Calcifer…

Pasan las horas y aun estoy “anestesiada”; pero esta espiral en la que estoy inmersa no es una negación…no niego o reniego de lo que ha sucedido…pero mis ideas van y vienen, saltan a trompicones y aunque soy consciente de ciertas cosas no soy muy dueña de mi misma ahora… es curioso la vorágine emocional y como puedes saltar de la tranquilidad al nerviosismo o al enfado…

No obstante mi parte racional me esta ayudando en esta “transición” pero no se, todo me parece tan extraño… pase el tiempo que pase y a pesar de las diversas experiencias, poner palabras al dolor emocional es algo complicado pero por encima de todas las cosas es doloroso, porque implica mirar a la cara a mis miedos, asumir mis propios temores y, por supuesto mis enganches y debilidades personales.

Si estas leyendo esto, quiero que sepas que ¡si!, estas líneas son para ti grandullón… pero no son un reproche, no tengo nada que reprocharte porque has sido la persona más sincera, trasparente y honesta que he conocido desde hace mucho tiempo. Tu integridad ha sido digna de mención… aunque es cierto y como te escribí lo “único” que me pesa es que nuestra última conversación fuera a través de la redes sociales, aunque siendo un poco irónicos es casi poético; lo que empezó a través de la gran red social ha terminado por un canal similar. Se que en persona todo hubiera sido mucho más complicado y, muy probablemente hubiera terminado llorando a moco tendido, como me paso ayer cuando estábamos WhatsAppeando y como ahora mientras escribo estas líneas.

Sabes tan bien cómo yo, que el ser humano es animal de costumbres y que en el fondo necesitamos esas rutinas para sentirnos seguros, en este poco tiempo y frente a todo pronostico, ya me había acostumbrado a ti, a tu “ironía”, tu humor negro, a las coñas y vaciladas que hacían que me picara como una tonta y tu te rieras de mi a carcajadas…. o me dijeras frases como “dicen que lo fácil no gusta” pero esto me encanta…

Todo esto… el que no haya un mañana, el que el “pack premium” no haya salido adelante me duele muchísimo, casi como si me estuvieran aplastando el corazón y no pudiera seguir respirando… porque inexplicablemente me había imaginado un mañana, había pensado en cenas, estrenos y maratones de cine, risas y por supuesto todo lo demás.

Pero te pido algo, si lees esto, no te sientas culpable, no hiciste nada malo, o al menos nada que nadie medianamente entusiasmado con la novedad de conocer a alguien no hubiera dicho en un momento dado. La verdad es que creo que el fallo ha sido mío  (y esto no es el típico discurso victimista de auotflajelación pesimista). Tal vez mi fallo ha sido creerme todo demasiado rápido, querer acelerar las cosas y tal vez demandarte más de lo que podías o querías dar… pero si hice lo que hice solo fue porque creía que contigo podía ser distinto.

¿Te acuerdas cuando te dije que hacia tiempo que me había sanado emocionalmente y que no tenía cuentas pendientes ni duelos atrasados?… Pues era verdad, después de mi última relación (de la cual hace más de dos años), ya había hecho las paces conmigo misma, y había llorado todo; creo que por eso tenía una pequeña puerta abierta a una posible relación, a algo distinto y diferente… tan raro y singular ha resultado que en este tiempo no nos hemos cuidamos nada de nada (íntimamente hablando) y eso… había sembrado una pequeña duda en mi… había generado el ¿y si?… ¿Y si es la persona que hace que me nazca el instinto?, ¿y si… después de todo puede ser un compañero de vida y la persona con la que la palabra maternidad no me de repelús?… pero los sueños, sueños son… y el problema de ellos como el de las fantasías, es que están condenadas al fracaso, porque los humanos somos así, deseamos las cosas mientras no las tenemos, en el momento en el que se materializan…ya no las queremos, no podemos quererlas.

Y ahora reflexionando, mientras con estas lineas hago “mi duelo” personal, estoy tratando de ver cual ha podido ser el fallo… trato de entender que ha podido pasar para que “no te nazca” cuando algunas señales si mostraban que podía ser… ahora me hace “gracia” cuando aquella vez soltaste una frase que suelo decir mucho…y es que somos esclavos de nuestras palabras… y ¡si cielo!, aunque no hayan salido las cosas… tus palabras, fueron un potente ilusorio en mi pequeño y sensible corazón.

