Noches en blanco…

Y hoy ha sido de esa clase de noches, noches en blanco cómo suelo decir “cómicamente” en las que estas tirada en la cama y no puedes dejar de reflexionar porque, alguien dijo algo que te toco y abrió las compuertas de un sin fin de cuestiones… ¡y si! Hablo de la clase de cuestiones profundas qué pueden llegar a martillear la cabeza, de esas que aún siendo alguien “sesudo” como yo le generan cierta inquietud.

El caso es que pienso intentado sacar algo en claro… pienso y vuelvo a pensarlo una vez tras otra… analizo y vuelvo sobre mis pasos, le doy vueltas a todo… y a lo tonto y con la “lagrimilla” en los ojos me han dado las 5 de la mañana otra ves; y a pesar de que estoy medio cogiendo el sueño…. agarro el móvil y escribo…. tengo que dejarlo anotado para después saber dónde me quede en mis divagaciones.

Soy plenamente consciente de que muchas veces he sido una auténtica Hudiny emocional; que buena parte de mi proceso de madurez y, hasta hace muy poco me me he dedicado con gran habilidad a maquillar y tapar cosas, negando el dolor y huyendo de todo aquello que me pudiera hacer sufrir… tanto era asi, que a períodos me he aislado por completo de la gente…bajo “mi teoría” mi profecía auto cumplida de que si no te implicas o lo haces lo justo no te duelen las cosas… pero como siempre las teorías son una cosa y la realidad es otra….

A día de hoy se que puedes ponerte como te de la gana, que la vida o el karma o lo que sea aquello en lo que creas dispondrá situaciones muuuyyy diversas que harán que te tengas que dar “un puntito o dos en la boca”.

A ti que me estás leyendo, que has dedicado tu tiempo a estas líneas, además de darte La gracias sólo te puedo decir, que si estás en un punto como el que por suerte ya pase y, en el que tratas de evitar la “intimidad” con las personas… regulando y dosificando las amistades y a veces evitando lo romántico…. solo puedo decirte que no lo evites, que no huyas, no sirve de nada. “El karma” llegará y en algún momento te dara sopas con ondas… para que aprendan que no todo puede medirse y calcularse… y que la vida es más que una ecuación o una consecución de probabilidades derivadas e integrales. Que la vida de verdad son los instantes que se salen de lo “normal” vamos, las desviaciones típicas.

Así que que un buen día conoces a alguien que cambia tu pespectiva de la vida… cuando menos te lo esperas, sin comerlo ni beberlo vas y te “enamoras”, tu cabeza se convierte es esa especie de cóctel de neurotrasmisores que odias tanto y no te reconoces a ti mismo…. y aunque te cueste admitirlo te dejas la piel tratando de hacerlo bien, pero a veces, lamentablemente el amor no es suficiente. ..

Aunque a todos nos gustan los finales felices (porque es lo que nos han enseñado desde pequeñitos) en las relaciones humanas algunas veces las cosas funcionan y otras no… a veces te caes y te das la “ostia padre” y otras tropiezas y solo pierdes un poco el equilibrio para ponerte de nuevo recta… de cualquier modo, te levantas y sigues adelante, te “lames las heridas” y tratas de recomponerte intentando no perder la fe, la fe en en uno mismo y en las demás personas, tratando de recordar que la vida es un regalo y que el dolor es inevitable, pero es sufrimiento es una opción.

La vida sigue y de nuevo sigues conociendo a gente, a pesar de esforzarte por no implicarte demasiado o negarte cosas hasta la saciedad porque en el fondo es tu naturaleza más arraigada incluso después de negarte todo una y mil veces repitiéndote a ti mismo un discurso que has ensayado frente al espejo hasta memorizar con los ojos cerrados, un día sin más, desconectas y levantas la veda haciendo que tus perspectiva cambie. Cosa que asusta, que narices ACOJONA MUCHO… quieres correr, pero algo te grita que no lo hagas. ..que confíes. ..y de nuevo más perdida que un pulpo en un garaje…reemprendes el camino, acobardada y sin saber muy bien a donde carajos vas, a ciegas. ..abrumada por todo lo que se mueve a cada paso, todo lo que sientes con cada conversación con cada palabra que retumba en tu conciencia… descubriendo que nada es como antes. No pude serlo….

Ghandi dijo en una ocasión que: Todo lo que hagas en la vida sera insignificante, pero es muy importante que lo hagas….porque nadie lo hará por ti.

Esta mañana en el desayuno precisamente hablaba con mi padre de la trascendencia de las acciones, de hacer algo importante y bueno en la vida. No necesariamente solo en el plano profesional, si no en el emocional, con las personas que quieras, a las que cuidas y bueno, si tienes pareja, pues obviamente con tu pareja.

Se que tengo todo a mi favor, pero a veces ciertas cargas debidas a la sobrecordura y a la hipersensible conciencia que tengo, hacen que perciba una carga, una responsabilidad demasiado pesada… porque en tu interior sientes no solo que has de aprovechar ese conocimiento, si no que tienes Las responsabilidad moral y ética de hacer algo filantrópico por los demás.

No es ningún secreto que me da miedo confiar, estoy tan acostumbrada a hacer las cosas “yo solita” y a “pegarme con el mundo” que cuando tengo que reunir a la liga de la justicia me las veo realmente “putas”.

Me da terror confiar de nuevo, abrirme, mostrarme tal y como soy sin escudos ni armaduras, compartir y confiar… me da miedo equivocarme de nuevo, leer mal las señales y que me pegue de nuevo “la hostia padre”. En alguna ocasión pienso que analizar y dar tantas vueltas a las cosas no es bueno y mi meta desde ya mismo es dejar de pensar y racionalizar y sentir y hacer más…

Doy gracias a la vida porque a día de hoy, la gente que comparte mi pequeño circulo, en unos poquísimo casos (muy muy poquitos), me comprende a veces mejor que yo misma y tiene una infinita paciencia con mis “cosas”. Aunque me cueste verbalizarlo, lo pienso, doy gracias por todo lo que a día de hoy tengo…aunque me abrume, por la gente que ha entrado en mi vida y la gente que ya no esta, por los que me hacen pensar y ver cosas que antes no había…

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s