Convencionalismos (parte 2)

Pues bien después de casi 6 meses desde las primera parte y, teniendo en cuenta que tenía el blog un poquito abandonado, creerme que no ha sido un capricho si no más bien toda una serie de proyectos en los que estoy enfrascada y que os iré comentando cuando sean oficiales. Aunque si abro un paréntesis para decir que en el mes de agosto/ septiembre saldrá el primer libro en el que me han dad la oportunidad de participar con un capitulo. Dicho sea de paso, nada tiene que ver con las temática de este blog, que es un batiburrillo de reflexiones, vivencias y opiniones personales.

Por si a alguien le interesa, el título del libro es: La estrategia política del odio; psicosociología de la violencia colectiva. Mi parte sobre todo versa sobre los adolescente y las  nuevas tecnologías, las distintas formas de acoso a través de la red.

Dicho esto vamos a lo que de verdad importa en este post; los convencionalismos, bueno en realidad la segunda parte… creo que este post también ayuda y puede ir al hilo del anterior (¡Si! Es del la sentencia de la manada…en el que dije que hacia falta una educación afectivo sexual en condiciones). Así que hablemos de SEXO, de SEXUALIDAD DE GENERALIDADES Y PORQUE NO…ALGUNO PREJUICIOS…. En mi experiencia y bajo mi opinión (siempre digo lo mismo cuando escribo esta serie de post) y es, que mi opinión es eso solo, una opinión, basada en mis conocimientos y mi bagaje personal, por supuesto, se que mi realidad en variable y por suerte mi forma de en tender y apreciar la realidad varia y evoluciona con el tiempo.

En este post y para empezar me gustaría matizar algunos aspectos, que aunque “suelen estar claros” es mejor repasar antes de empezar, la casa se construye por los cimientos, si no sentamos bien unos pilares teniendo en cuanta que el mundo de la sexualidad humana es amplio y con demasiada frecuencia mezclamos ideas, en medio de toda esa vorágine de información nos hacemos un “cacao mental”. Así que EMPECEMOS!!!

En un cuerpo físico podemos distinguir:

1º) Esta el sexo cromosomático; si ¿os acordáis aquello que veíamos en ciencias naturales de las X y las Y? pues eso mismo, es lo que los cromosomas y el ADN nos dan y nos diferencias como hombres y mujeres, hormonas, aspecto físico y por supuesto el sexo genital.

2º) El sexo genital, relacionado con los anterior y, que diferencia principalmente a los varones de las hembras; lo masculino de lo femenino si os gusta más…más concretamente el pene y los testículos para ellos y la vulva y las mamas en ellas.

3º) La orientación sexual, es decir, la parte de una persona que se siente atraída por otro emotivo, romántico, afectivamente y por supuesto sexualmente. Existen 4 orientaciones sexuales (por ahora).

  • Asexualidad
  • Bisexualidad
  • Homosexualidad
  • Heterosexualidad

4º) El género, y la identidad de género está relacionado con lo anterior pero de manera distinta, ¿en que? pues es muy sencillo queridos míos para empezar la identidad de género se refiere a la conciencia de una persona de sentir pertenencia al sexo masculino o femenino. Es decir, una persona puede sentir una identidad de género distinta de sus características fisiológicas innatas.

A todo esto de la identidad hay que sumarle un factor CULTURAL, si, si!!! Cultura pura y dura, es decir lo que se supone que cada uno tiene que hacer, para lo bueno y lo malo. Eso va desde tópicos que parecen inofensivos a la creación de leyes sociales implícitas y explícitas que a veces nos limitan y rompen en muchas ocasiones la libertad de expresarse plenamente… Haciendo que el constructo social se contamine cada vez más y haga que las diferencias en lugar de unidos nos separen; por ejemplo esta el tópico de que los niños juegan con muñecos y las niñas con barbies, sesgos más arraigados como que “los hombres no lloran” o que las mujeres somos “seres sensibles por naturaleza”, por supuesto llevados a escalas extremistas pero reales el hombre activo y promiscuo “experimente o es un campeón” y la mujer que lo hace “Puta o cosas peores”….

Una vez hechos estos pequeños matices voy a tratar de ir liando esta especie de tormenta de ideas que se están agolpando apresuradamente en mi cabeza.

