reflexiones y escuches a tu corazón; por un instante olvidarte de la razón, porque aunque los ideales mueven el mundo son las pasiones las que hacen posible los sueños…no lo olvides nunca.

Como un libro… 

Cuando era pequeña mis padres siempre me dijeron que no se ha de juzgar un libro por su cubierta, aunque lamentablemente en la vida real, en nuestro día a día y lejos de dar una opinión, las personas juzgamos la mayoría de las veces sin paramos a reflexionar ni un poquito…. y no solamente con los libros.

Los libros, ¡si! esos pequeños elementos rectangulares compuestos de páginas impresas con letras y que contienen todo aquello que tu imaginación pueda querer y desear…

Me gusta la analogía de asemejarme con un libro … Así que te diré algo de mi; por si aún no has sacado tus propias conclusiones a lo largo de las lecturas de los post que he ido publicando…

No soy un best seller, ni siquiera entraría dentro de la lista de las 10 mejores novelas anuales… es más soy relativamente “normal”, nada de cubiertas de letras doradas, o grabados en letra gótica, soy más bien del tipo de time new roman tamaño 11, aunque tengo un toque de algo que sin saber que es exactamente capta tu atención… A mí alrededor hay otros ejemplares más llamativos ¡sin duda alguna! y por ello podrías apartarme, pero tu voz interior te dice que no lo hagas….

Finalmente me das una oportunidad, te animas y das el paso; abres la cubierta y cuando por fin pasas el primer filtro…ese epílogo de presentación, te das cuenta de que en cada página escondo un secreto, que no soy como pensabas, y que lo que lees es mucho mejor de lo que pudiste llegar a imaginar.

Tengo magia y desbordo creatividad, estoy llena de inspiración, acertijos, ingenio y fantasía… pero a la vez soy un misterio, por eso tratas de descifrarme perdiéndote en mis analogías y alegorías, haciendo un esfuerzo por saber si cada una de las frases de los distintos párrafos que componen los capítulos de mi persona te incluyen como protagonista de esta historia, que se antoja cuanto menos fascinante.

Y mientras me lees reflexionas y sigues sin comprender porque nadie antes se tomo el interés de buscarme, elegirme y leerme…¡pero te diré algo! eres sin lugar a dudas la persona por la que escribo estas líneas, y aquella con la que sueño, la única que deseo que deje notas en los márgenes de mis páginas…

Confesiones 

Se supone y a la vista de todos que yo soy la “valiente”, la “lanzada”; qué narices…. ahora mismo soy una kamikace en toda regla.

Llevo un rato tratando de escribir… buscando las palabras exactas que describan mi estado emocional….

La verdad y dada mi habitual verborrea, no sé muy bien cómo decirte esto… creo que lo mejor es simplemente ¡decirlo!, bueno en realidad escribirlo y que lo leas.

¡TE QUIERO! Y no hablo de amistad, no como se quiere a ese apoyo incondicional que has sido todo este tiempo. Aunque es verdad que la amistad que tenemos es increíble, ¿con quien mejor que contigo puedo ver una y otra vez pelis de vampiros y marcarme sin parar crepusculadas?, ¿con quien si no es contigo, puedo hacer el tonto sin miedo a ser juzgada?, ¿a quien podría llamar a cualquier hora del día o la noche y contarle cualquier cosa, lo que fuera sin miedo porque se con total certeza que estará ahí?…

Esto que tenemos es tan grande que, a ojos de cualquiera puede incluso resultar increíble, tienes que creerme que los sentimientos que se han ido acomodando en mi, no son solo los de una buena amistad, y por supuesto no son ni de lejos es el típico cariño que se le puede coger a una mascota.

Quiero ser plenamente sincera contigo… esto que ahora lees, no es solo “te quiero”…. JODER, TE AMO!!!! Eres sin lugar a dudas el conjunto de desordenes mentales más bonito que he visto en toda mi vida, eres todo aquello que siempre pude desear, aquello que he buscado día tras día, y soñado cada noche; además eres la persona más adorable y jodidamente contradictoria que he conocido nunca.