Hace un tiempo una buena amiga me dijo que muchos hombres buscan a quien cuidar… una chica a la que proteger y que resulte “tiernita”, la cosa es (según me dice Nita) que yo no encajo en ese perfil… que soy demasiado autosuficiente para la mayoría de las personas, entonces ¿me pegunto si el no ser alguien codependiente y “cuidable” ha podido ser el problema? o tal vez el error ha sido haber aceptar una relación monógama de primeras, y que eso te haya hecho pensar que me tenias “segura” demasiado rápido… tendré que seguir adelante con estas dudas y tal vez algún día poder hacértelas mientras tomamos un café y reímos (porque eso si se nos da bien)…

Se que me has dicho que tengo tu amistad incondicional… pero lo siento mucho grandullón, ahora no puedo, no puedo ser tu amiga hasta que no asimile todo… necesito pararme y lamerme las heridas, encajar un poco todo para poder volver con más fuerza… porque la verdad es que la vida es corta y hay que darse la oportunidad de ser feliz, me duele que no hayas sido tu, pero espero de todo corazón que tu si lo seas y, que después de todo tus sueños si se vean cumplidos, porque te lo mereces de verdad bichito…

Anuncios

6) ¿Y tú a que juegas?… desgranando los juegos psicológicos según el AT

Pues ya estoy de nuevo aquí, tal y como os prometí en el anterior post, voy a dedicar unas líneas para desgranar en profundidad los principales juegos psicológicos que explicaba Eric Berne en en Análisis Transaccional.

 

Para poder entenderlos bien, no podéis olvidar, las posiciones/roles que se adoptan durante estos juegos (salvador, victima y perseguidor). Tampoco debéis de olvidar, que los juegos, son una forma de programar el tiempo “pasatiempos” cuyo fin último es reforzar el guión de vida de las personas que juegan, ocupando tiempo para evitar la autentica intimidad.

Para poder entender los roles o el papel desde el que se juega, debes de repasar un poco el post anterior; pero por si las moscas os lo repito.

Partimos de la base del triangulo dramático de Karpman y sus tres “papeles” no solo interactuarán, si no que rotaran haciendo que se desarrolle el juego.

 

 triangulo_dramatico-300x175.jpg

El rol de salvador es un papel muy facilmente adaptable para personas realmente emocionales. Es el rol de la persona que ayuda a las demás sin que ni siquiera le hayan pedido nada. Son personas sumamente empáticas, que pueden sentir la necesidad en los demás. además se sienten bien “salvando” a las personas, y muchas veces tapan sus necesidades o carencias tomando este papel.

Las frases tipo de este rol serían: “tengo la solución”, “no te preocupes, yo lo arreglo”, “menos mal que estoy aquí para ayudarte” “que harías sin mi…”

El rol de perseguidor, sería una persona que se expresa siempre en tono de rabia y/o reproche. Siempre está enfadad@ y se siente con la potestad de poder juzgar los comportamientos de los demás de una forma completamente libre y sin limitaciones. Vive calibrando lo ajeno y midiendo lo justo o injusto de las situaciones. Tiene frases típicas, o más bien patrones de comunicación, como por ejemplo: “Yo de ti no haría eso” “No entiendo porqué tienes que comportarte así” “Después de todo lo que hice por tí y haces esto…”

El rol de víctima utiliza siempre en un tono de sumisión o pasividad, necesitando de un Salvador/a para salir adelante en cada momento. Lo más importante de la figura de la Víctima es que el triángulo dramático no existiría sin su presencia. Adopta una postura triste y de miedo hacia todo lo que le rodea. Llega a sentir que el miedo le/la paraliza literalmente, teniendo incluso ataques de pánico por esta situación.

suele expresar frases como: “no puedo” “soy incapaz” “Si, pero…” “Menos mal que existes…” Solemos verle como el/la pobrecito/a, lo cual da alas al papel del o la salvador/a o de aprovechado/a, lo cual alimenta el rol del o la acusador/a.

 

Berne y posteriormente Claude Steiner desarrollaron muchos tipos e juegos, pero hay siete principales.

 

  • ¿Por qué siempre me pasa a mí?

Las personas que practican este juego se lamentan de las cosas desagradables que les ocurren precisamente a ellos y tienden a sentir que han sido escogidos para que les ocurran todas las cosas malas y todas las desgracias. Es decir, que tienen un papel de víctima o victimismo patológico (de forma aparente) dando la impresión de indefensión y lástima “pobre de mi”

El propósito del juego es explotar el sentimiento de lástima y compasión completando así la transacción. En un nivel más profundo, las personas que juegan a esta dinámica rara vez son conscientes de que ellos mismos estructuran las situaciones para que todo fracase (auto boicot).

 

La dinámica del juego tal y como la explican Berne y Kertész describen este juego como “masoquismo inconsciente”. El jugador fomenta inconscientemente las desdichas de su vida, de manera que el mismo se manda y refuerza de forma oculta  el mensaje de: “¡te lo mereces por estúpido!”.

 

Cuando topamos con alguien que juega a este u otros juegos debemos de entender que existen ciertos “beneficios” sobre todo para la persona que se encuentra inmersa en esta espiral.

