15 Razones…

Para darnos una oportunidad…. 

Mi amor TE AMO, de una forma que por mucho que escriba jamás podré hacerle justicia. Deseo que seas feliz por encima de todas las cosas… que logres tus sueños, metas y motivaciones. 

Estoy en deuda contigo… y tengo que darte las GRACIAS por todo lo que me has dado en este tiempo, por cada mensaje, cada risa, cada caricia y cada locura de madrugada…. me gustaría infinito que nuestras vidas estuvieran unidas… se que yo en tu lugar no dudaría, ¿porque lo tengo tan claro?:

  • Porqué me conozco muy bien, una cabeza tan sumamente racional como la mía.
  • Porque se que lo que siento es auténtico y hay momentos por “locos” que puedan parecer que merecen una oportunidad…

Ahora llega el momento en el que te pongo mi CV emocional y como veo las cosas desde mi perspectiva… esas razones que creo que son más que de peso para poder seguir adelante, esos motivos y motivaciones que me tienen al pie del cañón contigo….

  1. Tenemos varias cosas en común… pero una de las más importantes es el deporte. Además creo (o eso me parece… ) que me consideras cuanto menos “interesante” te ves todas mis Stories y me reaccionas a muchas (porque sabes cuando te lanzo pullas concretas).
  2. Nos hacemos reír mutuamente, incluso cuando los días o las situaciones no son las más óptimas (fíjate ahora…)
  3. Nos retamos mentalmente el uno al otro… en lo bueno y en lo menos bueno;. Nos “picamos” buscando recovecos en los que colarnos y desarrollar todo al máximo…
  4. Hablando de retar, hablamos el 90% de las cosas y buscamos llegar a acuerdos beneficiosos para los dos.
  5. No tenemos casi taras, y las que podemos tener… se complementan perfectamente 🤪.
  6. La distancia no es un problema (aunque pesa mucho más estos días), creo que los sentimientos de verdad se fortalecen con las dificultades… Ahora estamos pasando una fase complicada, pero creo firmemente que si la superaremos, saldremos reforzados y que seremos la OSTIA juntos.
  7. Podemos pasar tiempo juntos y no darnos cuenta de qué el tiempo pasa…ademas, cuando dormimos juntos nos acoplamos bien. Eres el tiempo que asienta todas mis direcciones.
  8. Somos el mismo grupo sanguíneo… lo cual es muy útil porque en caso extremo de un Apocalipsis zombi al estilo resident evil nos podemos salvar la vida mutuamente 😂😂😂
  9. Hay voluntad de seguir juntos, si te paras a pensarlo con la poca tolerancia que tiene la mayoría de la gente… si fuéramos otra clase de personas posiblemente ha hubiéramos “tirado” la toalla, pero aquí estamos, hablando… buscando formas y medios para seguir acortando distancias, y en mi caso “rompiéndome” la cabeza para sacarte una sonrisa aún cuando no hay ganas para reír y obviamente aquí estoy…haciendo esta lista que te de motivos por que la balanza se incline de mi lado.
  10. Tenemos una química muy bestia; la mayoría de las veces…. sobran las palabras (para saber cómo está el otro), tenemos esa especie de conexión que trasciende más allá… pero lo más importante es que sabemos (y si no te lo repito las veces que haga falta) que estoy/estamos el uno para el otro de forma incondicional sobre todo en los momentos difíciles.
  11. Me/ nos damos paz y tranquilidad, en eso también nos complementamos, pero sobre todo nos sumamos y eso vale millones; no olvides Lobito que eres mi elección emocional jamas podrías ser una opción… y me gustaría mucho seguir siendo también tuya 😊 
  12. Puede que no sea la relación con más de subidón emocional (llámese enamoramiento)… aprovecho para decirte que yo si estoy nadando en endorfinas, dopamina y serotonina… pero al margen de eso estoy convencida de que sin duda alguna es la relación más sana que he/hayas/ hayamos podido tener emocionalmente hablando 😉
  13. El sexo es una auténtica locura, pero una de las increíbles. Te deseo… de todas y cada una de las formas humana y demoniacamente posibles… te juro de verdad que quiero dormir cada noche a tu lado y despertar besándote o acariciándote… darte los buenos días con una sonrisa pícara, hacer desayunos y comidas juntos que acaben en juegos infinitos… deseo poder perderme míl veces en tu cuerpo y navegar un millón de veces en tu cabeza…
  14. Ahora que sabes que estoy hasta “las trancas por ti”…. (cosa que me encanta aunque me hace sentir un poquito vulnerable) y, aunque la cuarentena nos está poniendo a prueba y estoy desplegando todos recursos para poder llegar a ti y trasmitirte las cosas de la mejor forma posible… tengo que añadir me encanta lo que hemos vivido y lo que estamos viviendo (nos podíamos haber ahorrado lo de la pandemia…. aunque bueno… estamos haciendo historia). En resumen que me encanta haber tenido un pasado me gusta seguir escribiendo el presente y desearía MUCHO tener un futuro contigo. 🤗
  15. Lobito podría haber puesto 13 razones (que es mi número favorito) pero me recuerda a la serie de por 13 razones (que es un dramón y como que no)… Así que como me gustan los números impares pues te pongo 15 razones… que es el mismo número de peldaños que suben al trono y dan el acceso al trono infernal…. 15 “pruebas” y 15 razones por las que darnos una oportunidad… Aún recuerdo ese tiempo en el que tratabas de arañar puntos para subir al trono (cuantas veces me has intentando negociar…😂😂😂 y yo… vacilándote y poniéndotelo “difícil”) Realmente… las pruebas eran una excusa… para mi te has ganado el trono desde hace tiempo… porque has conquistado algo más complicado que cualquier prueba, has ganado mi corazón… Así que Lobito… la razón número 15 es sencilla… 15. Creo firmemente que toda historia merece una oportunidad de ser vivida y gozada al máximo, y más cuando las dos personas se conocen de una forma tan curiosa y se encuentran en sintonía en la mayoría de los aspectos, cuando se sienten bien juntos… Evidentemente es el pasado el que nos conduce a nuestro presente, pero es eso… pasado… nos nos define y creo que darnos una oportunidad de tener un futuro me parece la razón más contundente de todas…. Por mi parte y más allá de querer venderme como “la ostia” sólo puedo decir que si nos das una oportunidad no te arrepentirás… porque cada día trabajaré por ti, por mi y por los dos. Después de haberte expuesto todo, de haber argumentado desde todos los ángulos posibles los motivos y posibles motivaciones para darnos una oportunidad solo queda hacerte la pregunta más importante ¿Me harías el honor y la dicha de gobernar el infierno contigo, quieres que perdamos los miedos juntos y que intentemos darnos la oportunidad de vivir LA HISTORIA más bonita jamás contada? 😊😊😊 