Te pido perdón por mis palabras, estoy segura que jamás me veras como algo más que una buena amiga, pero tenía que decirlo, simplemente no podía más!!!! Si te soy completamente sincera ahora mismo mientras escribo todo esto, estoy aterrorizada, notó como el ahogo empieza a subir, porque acabo de transgredir una línea que puede cambiarlo todo… estoy convencida que para ti abrirse a lo que te acabo de decir, no es una opción.

No sabes lo difícil que se me hace estar junto a ti y no abrazarte o comerte a besos… me desgarra por dentro mirarte a los ojos y callarme todo lo que siento, todo lo que te deseo y, todo lo que haría si supiera que soy correspondida…. puede ser cursi, incluso estás palabras parecen un estereotipo de declaración sacada de una novela rosa…

Es muy posible que este discursito lo joda todo, pero me da igual, tenía que intentarlo y arriesgarme porque, jamás en toda mi vida he sentido algo ni remotamente parecido a lo que siento por ti, a lo que estoy experimentando ahora mismo mientras te abro mi alma…

Se lo que vendrá ahora, ¡un categórico rechazo…! pero me da igual, porque por primera vez en mucho tiempo y al haberme sincerado, me siento libre, en paz conmigo misma y sorprendentemente feliz… simplemente no podía dejar pasar otro día más sin decírtelo.

¡Pero lo que de verdad me está corroyendo las entrañas, lo que de verdad me mata… es que se y estoy convencida de que mientras lees esto estás dudando!, esa duda, esa insignificante posibilidad implica que tú también sientes algo por mi… Por favor, no te cierres, respira y contempla la posibilidad durante un minuto, tal vez, siendo osados un par de ellos… mientras termina de leer estas palabras piensa una cosa más, ser como eres, y por ser precisamente quien eres, con toda esa pasión, ese garbo y energía… toda tu esencia me ha cambiado… me ha hecho re calibrar todos mis ideales de una forma que no imagine jamás… y por eso, me merece la pena ahora estar escribiendo estas líneas, me compensa sin duda arriesgarme a que esto suponga que no me hables más… incluso que me bloquees del WhatsApp o del Facebook y a que caiga para ti en el más frío olvido.

Porque sin duda alguna, no hay otra alma en este cínico, depravado y devastado mundo que me haya hecho sentir la mitad de persona que tu cuando me miras y me sonríes pícaramente, cuando me miras y simplemente sobran las palabras….

¡No lo ves! Estoy arriesgando todo por la casi inexistente posibilidad de poder despertarme cada mañana a tu lado.

¿Porqué cuando algo es tan bueno… el amor no es suficiente?

Cuando tengo días nostálgicos me pongo delante del ordenar y escribo, porque y aún sin saber si finalmente subiré esta nota o la dejare acumulada en los borradores del blog, este pequeño momento en el que pongo en orden mi cabeza y sereno mis emociones me da paz…

Me pregunto alguna que otra vez ¿porque es tan complicado todo?, aunque auto respondiéndome, me digo que no es complicada la situación, que somos nosotros mismos y nuestros bagajes emocionales los que hacen a veces enrevesadas las cosas.

Cierro los ojos me transporto al pasado, hace unos meses intentando buscar razones lógicas o señales que me den pistas de porque ahora todo es así… tan gris, tan vacío…tan carente de chispa y sentido.

Pero por más que trato de entenderlo y de analizarlo, no logró alcanzar a comprender porque todos aquellos momentos que pasamos y compartimos, todas aquellas risas, confidencias, locuras y demás hoy por hoy no pueden seguir formando parte de nosotros, de nuestra vida.

