Porque no soy esa “clase de chicas”

Creo sinceramente y con el pasar de los días y los meses, que no me conoces en absoluto… aunque siendo sinceros…  creo que nadie se conoce a sí mismo realmente, por lo que llegar a conocer de verdad a otro ser humano, es algo bastante improbable; pero hagamos un intento y pongamos las cartas sobre la mesa…

No tengo pretensiones, sabes perfectamente que no soy de esa clase de chicas; una cosa es que tenga ilusiones y anhelos y otra muy distinta son las expectativas…

Aunque este comienzo es algo agridulce, me gustaría “proponerte” algo, si es que tienes el coraje para seguir adelante.

Me gustaría que te tomaras un tiempo, al menos razonable para conocerme, el necesario como para que supieras de mis miedos y temores; para que conocieras mis ilusiones y mis puntos fuertes…pero has de estar tranquilo mis palabras no son una soga al cuello que asfixia y corta la libertad, tomate el tiempo necesario, descúbreme, caminemos juntos, sin prisa pero sin pausa; no temas, no te estoy persiguiendo. Si quieres, puedes hablarme de ti, de tus ideas, sueños y metas, pero deja un breve espacio para el suspense, porque yo aun tengo mucho que contarte…

Por las mañana cuando te despiertes, dedica cinco minutos a pensarme, o cuando estés tranquilo y meditando, visualiza que lugar quieres que ocupe en tu día a día, sea como sea, no renuncies a descubrirme, a descubrite cuando estás a mi lado y, a pesar del entusiasmo de personas nuevas que puedan cruzarse en nuestros caminos, no dejes de querer conocerme cada día un poquito mas; porque yo no lo hago.

Eres como un libro que desde el comienzo, desde su portada, ya resultó intrigante; que desde el epílogo y, página a página me has fascinado, deja que sea yo la persona que señale y deje notas en los márgenes…

No temas, no hay obligaciones ni imposiciones, solo me gustaría que no olvides nuestros momentos, no apagues tus sentimientos y los míos racionalizando.

¡Déjate llevar, fluye!…víveme y disfruta de los efímeros instantes de nuestra vida,para que segundo a segundo hagamos consciente la felicidad del camino que estamos transitando.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s