FE

Hace unos años en una película, aunque no recuerdo bien cual, escuche una frase que decía algo así como que la FE era un don, y que o nacías con ella o difícilmente se podía inculcar, enseñar o crear.

Lo cierto es que me impacto, a mi modo y peculiar forma de entender las cosas aquello me hizo pensar… Si eliminamos el primer impulso en el que se une la fe con lo secular la definición de Fe nos dice que También puede definirse como la capacidad de creer en algo en ausencia de pruebas. Para las personas como yo que tienden a analiza y racionalizar todo, desglosarlo minuciosamente para después comprenderlo la fe es complicada aunque sinceramente creo que en todos los seres humanos, hay un granito de ella.

Aunque lo intentemos no siempre podrás tomar tus decisiones y harás las cosas, basadas en pruebas o evidencias totalmente comprobables, no siempre podrás pararte para reflexionar analizando los pros y lo contras y eligiendo la opción que mas beneficiosa… a veces, simplemente tendrás que acallar ese parloteo metal creer en los dictados de tu corazón y saltar…

Justo en este momento estoy yo, el destino, el universo, el karma o lo que sea que guía nuestro camino y que despliega de forma magistral las lecciones que debemos de aprender lleva ya un tiempo, mostrándome y mandándome todo tipo de señales…. unas veces más claras que otras aunque también es ciertos que en ocasiones ha mandado lecciones para las que no estaba preparada o que no sabía desentrañar la lección que debía de aprender.

Ha pasado tiempo desde la que considero mi alma gemela se alejó, dejando en mi un profundo vacío pero quiero decirte solo que a pesar del tiempo, de la distancia y de todos los posibles y condicionantes humanos que existan año tanto a esa criatura que renunció a mi ego, a mis necesidades infantiles y a los enfados que la siguen, me desprendo del miedo y aquellas emociones que no son puras, hago un ejercicio de madurez emocional y simplemente dejo que la vida fluya la ponga de nuevo en mi camino cuando esté listo para verse a sí mismo, cuando esté preparado para ver lo belleza que hay en su alma y cuando haya vencido su culpa y sus miedos.

Hoy apago las voces racionales y “lógicas” y escucho esa vocecita en mi interior, me dice…relájate, ten FE; pues tiene razón en que es la persona adecuada, ten paciencia, da espacio y espera…merecerá la pena.

Por eso cuando leas todo esto quiero que recuerdes cada frase, porque te la escribo a ti, si a ti…. a nadie más. Recuerdo el momento en el que te vi, el instante en el te vi de verdad, en el que te sentí y me conecté realmente contigo…aquel 10 de enero de hace ya un año…aquella noche, esas 16 horas que jamás podré olvidar…pase lo que pase.

Aquello que nos unió, era muy grande, más de lo que jamás había sentido hasta entonces, pero aquella noche lo supe, tuve la certeza de que eras TU, en el mismo momento en que nos cruzamos, en el instante en que nuestras energías confluyeron y nuestras miradas nos ataron con un lazo silenciosamente invisible que ato nuestras almas.

Se que tienes miedo, soy consciente de como el miedo te paraliza desde las entrañas y te impide tomar cualquier decisión, lo vertiginoso y aterrador que puede resultar saltar las murallas que uno mismo construye bajo la excusa de protección y, que lo único que hace es alejarnos de las demás personas… Reconozco muy bien justificaciones y cada pretexto que uno se pone para no asumir riesgos, para no saltar a la piscina, pero sobre todo se como te sientes o lo que uno piensas cuando tras conocer a alguien, se produce el deseo de ir a mas… Preguntas como.: ¿merecerá la pena?, ¿porque arriesgarme si ahora todo esta bien?, ¿para que cambiar las cosas si no hay garantías de nada?….¿y si sale mal?…

No hay garantías, en la vida, rara vez las hay…solo una y se llama MUERTE….pero eso es otro tema. Se que cuando inicias el proceso de arriesgarte a conocer a alguien que crees especial, si después de un tiempo todo sale mal no solo te dolerá, si no que tendrás esa sensación de haber invertido un tiempo que jamás recuperaras.

Pero has de créeme, merece la pena, y, a pesar de los mierdos, las dudas, los momentos como ahora en que estamos en fase de puntos suspensivos, en los que no se nada de ti desde hace ya varios días, tengo FE en que volverás a mi, porque aquel día de enero nos unimos y supimos, que estamos destinados a estar juntos, a hacer grandes cosas

Cerrando etapas… diciéndote adiós.

La verdad que escribo no sé muy bien por qué, sobre todo dado tu silencio de este último periodo el cual se que se debe a que según me has has dicho tienes la imperiosa necesidad de desconectar.

Han pasado ya bastantes días y cuando digo bastantes son…. bastantes, más de lo razonable y desde luego muchísimos más de los que me gustarían. He tratado de ser comedida y no agobiarte sumando con ello más estrés a lo que ya tienes, he tratado de respetar tu necesidad de espacio… Pero ya no puedo más… Tenía que escribirte.