He pensado muchas veces que te idealice, porque tal vez desde algún rincón de alguna de mis ya muy trabajadas inseguridades o miedos, me enganche emocionalmente con lo que me proporcionabas, pero sencillamente ¡no lo veo!.

Aunque recuerde aquella frase que tanto digo de; “los fracasos nos recuerdan que somos humanos y las decepciones que no era lo que creíamos o que idealizamos…” aún así es muy duro cuando palabras como fracaso y decepción cruzan nuestra mente…porque más allá del sentido gramatical, la verdadera naturaleza de esa palabras encierra el dolor, el sufrimiento, el no perdonarse a uno mismo y a los demás.

No obstante aún así, no logró asimilar porque hoy todo aquello es un recuerdo, luchó por quitarme la idea de que seas tú y solo tú quien esté en mi vida cada noche y todos mis amaneceres… trato de recordarme, como si de un mantra se tratara que aquello pasó, pero incluso así no logró acallar la nostalgia, no me siento mejor y desde luego no purga mis culpas.

He querido odiarte… pero no puedo, aunque lo intenté, porque aunque no estés conmigo… Eres una buena persona, alguien con un corazón enorme y un fondo sencillamente preciso, con una sensibilidad casi mágica y una energía a la que me cuesta poner palabras que la describan con justicia…lo digo porque lo he sentido… he sido testigo de excepción.

La única conclusión a la que llego una vez tras otra, es que lamentablemente a veces, el amor no es suficiente… y por eso, hoy estoy escribiendo de nuevo, por esa razón hoy no estoy contigo caminando a la orilla del mar de aquellas promesas que se desvanecieron, ni recreando los domingos de manta y peli que entre risas nos imaginábamos….

Aun a sabiendas de que jamás volveré a amar a otra persona como te amé a ti, seguiré mi vida, con la mejor de mis sonrisas, poniendo al mal tiempo buena cara pero permitiéndome ser humana después de todo…puede que en el futuro logre querer a alguien, pero todo será distinto… porque la mayor de las certezas que puedo tener a día de hoy es que te ame desde mi completitud, no desde mis carencias y necesidades… te ame con total libertad, respetando tu esencia y la mía propia… siendo fiel a todos mis principios… y eso… eso ha sido lo mejor de todo… porque por un efímero lapso de tiempo… fui realmente libre.

Recuerdos rotos y reflexiones….

Tengo que admitirlo, caí como una idiota, me deje llevar, creí en la firmeza de tus palabras, en tus promesas… deje de ser la judini emocional que todos dicen y confíe, pero puestos a repartir “culpas” yo tengo una gran parte en todo este entuerto…

Ojo que no me estoy escudando en un discurso cargado de despecho y reproches con tonalidades de auto compasión, escribo porque es la mejor forma que tengo de expresarme, de expirar culpas y a su vez de expulsar aquello que a veces me pesa más de lo que reconozco.

Mi error ha sido alargar esto más de lo que debería, mi fallo ha sido creer que teníamos alguna esperanza después de todo. Haberme sentido tan vacía y fuera de lugar durante tanto tiempo, me ha venido bien, me ha servido para reanalizar mis parámetros y ajustar los límites que flanquee cuando entraste de sopetón en mi vida.

Creo que en el fondo te idealice, y tu inconscientemente jugaste con ello… a todos nos gusta sentirnos queridos, amados y arropados… pero en lugar de ponerle freno a tiempo, dejaste que confiara y, eso es lo único que te reprocho a día de hoy, porque sabías perfectamente lo que tu presencia era para mí, lo que tú significabas en mi mundo, en mi concepción de las relaciones y en mi vida en general… sabías que tras 7 años sin abrirme, sin confiar… lo que me pedías era mucho… mucho más y sin embargo dejaste que confiara en tus palabras, que me derritiera en tus abrazos y tus buenas noches, en cada gesto que hacía que me desmontara poco a poco y después…. ¡después no hubo nada.!