Podría intentar seguir alegando motivos, venderme mejor y prometerte el oro y el moro… es más…podría decirte que si supiera que renunciando al trono de infierno podría tener una vida plena y mortal a tu lado… lo haría sin dudarlo…no obstante tampoco quiero atarte o condicionarte en base a mis sentimientos… eres preciso… una persona mágica y, con una potencialidad que creo que aún no eres capaz de ver… 

Por mi parte estoy dado todo… Estoy “peleado” incluso cuando me duele y créeme que entiendo tus dudas, tu caos… lo difícil que puede ser decidir… pero ahora te pido un poco de empatía, un ejercicio de “ponte en mi lugar”… Piensa lo que me ha dolido a mi cada una de tus ausencias… cada vez que te sentía lejos (más cuando desde el principio hemos hablando de todo… y, de un tiempo a esta parte te limitas solo a contestarme), he tenido días en esta infinita cuarentena en los que me quedaba como una idiota mirando el móvil a ver si me respondías… y finalmente no era así… me duele mucho sentir que no puedo llegar a ti… es lo más parecido a que me den  100 latigazos… Aún así estoy aquí, casi al límite de mi último aliento… y eso es lo único que me consuela… saber que estoy dando mi mejor versión…

Te voy a querer toda la vida… porque eres lo más bonito que me ha pasado jamás… pero sería una mala persona si no te dijera eso de que “no decidir… es también decidir… aunque duela”… aún así y con el último hilo de esperanza… si me pides que espere, si me dices que pueden cambiar las cosas…eso si… sin que sea un periodo de tiempo excesivamente largo….te esperé.

Quiero que vueles, que vueles alto… se feliz porque no conozco a nadie en este mundo que se lo merezca más que tú… me encantaría que nuestras vidas se volvieran a encontrar… porque se sin duda… que estaría contigo incondicionalmente… frente a todo y le pesará a quien le pesará… porque la conexión que siente mi alma cuando esta contigo es inefable… te amo.

Esas cartas que jamas leerás…esas cartas que nunca te llegarán….

Para ti mi Lobito

Últimamente he estado pensando en cartas, de esas que se escriben a  mano, de esas que daban un toque poético a las relaciones, esas que empiezas y no puedes parar….

He dudado mucho, muchísimo en enviarte esta carta, y sé de sobra que lo que voy a decirte cuesta de entender y, me resulta muy complicado de admitir; bueno en realidad tengo miedo de mirarte a la cara y decirte lo que estoy a punto de expresar, así que simplemente lo voy a escribir, así no lo pienso demasiado…. así que si tienes la bondad de leer estas letras, si tienes la amabilidad de confiar en mí, entonces quizás acabes creyéndome y de verdad que es muy importante que lo hagas, porque eres, sin tu saberlo, en estos momentos la “única” persona con quien puedo compartir este secreto…

Los elocuentes escritores y en concreto J. Cortázar en su libro de rayuela, si no recuerdo mal creo que dijo algo similar a que los grandes cambios siempre viene acompañados de una fuerte sacudida… y, así llegaste a mi vida, retumbando, haciendo añicos los pilares de mi existencia… haciendo del todo la nada y volviendo mi mundo al revés… entre risas y “calentones” varios y algún que otro periodo de silencio y reflexión…