Los que me conocéis un poco (o mucho) sois consciente que con el paso del tiempo he madurado y con ello he asentado las bases de un pensamiento bastante lógico y relativamente sensato, es más me gusto cuando el otro día con una amiga mientras tomaba café, hablaba de mi tremenda lógica y coherencia… (a ver… que a veces yo también me lío, me agobio y reculo, pero intento en la medida de lo posible ser fiel a mis principios) señalo lo de relativamente porque en toda línea de pensamientos incide de lleno las creencias, la moral y la ética colectiva de los sujetos; pero no voy a divagar. De hace unos pocos años a la actualidad creo firmemente que lo que sucede entre dos personas adultas es válido siempre y cuando sea consentido, consensuado y seguro.

Como ya he dicho en reiteradas ocasiones la curiosidad es muy sana, es algo natural y que experimentar más allá de los convencionalismos es algo maravilloso. Creo que por eso se creo la saga de 50 sombras y otros libros de la literatura romántica erótica. Creo que la finalidad era de romper un poco con lo estandarizado, intentar dar un enfoque más abierto y una alternativa distinta a la sexualidad convencional, dicho de otra forma darle un toque picante al asunto…. no obstante desde mi entendimiento y mi opinión hay un error de base (centrándome ahora en el fenómeno Grey), si lo que pretendes en “normalizar” ciertas prácticas, juegos y demás, debería de ser de manos de unos personajes relativamente sanos emocionalmente, no de manos de un multimillonario que tiene problemas edipicos infantiles claramente traumáticos y que topan con la encarnación directa de la ingenuidad y la inexperiencia… vamos que desde el punto de vista clínico la historia no se sostiene, aunque eso sí…tiene “su aquel” en otros ámbitos y juegos.

Lo cual nos lleva a entrar ahora de lleno en el tema fantasías y deseos… señores y señoras…. las fantasías son eso… proyecciones que anhelamos, algo que nos inspira y nos excita pero que no necesariamente tienen porque ser cumplidas o, tal vez si… Eso ya depende de los prejuicios, de los permisos que uno se de a si mismo, y por supuesto de la confianza que tenga en la pareja o compañero/a que se comparta este tipo de practicas ¿por qué? muy sencillo; hay que tener confianza y valor en uno mismo para admitir esos deseos, que en la mayoría de las ocasiones chocan directamente con nuestra educación o con la propia sociedad en la que habitamos y por supuesto en la pareja de turno para expresarlos y llegados a un punto tal vez ponerlos en práctica…

Una fantasía no es mala en sí misma, siempre y cuando las personas accedan libremente a participar en ella… una fantasía es una idea sustentada en pensamientos utópicos a los cuales otorgamos más importancia y por ende más poder del que en si tienen, por eso y en general cuando se cumplen a veces uno se lleva un chasco y dice ¿tanto para eso? O ¿eso es todo…? Ainssss queridos lectores la imaginación es una herramienta abrumadoramente poderosa y la responsable de los mejores orgasnos; si eres capaz de penetrar en la cabeza de tu amante, de rendir la racionalidad al placer, si logras acallar los miedos y simplemente dejarte llevar vas a pasarlo muy muy bien….

En el sexo, en la sexualidad no hay verdades absolutas (como en casi nada en la vida) hay estándares y lo peor que se puede hacer bajo mi puto de vista es dar las cosas por sentado, es terrible no esforzarse en llegar más allá o peor aún, criticar y juzgar a alguien por sus deseos, fantasías o inclinaciones… si, si…ahora todos o una amplia mayoría de los que leéis este post pensareis para vosotros mismo ¡pero si yo no juzgo!, ¡si soy muy moderno y abierto de mente!,¡si soy muy tolerante!… Y no lo cuestiono, pero os hago una pregunta, ¿habéis visto la película adivina quien viene esta noche?, es una peli del año 1968 y os la recomiendo, es de una naturaleza distinta, pero con un trasfondo común… LOS PREJUICIOS todos somos muy liberales, abiertos y modernos hasta que topamos con algo o con alguien que chirría o pone a prueba nuestra lógica y entendimiento, y entonces… es cuando sale el “coco” aparecen los miedos y terrores y nos hacemos tinta encima como el púlpito de buscando a Nemo o peor aún, acusamos de “raro”, “obsceno”, “sórdido” incluso calificativos peores a quien tenemos en frente… ¡no se!, pero opino que por lo menos y si algo chirría con nosotros deberías de mantener la prudencia de decir, ¡”esto o aquello no casa conmigo”… ¡por ahora, o no me llama la atención!,¿no me o había planteado! o como seria mi caso concreto… ¿me lo puedes explicar para que lo entienda o lo vea de otra forma? no obstante si a ti te gusta y disfrutas adelante…!!.