Lo reconozco ha sido culpa mía, sobre todo por no seguir mi instinto y por ceder frente a todo pronóstico, el error ha sido mío al haberte idealizado, porque en mi mente era todo sencillamente perfecto, desde niña siempre pensé que todos tenemos derecho a una gran historia de amor y a un buen final.

Pero ¿como podía imaginar siquiera, que todo era una ilusión?, que aquellos momentos eran efímeros sueños que tornarían a su fin, era inconcebible, porque cuando estaba a tu lado no me sentía rara, distinta… cuando te miraba fijamente penetrando a través de aquellos ojos color chocolate por fin me sentía parte de algo más grande que mi propia ínsula flotando en el infinito mar…

Pero la dura y fría verdad rompió mi mundo en mil pedazos… me ha costado mucho entender que aquello que vivimos no fue como yo creía, que mientras yo te amaba y desnudaba mi alma tu, jugabas a pasar el tiempo tratando de tapar tus miedos con lo que buenamente te ofrecía…

He aprendido de la peor forma aquello que siempre mantuve hasta que irrumpiste en mi mundo, y es que en el amor no se han de tener expectativas.

Lo que nos pasó me ha hecho ver la cosas de forma distinta, sacarte de mi corazón ha sido lo más duro a lo que me he enfrentado nunca, pero uno no debe alimentarse de recuerdos, de aferrarse a los posibles y vivir de los ¿y si…?

No voy a negar que a veces y a pesar del tiempo, aún te extraño, porque el hueco que has dejado en mi alma es enorme, la herida es tan profunda que no sanara fácilmente, y de todo esto quedará una gran cicatriz que al acariciarla con el suave tacto de los recuerdos me recordará siempre aquellos errores que no debo volver a cometer.

Porque no soy esa “clase de chicas”

Creo sinceramente y con el pasar de los días y los meses, que no me conoces en absoluto… aunque siendo sinceros…  creo que nadie se conoce a sí mismo realmente, por lo que llegar a conocer de verdad a otro ser humano, es algo bastante improbable; pero hagamos un intento y pongamos las cartas sobre la mesa…

No tengo pretensiones, sabes perfectamente que no soy de esa clase de chicas; una cosa es que tenga ilusiones y anhelos y otra muy distinta son las expectativas…

Aunque este comienzo es algo agridulce, me gustaría “proponerte” algo, si es que tienes el coraje para seguir adelante.

Me gustaría que te tomaras un tiempo, al menos razonable para conocerme, el necesario como para que supieras de mis miedos y temores; para que conocieras mis ilusiones y mis puntos fuertes…pero has de estar tranquilo mis palabras no son una soga al cuello que asfixia y corta la libertad, tomate el tiempo necesario, descúbreme, caminemos juntos, sin prisa pero sin pausa; no temas, no te estoy persiguiendo. Si quieres, puedes hablarme de ti, de tus ideas, sueños y metas, pero deja un breve espacio para el suspense, porque yo aun tengo mucho que contarte…

Por las mañana cuando te despiertes, dedica cinco minutos a pensarme, o cuando estés tranquilo y meditando, visualiza que lugar quieres que ocupe en tu día a día, sea como sea, no renuncies a descubrirme, a descubrite cuando estás a mi lado y, a pesar del entusiasmo de personas nuevas que puedan cruzarse en nuestros caminos, no dejes de querer conocerme cada día un poquito mas; porque yo no lo hago.

Eres como un libro que desde el comienzo, desde su portada, ya resultó intrigante; que desde el epílogo y, página a página me has fascinado, deja que sea yo la persona que señale y deje notas en los márgenes…

No temas, no hay obligaciones ni imposiciones, solo me gustaría que no olvides nuestros momentos, no apagues tus sentimientos y los míos racionalizando.

¡Déjate llevar, fluye!…víveme y disfruta de los efímeros instantes de nuestra vida,para que segundo a segundo hagamos consciente la felicidad del camino que estamos transitando.