 

Pseudoventajas del juego

Biológica:El jugador recibe caricias negativas que en el movimiento del juego pueden ser agresivas o de lástima.
Existencial:La posición existencial es Yo estoy mal Tú estás bien, que se alimenta y refuerza a través del juego.
Emocional: En el juego repite y vive los rebusques de miedo y tristeza.

Antítesis del juego psicológico: Los jugadores que se enganchan con el jugador deben darse cuenta del empleo del Padre Nutritivo negativo, actuando como Salvadores.

 

  • El mío es mejor que el tuyo


El juego consiste, básicamente, en competir y comparar todo a cada momento, dándose una importancia y relevancia excesiva y mostrando una superiordidad constante. El jugador tiene un rol de persiguiendor enganchando y colocando a los demás en un rol de victima (ya que son “inferiores” a el).

 

El propósito del juego es básicamente alardear y ponerse por encima de los demás, son personas que tienden a acumular cosas, competir, alardear, evitaban en gran manera percibir los límites personales. El mensaje interior que alimenta la persona que se engancha con este juego retroalimenta la idea de “qué mal estoy, que necesito ganar en todo”.
Pseudoventajas del juego

Biológica: tienden a ser polémicas, llenando así su batería de caricias de aplausos o de descalificación; de este modo satisfacen el hambre de estímulos.
Existencial:Confirmar la posición existencial «Yo estoy mal Tú estás bien».
Emocional: Mantienen y refuerzan los rebusques del poder y las fantasías de éxito, triunfo…

Antítesis del juego:Las personas que viven con el jugador deben activar al Padre Nutritivo para ofrecerle mensajes de aprecio.

  • Estúpido

El juego consiste en hacer algo tonto, como por accidente, que moleste persistentemente a otros con el fin de que éstos le llamen estúpido y aquél quede confuso ante los demás. El Propósito del juego o el fin que persigue la falsa victima es reforzar el auto concepto de que “no esta bien” y que no es capaz de hacer nada bien.

Por lo general, la base del juego consiste en hacer las cosas mal a posta con el único fin de hacer el ridículo ante los demás que a la larga o se burlaran de el o harán las cosas en su lugar, haciendo que acepte caricias negativas

Pseudoventajas

Biológica:Las «tonterías» continuas y ampliadas del jugador le reportan caricias negativas de los Perseguidores.
Existencial :Se mantiene la posición existencial Yo estoy mal – Tú estás bien.
Emocional: Se refuerzan los «rebusques» de culpabilidad o de sufrimiento, en vez de permitir el auténtico sentimiento de tristeza.

Antítesis del juego: Aquellos que conviven con el jugador pueden activar el Padre Nutricio ofreciendo comprensión.

 

  • ¿Por què no…? si pero…

 

Este juego consiste en recibir sugerencias y rechazarlas de forma constante, alegando excusas o pretextos, de manera que lejos de resolver los problemas, la persona se “tranquiliza” tras comprobar que todas las posibles soluciones son buenas pero aun  así no las aplica. El fin del juego, no es mostra una superioridd constante sobre los demás, ya que nadie va a decirle lo que tiene que hacer. El rol principal en este juego es el papel de Perseguidor encubierto de víctima que pretende enganchar a Salvadores.

Pseudoventajas

Biológica: Las discusiones «racionales» sobre sus problemas le permite satisfacer el hambre de estímulos.
Existencial:Confirma la posición existencial «Yo estoy bien – Tú estás mal», que le conduce a confirmarse en el pensamiento de que todos quieren dominarlos.
Emocional: Refuerza el «rebusque» de resentimiento frente a las figuras autoritarias que le dan consejos.

 

  • Pata de palo

La persona que practica «Pata de Palo» tiene algún impedimento físico o psíquico, personal o social y lo utiliza para librarse de una responsabilidad. El propósito del juego es evitar adquirir competencias o responsabilidades, alegando las justificaciones físicas, familiares, sociales, educativas o de antecedentes personales para evadirlo. La persona que participa en este juego adquiere un rol de victima patológica en busca de un Salvador.
El fin de este tipo de transacciones son muy probablemente para alcanzar caricias condicionales e inadecuadas en los primeros años de vida.

Pseudoventajas
Biológica:Los jugadores se sirven de conductas inadecuadas para alcanzar caricias de humillación.
Existencial:Reafirma la posición de Víctima: Yo estoy mal – Tú estás bien.
Emocional:Mantiene los  «rebusques» prefijados de sentirse inferior, deprimido.

  • Alboroto

Este tipo de juego consiste en discutir turbulenta y ruidosamente entre dos o más personas (vamos lo que viene a ser un follón en toda regla) incluyendo desvalorizaciones de parte de cada persona, con dureza y en ocasiones llegando incluso a la violencia. El propósito del juego no es separarse porque “han peleado”, el trasfondo real es que que entraron a pelear para tener razón para separarse.
El rol principal del juego es el de perseguidor que fustiga retadoramente y libera su rabia.

