Calcifer…

Pasan las horas y aun estoy “anestesiada”; pero esta espiral en la que estoy inmersa no es una negación…no niego o reniego de lo que ha sucedido…pero mis ideas van y vienen, saltan a trompicones y aunque soy consciente de ciertas cosas no soy muy dueña de mi misma ahora… es curioso la vorágine emocional y como puedes saltar de la tranquilidad al nerviosismo o al enfado…

No obstante mi parte racional me esta ayudando en esta “transición” pero no se, todo me parece tan extraño… pase el tiempo que pase y a pesar de las diversas experiencias, poner palabras al dolor emocional es algo complicado pero por encima de todas las cosas es doloroso, porque implica mirar a la cara a mis miedos, asumir mis propios temores y, por supuesto mis enganches y debilidades personales.

Si estas leyendo esto, quiero que sepas que ¡si!, estas líneas son para ti grandullón… pero no son un reproche, no tengo nada que reprocharte porque has sido la persona más sincera, trasparente y honesta que he conocido desde hace mucho tiempo. Tu integridad ha sido digna de mención… aunque es cierto y como te escribí lo “único” que me pesa es que nuestra última conversación fuera a través de la redes sociales, aunque siendo un poco irónicos es casi poético; lo que empezó a través de la gran red social ha terminado por un canal similar. Se que en persona todo hubiera sido mucho más complicado y, muy probablemente hubiera terminado llorando a moco tendido, como me paso ayer cuando estábamos WhatsAppeando y como ahora mientras escribo estas líneas.

Sabes tan bien cómo yo, que el ser humano es animal de costumbres y que en el fondo necesitamos esas rutinas para sentirnos seguros, en este poco tiempo y frente a todo pronostico, ya me había acostumbrado a ti, a tu “ironía”, tu humor negro, a las coñas y vaciladas que hacían que me picara como una tonta y tu te rieras de mi a carcajadas…. o me dijeras frases como “dicen que lo fácil no gusta” pero esto me encanta…

Todo esto… el que no haya un mañana, el que el “pack premium” no haya salido adelante me duele muchísimo, casi como si me estuvieran aplastando el corazón y no pudiera seguir respirando… porque inexplicablemente me había imaginado un mañana, había pensado en cenas, estrenos y maratones de cine, risas y por supuesto todo lo demás.

Pero te pido algo, si lees esto, no te sientas culpable, no hiciste nada malo, o al menos nada que nadie medianamente entusiasmado con la novedad de conocer a alguien no hubiera dicho en un momento dado. La verdad es que creo que el fallo ha sido mío  (y esto no es el típico discurso victimista de auotflajelación pesimista). Tal vez mi fallo ha sido creerme todo demasiado rápido, querer acelerar las cosas y tal vez demandarte más de lo que podías o querías dar… pero si hice lo que hice solo fue porque creía que contigo podía ser distinto.

¿Te acuerdas cuando te dije que hacia tiempo que me había sanado emocionalmente y que no tenía cuentas pendientes ni duelos atrasados?… Pues era verdad, después de mi última relación (de la cual hace más de dos años), ya había hecho las paces conmigo misma, y había llorado todo; creo que por eso tenía una pequeña puerta abierta a una posible relación, a algo distinto y diferente… tan raro y singular ha resultado que en este tiempo no nos hemos cuidamos nada de nada (íntimamente hablando) y eso… había sembrado una pequeña duda en mi… había generado el ¿y si?… ¿Y si es la persona que hace que me nazca el instinto?, ¿y si… después de todo puede ser un compañero de vida y la persona con la que la palabra maternidad no me de repelús?… pero los sueños, sueños son… y el problema de ellos como el de las fantasías, es que están condenadas al fracaso, porque los humanos somos así, deseamos las cosas mientras no las tenemos, en el momento en el que se materializan…ya no las queremos, no podemos quererlas.

Y ahora reflexionando, mientras con estas lineas hago “mi duelo” personal, estoy tratando de ver cual ha podido ser el fallo… trato de entender que ha podido pasar para que “no te nazca” cuando algunas señales si mostraban que podía ser… ahora me hace “gracia” cuando aquella vez soltaste una frase que suelo decir mucho…y es que somos esclavos de nuestras palabras… y ¡si cielo!, aunque no hayan salido las cosas… tus palabras, fueron un potente ilusorio en mi pequeño y sensible corazón.

Hace un tiempo una buena amiga me dijo que muchos hombres buscan a quien cuidar… una chica a la que proteger y que resulte “tiernita”, la cosa es (según me dice Nita) que yo no encajo en ese perfil… que soy demasiado autosuficiente para la mayoría de las personas, entonces ¿me pegunto si el no ser alguien codependiente y “cuidable” ha podido ser el problema? o tal vez el error ha sido haber aceptar una relación monógama de primeras, y que eso te haya hecho pensar que me tenias “segura” demasiado rápido… tendré que seguir adelante con estas dudas y tal vez algún día poder hacértelas mientras tomamos un café y reímos (porque eso si se nos da bien)…

Se que me has dicho que tengo tu amistad incondicional… pero lo siento mucho grandullón, ahora no puedo, no puedo ser tu amiga hasta que no asimile todo… necesito pararme y lamerme las heridas, encajar un poco todo para poder volver con más fuerza… porque la verdad es que la vida es corta y hay que darse la oportunidad de ser feliz, me duele que no hayas sido tu, pero espero de todo corazón que tu si lo seas y, que después de todo tus sueños si se vean cumplidos, porque te lo mereces de verdad bichito…

Anuncios

2 comentarios sobre “Calcifer…

    1. Muchas gracias por tus palabras 😄😘. La verdad que últimamente con el carrusel emocional que estoy pasando… tengo menos tiempo del que me gustaría para sentarme y escribir… pero algo estoy cocinando 😄

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s