Cuando te cruzaste en mi camino, cuando te pusiste aquella noche a mi lado en las escaleras del metro sentí una “chispazo” y una conexión (que nada tenia que ver con la química cerebral que se desató casi de inmediato), después me puse muy nerviosa… PERO MUCHO… aquella tarde, aquella noche fue absolutamente asombrosa, estuvo cargada de conversaciones, frases, rock en sujetador, canciones, sesiones de ciclo, risas y pelis a medio ver… con parones para recitar frases de los personajes de Marvel (momento de Hulk y Locki tras darle una sacudida épica…- ¡Dioses a mí!) en serio, sinceramente aquel día fue único, inigualable….

Cuando me tocaste, sentí un escalofrío recorrer mi piel y cuando mis labios tocaron los tuyos, supe que jamás me cansaría de ese sabor…. aquella fue la primera vez que sentí la urgente necesidad de que el mundo se detuviera hasta que pudiera comprender lo que estaba sucediendo, porque todo giraba a una velocidad de vértigo….

Pero cada día entiendo menos todo lo que está pasando, se suele decir que todo lo que tiene que ser será… a su tiempo y en su momento; que solo hay que confiar y esperar con paciencia, que las cosas fluyen y nada influye. Pero ¿cómo tener paciencia? cuando siento algo tan potente que me da miedo hasta de escribirlo, cuando siento que te quiero como se quiere lo que no se tiene, ni se puede, ni se debe… con locura.

Afirmo aquí, ahora… en estas líneas que sirven para calmar mi inquieto corazón que me he enamorado bichito… a lo tonto, a lo bestia, a lo ciego y también a lo complicado tintado de imposible, pero esto último lo supe al poquito de tenerte por segunda vez entre mis brazos, ya que eres y serás mi “imposible”… por muchas cosas, pero sobre todo porque más allá de la edad que nos separa, se que alguien como tú es muy complicado que pueda vincularse a alguien como yo… no obstante a pesar de eso eres la única persona en este momento, en este jodido, depravado y absurdo mundo con la que haría todo lo que no me atrevo a hacer con nadie más, con la que rompería “todas mis reglas”.

He querido convencerme infinitas veces de que “no eres nadie”, principalmente por miedo, ese puto miedo, que a veces te paraliza hasta las entrañas, que te grita que no lo hagas, que no confíes… miedo y temor a exponerme ante ti… pero pronto recuerdo que, “tan solo” eres esa persona que me eriza la piel, la persona con la que sueño y deseo despertar en la misma almohada, la persona a la que si pudiera, besaría hasta la voz, cuyo olor se ha colado en mi ser y inunda cada recuerdo como si fuera ayer… la persona con la que deseo trazar la senda de un camino común…

He tenido momentos de locura, de duda y de querer saber de ti a toda hora… pero he templado mis nervios, he calmado mi ansia y me he impuesto darte todo el espacio posible, aunque por dentro a veces me quemaban los dedos… LITERALMENTE… pero me repetía eso de que la delgada línea que separa el interés, de la pesadez y el acoso es ínfima… y lo último que quiero es cagarla por prisas y ansias. Eres increíble e indistintamente a lo que sientas, o la vibra que te de después de esta carta, quiero que sepa que voy a estar aquí, pues nada, absolutamente nada está muerto, si deja un buen recuerdo.

Hace poco, esculcando por la red tope con una frase de Smooth, que ahora me gustaría regalarte.

“Ven a enamorarte, a saber quién soy, permíteme mostrarme, dejar huella en ti… ven a saber de mi”

Soy optimista y me gusta a la idea de que lo imposible tan solo tarda un poco más, por ello y citando al gran Oscar Wilde te digo que “si no tardas mucho te espero toda la vida”…

No tengo mucho más que decirte, pero si darte las GRACIAS por todo lo que me has dado en este tiempo sin saberlo… por tu tiempo y por leerme, por ser como eres, por tus miradas, tus sonrisas y por darme la posibilidad de soñar… ERES GRANDE, y aun en la distancia me has sumado, jamás pierdas esa luz que te caracteriza. Recuerda lo que te dije… tienes una sola vida y un mundo entero para ser descubierto… hagas lo que hagas se muy feliz bichito.

No podría dar cierre a esta carta sin manifestar que, por mi parte me gustaría que hubiera un nosotros y que estás palabras, las cuales estoy segura que están retumbando en todo tu ser solo pasen a ser una anécdota más que podrás contar a nuestros hijos el día de mañana… en plan:

–       Y esto hijos es la historia de cómo vuestra madre (la señora Robbinson) dejo descolocado a vuestro padre durante un largo tiempo…

¡ES BROMAAAAA! Con Nala por ahora me vale.

Una vez más GRACIAS por todo mi niño.