Pseudoventajas
Biológicas:Con el  «Alboroto» colecciona caricias de atención y de cólera.
Existencial:Tanto los Perseguidores como las Víctimas y Salvadores, confirman su posición frente a los otros: «No estás bien»
Emocional:Vive los «rebusques» de rabia.

Antítesis del juego: Fijar metas convenientes desde el Adulto y enviar mensajes claros al Adulto del primer jugador, de que no se pelea, no porque se es cobarde, sino por no buscar espectáculo.

  • Rapo o violencia.

Es un juego generalmente dado entre un hombre y una mujer, aunque puede ser jugado entre sujetos del mismo sexo. Consiste en provocar una atracción, la mayoría de las veces sexual, y cuando la persona atraída da una respuesta positiva, es rechazada con ira y desprecio. Se pretende atraer, acoger para rechazar y abandonar, muchas veces con insultos.

El propósito del juego es infligir la humillación al otro. El jugador satisface su venganza, su poder sobre el otro.

Pseudoventajas 
Biológica: El Perseguidor satisface el hambre de estímulos a través de los intercambios beligerantes y sexuales y de la descarga de su agresividad contra los que han picado el cebo.
Existencial: Refuerza su posición existencial “Yo estoy bien – Tú estás mal”. En la variante sexual: “Yo soy inocente, limpia – Tú eres – sucio”. En lo social: “Yo soy fenomenal, puedo ayudarte – Tú eres un pobrecito”.
Emocional: Recibe las caricias a las que está acostumbrado de ser admirado por su cuerpo, su poder sobre el otro, su atracción sexual. Justifica sus rebusques de prepotencia, abandonando a la Víctima.

5) Los juegos psicológicos bases de la comunicación en AT (Análisis Transaccional)

¡Lo se! Llevo desde noviembre con los post de AT un poco descolgados, pero este tipos de “pseudo artículos” me suelen llevar algo más de tiempos, sobre todo porque repaso apuntes, el vocabulario y la forma de expresión un poquito más (intento comunicarme de forma eficaz y a la vez que los que me leéis os enteréis).

Hoy quiero dedicar este post a una forma de “comunicacion” y una forma de relación que TODOS en algún momento hemos participado… son los juegos psicológicos… y si, son algo bastante chungo, más cuando se hacen crónicos o cuando nuestro mecanismo de relación se basa en ellos.Una vez más tengo que decir, y dejar por escrito lo que el otro día le comentaba a un amigo… que ir al terapeuta NO ES MALO… porque un buen terapeuta es el que te dotará de competencia psicoemocionales para que tu desarrollo se propicie de la mejor forma posible.

Para analizar una transacción hay que:

1. Averiguar quién está emitiendo una determinada información (Padre, Adulto, Niño)

2. Averiguar quién está activando la respuesta a esa información.

3. Visualizar en diagramas, por medio de flechas, las relaciones que se establecen entre los Estados del Ego de las dos personas.

4. Concretar en reglas el carácter de tales relaciones.

Los juegos psicológicosBerne los definió de la siguiente forma.

Un juego psicológico es una serie de transacciones ulteriores que se realizan sin conciencia Adulta, en las que se implican las personas de forma repetitiva, que conducen a un final previsible dentro del guión de cada persona que participa. En el final del juego las personas experimentan sentimientos parásitos y terminan pensando ideas que refuerzan sus creencias de guión.

De forma aun más simple, viene a decir que cuando dos personas se enredan en un juego psicológico, lo hacen dese desde estados del yo cruzados (transacciones ulteriores), estas transacciones o formas de comunicación tiene un mensaje explícito, pero uno muy potente soterrado que conecta con la otra persona y su guión. De manera que las personas van rotando en las distintos roles (perseguidor, salvador y víctima) ocupando tiempo, sin llegar a una conclusión satisfactoria y según la intensidad o la duración cargando a los participantes de sentimientos y emociones parásitas.
Los juegos están motivados por la ilusión arqueopsíquica de satisfacer necesidades arcaicas insatisfechas en el momento de las decisiones del guión de vida. Berne decía que los juegos, así como el guión del que proceden y al que refuerzan, pertenecen a los fenómenos transferenciales. El control del comportamiento es arqueopsíquico, y son un intento ilusorio de reproducir las relaciones con alguien del pasado y conseguir las caricias o la estructura que no se consiguieron en su momento.

  • ¿Por qué siempre me pasa a mí?
  • El mío es mejor que tuyo
  • Estúpido
  • ¿Por qué no…? Si pero…
  • Pata de palo
  • Alboroto
  • Rapo o violencia

La explicación de los juegos lo desarrollare en el siguiente post, con la idea de no cargaros en exceso de in formación.