Los juegos son eso…juegos!!!! No hay nada malo en ello siempre y cuando los actores tengan claro que es un papel en un contexto delimitado y concreto, con una normas y unos límites preestablecidos y que cuando se acaba el juego, el instante o la escena, cada cual vuelve a su lugar y a su ser y todos tan felices.

El sexo es algo maravilloso, evidentemente y lejos de huir del estereotipo de que solo es valido el sexo con amor, tengo que añadir que cuando esos dos componentes se dan juntos el resultado es mucho mas potente, no por el acto en si SI NO PORQUE RESPETAS AL MÁXIMO A LA PERSONA CON LA QUE ESTAS, no enjuicia, ni criticas, no reniegas y juzgas, simplemente te sientes libre para ser y compartir la intimidad con alguien y ahí creo que esta el secreto…más allá del enamoramiento o del amor, que son fantásticos dicho sea de paso, es la capacidad humana que tengamos de respetar a la persona con la que compartimos nuestra intimidad, de hacer de todo algo natural y no sentirse mal por ello, de entregarnos sin reservas y quitarnos los miedos a que las expectativas de nuestro amante nos otorgue una etiqueta capciosa, negativa o “positiva” pero con trampa…

No quiero que este post, sea un enaltecimiento feminista que critique ferozmente a los hombres y que de nuevo remarque las desigualdades que ya sabemos y que por cultura sigue impregnando nuestra sociedad….porque esa es harina de otro costal y en algún momento me lanzare a redactar un post sobre ello. En la cama, en la intimidad de las sábanas da igual el genero, en principio hay dos, aunque al asunto se pueden unir más personas queriendo descubrir y explorar, sentir y disfrutar.

La cuestión aquí no es si a tu pareja o a ti os gusta el sexo en grupo, o si mola más o menos que de de un azote, un correazo o si le plantas una mordaza para que se calle mientras haces alguna especie de escenificación; la base de todo es el respeto…RESPETO!!!! Es algo que cada vez veo menos, todo el mundo lejos de opinar, juzga y hace sangre, PUES NOOOO!!!! Dejar que cada cual haga su vida y viva su intimidad como le de la gana… en el sexo TODO VALE siempre que proporcione placer a las personas involucradas, para eso se inventó ¿no?, sexo, desnudez y orgasmos… placer elevado al máximo exponencial…ahora muchos podrían decir el archiconocido cliché de que ciertas prácticas “no son normales”…. sin ánimo de ofender… ¿alguien me puede explicar que es lo normal?!!!

Creo que la principal diferencia en todo esto, lo que separa una experiencia o querer desarrollar una fantasía, la diferencia ente lo patológico de lo que no lo es, es principalmente si se puede hacer más cosas; me explico, si en tu vida gira entorno solo a una cosa, a una determinada práctica, si en tu mente solo es capaz de recrear un único escenario (y eso va desde las prácticas socialmente convencionales a las más extremas que podáis imaginar) creo que algo chirría, si no eres capaz de abrir miras o ponerte en el lugar del otro, de conectar y empalizar con otro ser humano, amigit@ tenemos “un problema”…. pero todo esto lo dejaremos para otro post… la moraleja después de esta retahíla y palabrería es que NO TENGAS MIEDO, el miedo nos hace pequeños, nos resta y nos oprime. Como ya he dicho en otra ocasiones, quítate las cadenas de los convencionalismos, conócete a ti mismo y abraza incluso tu lado más oscuro, pues solo a través de las sombras somos capaces de ver luz y sentirnos auténticamente libres, olvida las opiniones negativas de ciertas personas, acalla los prejuicios, pues la mayor libertad que podemos tener por encima de todo es la auto conciencia y la libertad de poder expresarnos tal y como somos….

Anuncios