Como un libro… 

Cuando era pequeña mis padres siempre me dijeron que no se ha de juzgar un libro por su cubierta, aunque lamentablemente en la vida real, en nuestro día a día y lejos de dar una opinión, las personas juzgamos la mayoría de las veces sin paramos a reflexionar ni un poquito…. y no solamente con los libros.

Los libros, ¡si! esos pequeños elementos rectangulares compuestos de páginas impresas con letras y que contienen todo aquello que tu imaginación pueda querer y desear…

Me gusta la analogía de asemejarme con un libro … Así que te diré algo de mi; por si aún no has sacado tus propias conclusiones a lo largo de las lecturas de los post que he ido publicando…

No soy un best seller, ni siquiera entraría dentro de la lista de las 10 mejores novelas anuales… es más soy relativamente “normal”, nada de cubiertas de letras doradas, o grabados en letra gótica, soy más bien del tipo de time new roman tamaño 11, aunque tengo un toque de algo que sin saber que es exactamente capta tu atención… A mí alrededor hay otros ejemplares más llamativos ¡sin duda alguna! y por ello podrías apartarme, pero tu voz interior te dice que no lo hagas….

Finalmente me das una oportunidad, te animas y das el paso; abres la cubierta y cuando por fin pasas el primer filtro…ese epílogo de presentación, te das cuenta de que en cada página escondo un secreto, que no soy como pensabas, y que lo que lees es mucho mejor de lo que pudiste llegar a imaginar.

Tengo magia y desbordo creatividad, estoy llena de inspiración, acertijos, ingenio y fantasía… pero a la vez soy un misterio, por eso tratas de descifrarme perdiéndote en mis analogías y alegorías, haciendo un esfuerzo por saber si cada una de las frases de los distintos párrafos que componen los capítulos de mi persona te incluyen como protagonista de esta historia, que se antoja cuanto menos fascinante.

Y mientras me lees reflexionas y sigues sin comprender porque nadie antes se tomo el interés de buscarme, elegirme y leerme…¡pero te diré algo! eres sin lugar a dudas la persona por la que escribo estas líneas, y aquella con la que sueño, la única que deseo que deje notas en los márgenes de mis páginas…

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s