La última carta…

Tengo que reconocerlo, me cuestan los cambios, que narices, es más que eso… soy de las personas que admito sin temor que, salirme de la zona de confort en muchos caso me molesta y mucho, aún así, asumo riegos y me expongo, me caigo y me levanto y aprendo a empezar, a reinventarme.

Sin duda alguna empezar de cero es complicado, y a ti pequeño, tengo que decirte con pruebas más que palpables que no te va lo complicado… además de que te aterra lo nuevo, cuando surge un mínimo, un ápice de dificultad… todo lo grande que eres…se ve reducido a un pequeño y aterrorizado niño que elude tomar cualquier decisión y sale corriendo sin mirar atrás.

Recuerdo que cuando era más joven tenía claro mi ideal de “vida perfecta”, por suerte aprendí bastante pronto, que ese idea es solo una pequeña referencia pues la vida es impredecible e irracional y a veces complicada… y encima, nosotros insistimos en complicarla aún más… por eso creo que me enamore de ti, baje todas mis defensas, obvie cada uno de mis principios éticos y lógicos y deje que mi emocionalidad y mi corazón guiarán mi vida. Si, sin duda me gusta lo complicado.

El tiempo han mitigado las cicatrices de mi maltrecho corazón, duele, pero por suerte ya no sangra… aunque ha quedado marcado, dolorido y con un pulso casi nulo. Lo que significaste para mí, marcó un antes y un después en mi vida, y aunque no estemos juntos… por el destino o simplemente por tu cobardía… siempre te recordaré y de alguna manera te seguiré amando siempre.

Prometo no olvidarte, es lo único que puedo decirte en esta nueva carta…No puedo prometerte nada más, se que debo recaer mi vida, pero me dejaste tan mutilada emocionalmente que mis mecanismos de defensa bloquean y boicotean cualquier intento de aproximación emocional de otra persona. Se que nuestro amor fue auténtico y verdadero y lo añoro como como se extraña las cosas vitales e importantes, pero es hora de volar… es el momento de darme una nueva oportunidad a pesar de todo.

Cuídate mucho… nos veremos en otra vida, en otro momento… en otro lugar…por qué sé que frente a todo, siempre nos pertenecernos aunque no estemos juntos

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s