9) Los rackets

En el post anterior hablábamos del guión de vida… pues ahora lega una parte fascinante; una mecánica que se a a más de uno y de una le va a dejar pensando un buen rato.

Una vez decidido nuestro guión de vida es decir cuando estamos en contacto con nuestros niveles de identidad relacionados con el guión de vida, es inevitable que distorsionamos la percepción de las situaciones de la vida de forma que encajen en nuestras creencias de guión. Es decir… esos mensajes que se grabaron en nuestra cabeza a lo lago del tiempo y que dimos por validos, que dimos por verdades absolutas harán que seleccionamos a las personas con quien relacionarnos de modo que nuestras relaciones giren en torno a ellos… dicho de otra forma nos permitan entablar transacciones motivadas por esas creencias; experimentamos sentimientos y sensaciones somáticas que por tanto no motivan una acción efectiva para la resolución de las situaciones de forma satisfactoria. La consecuencia es que se refuerzan todavía más esos niveles de identidad.

Distorsión de la percepción

Los procesos de distorsión de la percepción de las situaciones de la vida se explican estructuralmente como contaminaciones o interferencias en el estado Adulto (neopsíquico) de la realidad por nuestro estado niño (Arqueopsique) o por el estado Padre (Extereopsique)

Schiff en 1975 decía que “Todos elaboramos un Marco de Referencia a través del cual filtramos los estímulos que percibimos de la realidad para que encajen en nuestras creencias de guión y a través del cual autorregulamos nuestra conducta de manera que se mantenga estable este sistema de creencias que es el Marco de Referencia.”

La consecuencia es una auto-limitación en las opciones a la hora de resolver los problemas y una serie de conductas pasivas a la hora de enfrentarlos, que suelen manifestarse con expresiones/ acciones que “pendulean” desde ‘no hacer nada’ hasta otras formas más sutiles de pasividad como: ‘sobre-adaptarse’ a los otros; ‘agitarse’ intentando actuar sin un objetivo dirigido a la resolución de los problemas; ‘incapacitarse’ o ejercer ‘violencia’ contra las personas o las cosas como forma de descarga después de la agitación sin que ello resulte en la resolución de los problemas….

Por otro lado cada acción, cada acto que refuerza nuestro guión de vida genera emociones y sentimientos.

Sentimientos naturales y parásitos

Como sabemos la principal función de los sentimientos es la toma de conciencia de las situaciones en las que nos encontramos.

Las emociones básicas que tienen ese valor funcional son la alegría, la tristeza, el miedo y el enfado, (si no habéis visto la película incide out… verla!!!) 

La alegría, la tristeza, el miedo, el enfado y el asco (la mayoría de los autores lo ponen en emociones de segundo orden….) son las emociones naturales que el niño experimenta en la interacción natural con el entorno en función de la satisfacción de sus necesidades.

En el proceso de adaptación condicionada al entorno y de respuesta a los mandatos adoptamos, junto con las decisiones de guión, unos sentimientos específicos que fueron reforzados en la infancia desplazando o descontando a los naturales. Estos sentimientos es lo que llamamos sentimientos parásitos.

Los sentimientos parásitos tienden a ser repetitivos o recurrentes en muy variadas situaciones de la vida, en especial en los juegos psicológicos. No obstante, los sentimientos naturales siempre subyacen a los parásitos.

Los rackets

Un sentimiento parásito o sustituto de un sentimiento genuino  surge de una emoción que se a prohibido o reprimido en la infancia.

Por tanto, debajo de cada sentimiento parásito hay sentimientos reales que la persona no está expresando.

Algunos ejemplos de sentimientos parásitos son los celos, la vergüenza, la culpa, la envidia, la depresión, la frustración y la nostalgia. Otra cararacterística de estos tipos de sentimientos es que son aprendidos y manifestados por el Niño Adaptado Negativo.

El cambio a la emoción permitida, suele tener lugar de forma inconsciente, evitando así la resolución efectiva del problema en cuestión en el aquí y ahora, por lo que la persona termina experimentando un sentimiento de insatisfacción.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s