Porque no soy esa “clase de chicas”…

Creo sinceramente y, con el pasar de los días y los meses, que no me conoces en absoluto… aunque siendo sinceros…  creo que nadie se conoce a sí mismo realmente, por lo que llegar a conocer de verdad a otro ser humano, es algo bastante improbable; pero hagamos un intento y pongamos las cartas sobre la mesa…

No tengo pretensiones, sabes perfectamente que no soy de esa clase de chicas; una cosa es que tenga ilusiones y anhelos y otra muy distinta son las expectativas…

Aunque este comienzo es algo agridulce, me gustaría “proponerte” algo, si es que tienes el coraje para seguir adelante.

Me gustaría que te tomaras un tiempo, al menos razonable para conocerme, el necesario como para que supieras de mis miedos y temores; para que conocieras mis ilusiones y mis puntos fuertes…pero has de estar tranquilo mis palabras no son una soga al cuello que asfixia y corta la libertad, tomate el tiempo necesario, descúbreme, caminemos juntos, sin prisa pero sin pausa; no temas, no te estoy persiguiendo. Si quieres, puedes hablarme de ti, de tus ideas, sueños y metas, pero deja un breve espacio para el suspense, porque yo aun tengo mucho que contarte…

Por las mañana cuando te despiertes, dedica cinco minutos a pensarme, o cuando estés tranquilo y meditando, visualiza que lugar quieres que ocupe en tu día a día, sea como sea, no renuncies a descubrirme, a descubrite cuando estás a mi lado y, a pesar del entusiasmo de personas nuevas que puedan cruzarse en nuestros caminos, no dejes de querer conocerme cada día un poquito mas; porque yo no lo hago.

Eres como un libro que desde el comienzo, desde su portada, ya resultó intrigante; que desde el epílogo y, página a página me has fascinado, deja que sea yo la persona que señale y deje notas en los márgenes…

No temas, no hay obligaciones ni imposiciones, solo me gustaría que no olvides nuestros momentos, no apagues tus sentimientos y los míos racionalizando.

¡Déjate llevar, fluye!…víveme y disfruta de los efímeros instantes de nuestra vida,para que segundo a segundo hagamos consciente la felicidad del camino que estamos transitando.

Anuncios

Cumplir órdenes

Lo cierto es que uno nunca sabe como va a reaccionar en los momentos cruciales, ¡si! Hablo de esos momentos que trasforman tu vida; hay gente que reacciona mal a las noticias, otras dejan que les resbale la información y, siguen adelante.

El hecho de que sean buenos o malos, en realidad lo decides tú con tu actitud y como enfrentas y gestionas las distintas situaciones…. los días que trasforman nuestra vida siguen en el calendario, pones una marca y simplemente sigues adelante a la espera de que el próximo día trascendente vaya en la dirección que deseas.

El ser humano, o al menos una amplia mayoría, evitan enfrentarse al hecho de tener que decidir, intentamos delegar las responsabilidades en otros, incluso “obedecer”.

Tomar decisiones es duro, porque en la mayoría de las ocasiones y de formas más o menos directa implica que lo que decidas no simple gustará a los demás… ¡Si!, es muy fácil decir aquello de, pero si realmente al que le tiene que importar es a uno mismo; pero lo cierto es que pocos o muy pocas personas tienen la capacidad de quedar “como los malos de la peli”.

Supongo que por eso, hay cierto consuelo en obedecer ordenes, solo tienes que hacer lo que te dicen, no requiere esfuerzo mental, ni provoca dudas y te “absuelven” en buena medida de toda responsabilidad…

Pero hay un problema en esto de ser “obediente y abnegado” y es que si tienes conciencia vas a pasar algún que otro mal trago, pues si crees que los posibles juicios de los demás pueden ser duros… La propia conciencia es el arma más aterradora que existe.

Se dice que la capacidad de obedecer ciegamente a las personas es lo que las convierte en monstruos, o, a personas corrientes en héroes; todo depende de las ordenes dadas, ahí esta el truco, porque todos somos responsables de la elección de nuestro líder y de a quien decidimos seguir…

Demos ordenes o las cumplamos, todos contribuimos al resultado final….la responsabilidad es compartida entre todos.

Da lo mismo quien de las ordenes o quien las cumpla, antes o después debemos responder ante un poder mayor… No olvidéis nunca lo que dijo MILGRAM…

“Puede ser que seamos marionetas, marionetas controladas por los hilos de la sociedad. Pero al menos somos marionetas con percepción, con conciencia. Y quizás nuestra conciencia sea el primer paso de nuestra liberación”. (STANLEY MILGRAM)

El arte de amar

Una noche más me encontraba frente a mi ordenador, tratando de ordenar mis ideas y emociones; todos aquellos ejercicio por ser “adulta” eran francamente agotadores… pero de todas formas tampoco tenía nada que perder… Así que resople una vez más y comencé a teclear sin pensar demasiado en mis palabras…

Poco más puedo decir que no te haya repetido una y mil veces. SABES QUE TE AMO y, que daría lo que fuera por volver a tener una oportunidad para estar a tu lado, pero por una vez asumo que esto no depende de mi… todo esta en tus manos, tan solo depende de ti. Porque mis intenciones y mis deseos, ya han quedado más que remarcados en los e-mails que te he escrito en este tiempo.

Antes de nada quiero que sepas que no te olvido, pero has de reconocerme que escribir y, no recibir respuesta duele, el vacío duele mucho, sentirse excluida y apartada me molesta bastante, pero tampoco puedo obligarte, así que he decidido darte el máximo espacio posible, que realmente no sepas nada de mi, y, cuando así lo desees nos sentemos y hablemos… resulta cómico, pues ya, no me interesa una razón de porque me has “bloqueado”… tan solo quiero saber que estas bien y, que eres feliz, porque después de todo, por eso te alejaste de mi…para ser feliz.

Hace días que estoy leyendo el libro de El arte de amar de Erich From… ¡Joder, con el amigo! tiene cada “perlita” que da miedo, o al menos sus palabras me llegan en forma de punzada sarcástica que, a una servidora le sirve para hacer un poquito de trabajo instrosperctivo… Hoy me gustaría regalarte una frase que te dedico, porque sin lugar a dudas es la mejor forma que hay de expresar lo que significas para mi en todo aspecto y, sobre todo el emocional.

El amor infantil sigue el principio: “Amo porque me aman”. El amor maduro obedece al principio: “Me aman porque amo”. El amor inmaduro dice: “Te amo porque te necesito”. El amor maduro dice: “Te necesito porque te amo”.

Pues cielo mío te amo de forma madura… se que me amas, porque por alguna extraña razón… que no alcanzo a entender, has logrado llegar a donde nadie había llegado antes, has logrado de forma natural y simple, demoler todas la barreras que tanto tiempo me había costado construir para evitar enamorarme. Te necesito, porque te amo, porque en este puto y jodido mundo, en el que hay un millón de desgracias y tragedias, TÚ … haces que salga lo mejor de mi… y sobre todo haces que quiera ser aun mejor ser humano. El amor es la única fuerza promotora que nos convierte paradójicamente en quienes no somos, pero saca lo mejor de nosotros mismos….

Con esto quiero decirte que es tanto el amor que siento por ti, que quiero que seas libre, libre de verdad, que tomes tus decisiones, que elijas libremente al margen de mi, de mis emociones o de tu miedo de hacerme daño… Se libre, vuela, vive y, si aun quieres compartir un pedacito de tu existencia conmigo…solo tienes que decirlo… porque estés donde estés y, pase el tiempo que pase… te esperare…porque SIMPLEMENTE TE AMO… Y TE AMARE….