Se confunde lo malo con lo “sexy”

Me resulta muy curioso cómo la mayoría de nosotros tenemos varios “sinos” en nuestro ser y ¡si!, hablo de esa vocecilla en nuestra cabeza… llamada conciencia que a modo de eco aparece cuando menos te lo esperas.

Pero el post de hoy no es una reflexión o logia a nuestra intuición e inconsciente… es más una divagación de los cánones que nos seducen y enamoran… me refiero a cómo, y al porqué casi irremediablemente es natural amar y enamorarte de “lo peligroso”, de lo que no se debe, de lo que sabes que te dolerá antes o después…


La inseguridad emocional es algo muy curioso -como científica e investigadora que soy- me fascina el como el riesgo y lo peligroso llama nuestra atención… es algo así como la luz de la lámpara eléctrica que capta y llama a los bichos y, lo que más me fascina es el cómo se justifica el jugueteo y el acercamiento a lo que sabemos que es peligroso… para hacer uso de tópicos: la frase que más se repite es la de que los polos apuesto al nuestro nos atraen y nos atrapa sin remisión en su campo magnético.

Lo curioso no es si misma la frase, ni siquiera la teoría magnética, lo que me llama verdaderamente la atención es cómo la personas no son capaces de reconocen su propia capacidad de toma de decisiones.

Veo cada día a las personas de distintas situaciones emocionales caer embelesadas por la incertidumbre y al igual que el canto de las sirenas los límites entre lo “lo bueno” y “lo malo”, entre “lo ético” y “no tan ético” se desdibuja para dar cierta coherencia o sentido a nuestras acciones y decisiones.

Cómo nos vemos empujados sin remisión, cautivados y embelesados por aquellas personas a quien no puedes conocer del todo, aquel tipo de personas que suponen un reto para tu ego, ese tipo de perfil que resulta enigmático y atrayente, por supuesto es la clásica persona que ni de lejos puedes o debes tener; aquel perfil de personas que te da un subidón de adrenalina porque sabes que en cierta medida “es un juego peligroso”, alguien que te provoca, te atrae, te llama y te atrapa… alguien con quien sientes que tu cuerpo se convierte en magma incandescente y, con el que no eres completamente dueño de ti mismo.


Pero lo grave es cuando esta persona, este “tifón” es comparada con alguien que es más tranquilo, más lineal, alguien que no exalta tus sentidos pero que es sensata y coherente… como ese mar de tranquilidad nos resulta insulso, plano e inapetente. Me choca aunque a la vez me produce una “morbosa diversión” como etiquetamos lo que es bueno y sano emocionalmente con lo aburrido y como corremos como auténticos descerebrados de la vida en pos de aquello que es malo incluso patológico; corremos sin mirar, cómo auténticos camikaces, cuesta abajo, marcha atrás y sin frenos hacia aquellas personas que nos proporcionarán casi seguro un daño emocional, que dejaran marca tras marca, muesca tras muesca, escepticismo y cinismo en nuestro corazón…. porque después de todo se sigue pensando que los chic@ malos son las mejores amantes… jamás entenderé la paradoja de como muchas personas confunden lo malo con los sexy…

11 comentarios sobre “Se confunde lo malo con lo “sexy”

  1. Pues nosotros entendimos perfectamente lo que dices en el post y lo que explicas después en los comentarios 👌 te sales muchas veces cuando te sale del corazón lo que dices 🥰 y no te tiene que preocupar lo que digan unos u otros 🤷🏻‍♂️ cada uno que lo entienda como quiera, el mundo es muy grande. Casi se nos escapa esta entrada y es buenísima 🥰

    Le gusta a 1 persona

  2. No estoy de acuerdo contigo, no saldría con alguien aburrido simplemente por este motivo, no porque vaya a resultar un amor del bueno. Tampoco voy buscando el peor tío para enamorarme de él, surge y a veces resulta mal, nos atrae el físico, pero en mí caso que me hagan reír. Hay parejas maravillosas que han empezado con todo de espaldas y ahora van de frente y enamorados. Buscamos ser felices, no se busca que te hagan daño. Se busca aunque en el fondo creas que no es buena elección, por si sale bien, pero no creo que seamos masoquistas buscando el que más daños nos va a hacer. Sexi, sensual, erótico no es igual a malo, es igual a cualquier persona que te inspire esto.
    No creo que seamos unos lerdos en busca del amor perdido… Me aburren los tíos pedantes, ególatras y aunque vayan de verdad buscando una relación seria no saldría jamás con gente así. La gente no es diletante en el amor ni el la felicidad, las personas vamos instintivamente con nuestros sentimientos primarios buscando lo que creemos nos hará una vida más feliz.

    El ego en el amor funciona a los 18 0 19 en el que crees que todos te los puedes llevar, y él que ves más difícil, vas a por él. Luego la vida y lo vivido te hacen funcionar de otra manera. No, no somos unos ignorantes, somos simplemente personas.

    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Me encanta tu reflexión 😄; vamos por partes que es largo (y es cierto que el post tiene aspectos que requieren ciertos matices).

      Lerdos… no; pero creo firmemente que un porcentaje muy alto de las personas están enamoradas de la idea del amor y, construyen sus relaciones en base a esos preceptos propios del amor románico en el qué hay expresiones como:
      – el amor de verdad es no tener que decir nunca lo siento.
      – el amor todo lo puede.
      – por amor uno es capaz de cambiar…
      A eso quería referirme a que nos atrae lo malo… lo difícil, lo complicado…

      Obvio que cada pareja es un mundo y, las generalidades ayudan a comprender cosas peeeeero restan muchos matices que con frecuencia marcan una gran diferencia.

      Cierto es que la edad hace mucho en cuestiones de idealización, pero emocionalmente creo que pocas personas están bien preparadas. La experiencia (en base a desengaños) es una opción que generalmente tiene las patas cortas, porque sin trivializar las emociones, la base de toda relación sana es conocerse a uno mismo para así poder ser asertivo con los demás.

      Por último, y te lo digo como me sale de las entrañas (que es como suelo escribir estos post)…

      Cuando digo que nos atrae lo malo y complicado es…porque no conocemos tan tan poco a nosotros mismos (hemos indagado tan poco sobre nuestras pulsiones, miedos inconscientes y demonios)
      Que en “las cosas del amor” proyectamos nuestras necesidades … te acuerdas el diálogo que tiene el principito con la rosa… sobre la diferencia entre querer y amar? Ese era el paralelismo (que torpemente no he sabido plasmar en el post) querer y amar vs querer lo peligroso o “lo bueno y sano”.

      Mil millones de gracias por tu comentario 😄😄😄😄. Además de que me hace mucha ilusión,
      Es siempre un estímulo añadido 😄😉

      Le gusta a 2 personas

      1. El problema de generalizar es ese, errar, me conozco mucho, muchísimo, aprendí a través de la meditación, que por supuesto practico todos los días, también el budismo me ha enseñado a conocerme, aunque no sea budista. No pienso ni remotamente como tú, tengo más fe en el ser humano. Y de nada, comento si me llama la atención, cosa que ocurre pocas veces.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s