Supongo que y, a estas alturas de la peli creo que en toda tu vida habrás conocido alguien tan obstinado como yo… Pero te prometo que solo trato de dar lo mejor de mí misma y, no se, tal vez tratar rescatar algo, los tablones náufragos de aquello que vivimos y que en el fondo no sé si tú quieres que sea rescatados…

Lo cierto es que no sé que más puedo hacer o decir, tan solo que sigo aquí y que te esperare hasta que mis fuerzas se vean minadas totalmente, o, que me digas de forma clara que ya no quieres saber nada de mi…entonces y solo entonces me daré por vencida y aunque triste, sabré que hice todo lo humanamente posible por salvar la historia más bonita que he vivido nunca…

Lo cierto es que, una parte de mi querría que estas palabras hiciera que “despertaras” y todo volviera a ser como antes, como hace unos días…. Sencillamente perfecto, al menos desde mi puto de vista, a pesar de pequeño matices y de la distancia que en este caso nos separa, y no sólo la física….

Si este es el fin y, ojalá que no lo sea ya que como bien es sabido la esperanza es lo último que se pierde vas a tener que ser tú el que lo haga, el que me lo diga de forma clara y rotunda. Puestos a pedir me gustaría una razón contundente, algo del tipo… Voy a estar un año fuera de España, o que ya no me quieres, que has conocido a alguien, a tu verdadera y auténtica alma gemela, que el compromiso ahora no es para ti, que te ha venido grande o incluso que te apareció un hijo de alguna de tus ex… Cualquier cosa sería mejor que el tópicazo de ” no es por ti, es por mi…” O ” que sabes lo mucho que no queremos y lo bien que hemos conectado, pero en estos momentos no estás en lo que debes”… Siento decir que ese tiempo de razones ambiguas a mi, no me valen… No son suficientes y mucho menos justas.

Te juro que no lo entiendo, no alcanzó a entender que puede ser tan malo o ser tan chungo en este momento afectarte tantísimo que te haga mandar todo a la “porra” y, peor aún, que me excluyas de forma tan radical… Cuando me dijiste todo lo contrario tantísimas veces…

Por experiencia te digo que huir (porque eso es lo que has hecho…salir corriendo) NO FUNCIONA, no desmerezco ni, le restó importancia a tus asuntos, pero se, porque me ha pasado, que “desconectar” y apartarte para ordenar la cabeza, es solo un mecanismo de evitar tomar decisiones, que lamentablemente si no tomas tu, otros lo harán por ti, ya que el tiempo es un cretino despiadado y no espera, ni se relentiza ni entiende de estados emocionales o dudas existenciales…

El tiempo pasa y la vida pasa con el…y, aunque corras…tus miedos y temores terminarán por alcanzarte y “morderte el culo” cuando menos te lo esperes.

Ya te dije en su momento, que la vida no es fácil, a veces tenemos que tomar decisiones difíciles y con ello quedar como el “malo ” para que algo bueno salga de ese proceso… pero hay que hacerlo, lo que no es una opción es huir, dar la espalda, mirar a otro lado o alejarse para que sean los demás los que decidan por uno y así, tal vez sentirnos un poco menos culpables… Y te digo esto, porque en mis pocos años, he pasado por todas esas fases de forma más menos consciente…y, después de todo, (de pasar por un sinfín de estados emocionales y, cargarme de culpa y rabia… Más de la necesaria) he llegado a la conclusión de que YO ASUMO EL CONTRO DE MI PROPIA VIDA, decido aunque me equivoque y me perdono por errar… Porque ese es el auténtico secreto de la vida, caerse para volver a levantarse más fuerte y más sabio.

Supongo que sería “más fácil” escribir un email cargado de ira irracional, alegando y replicando un montón de cosas que me ayudaran o me proporcionarán en cierta medida un motivo para “odiarte” pero no puedo hacerlo… Jamás podría odiarte a pesar de que me siento totalmente perdida y confusa…

Si hay algo de lo que estoy segura es que has sido lo más bonito que he tenido hasta el día de hoy, que siempre te voy a recordar y, que siento de verdad no haber podido ser lo suficientemente buena como para poder ayudarte y que confiaras en mí para apoyarte…porque has de creerme que hubiera hecho cualquier cosa por y para tu felicidad.

Te quiero mi niño… Te quiero como nunca creí poder llegar ha hacer y jamás te podré olvidar…porque has dejado una huella muy profunda en mi… Sea lo que sea que estés haciendo, y donde quiera que estés espero que seas muy feliz, porque te lo mereces… Espero que algún día me llames y que tal vez quieras hablar… Porque creo que lo único que podría exigirte en estos momentos sería eso…una última conversación para poder dar todo por zanjado y que así pueda recomenzar, creo que al menos me merezco eso… En ausencia de una explicación racional y lógica…

Gracias por todos tus besos, tus caricias, todas las palabras, por cada gesto que has tenido conmigo, por las mañanas y los despertares cargados de pasión, por los desayunos y las risas,gracias por haberme ayudado a soñar y, por hacerme creer en lo imposible (en los unicornios y los pegasos… En aquello de que el siempre juntos podía ser a tu lado…), gracias por haberme amado, por haberme hecho sentir única y especial. GRACIAS

Pequeño eres sensacional, alguien maravilloso y con un corazón enorme… No lo olvides nunca y por favor que nadie, absolutamente nadie te diga o trate de hacerte creer lo contrario…

SIEMPRE CREERE EN TI…Y siempre estarás en mi corazón