6) ¿Y tú a que juegas?… desgranando los juegos psicológicos según el AT

Pues ya estoy de nuevo aquí, tal y como os prometí en el anterior post, voy a dedicar unas líneas para desgranar en profundidad los principales juegos psicológicos que explicaba Eric Berne en en Análisis Transaccional.

 

Para poder entenderlos bien, no podéis olvidar, las posiciones/roles que se adoptan durante estos juegos (salvador, victima y perseguidor). Tampoco debéis de olvidar, que los juegos, son una forma de programar el tiempo “pasatiempos” cuyo fin último es reforzar el guión de vida de las personas que juegan, ocupando tiempo para evitar la autentica intimidad.

Para poder entender los roles o el papel desde el que se juega, debes de repasar un poco el post anterior; pero por si las moscas os lo repito.

Partimos de la base del triangulo dramático de Karpman y sus tres “papeles” no solo interactuarán, si no que rotaran haciendo que se desarrolle el juego.

 

 triangulo_dramatico-300x175.jpg

El rol de salvador es un papel muy facilmente adaptable para personas realmente emocionales. Es el rol de la persona que ayuda a las demás sin que ni siquiera le hayan pedido nada. Son personas sumamente empáticas, que pueden sentir la necesidad en los demás. además se sienten bien “salvando” a las personas, y muchas veces tapan sus necesidades o carencias tomando este papel.

Las frases tipo de este rol serían: “tengo la solución”, “no te preocupes, yo lo arreglo”, “menos mal que estoy aquí para ayudarte” “que harías sin mi…”

El rol de perseguidor, sería una persona que se expresa siempre en tono de rabia y/o reproche. Siempre está enfadad@ y se siente con la potestad de poder juzgar los comportamientos de los demás de una forma completamente libre y sin limitaciones. Vive calibrando lo ajeno y midiendo lo justo o injusto de las situaciones. Tiene frases típicas, o más bien patrones de comunicación, como por ejemplo: “Yo de ti no haría eso” “No entiendo porqué tienes que comportarte así” “Después de todo lo que hice por tí y haces esto…”

El rol de víctima utiliza siempre en un tono de sumisión o pasividad, necesitando de un Salvador/a para salir adelante en cada momento. Lo más importante de la figura de la Víctima es que el triángulo dramático no existiría sin su presencia. Adopta una postura triste y de miedo hacia todo lo que le rodea. Llega a sentir que el miedo le/la paraliza literalmente, teniendo incluso ataques de pánico por esta situación.

suele expresar frases como: “no puedo” “soy incapaz” “Si, pero…” “Menos mal que existes…” Solemos verle como el/la pobrecito/a, lo cual da alas al papel del o la salvador/a o de aprovechado/a, lo cual alimenta el rol del o la acusador/a.

 

Berne y posteriormente Claude Steiner desarrollaron muchos tipos e juegos, pero hay siete principales.

 

  • ¿Por qué siempre me pasa a mí?

Las personas que practican este juego se lamentan de las cosas desagradables que les ocurren precisamente a ellos y tienden a sentir que han sido escogidos para que les ocurran todas las cosas malas y todas las desgracias. Es decir, que tienen un papel de víctima o victimismo patológico (de forma aparente) dando la impresión de indefensión y lástima “pobre de mi”

El propósito del juego es explotar el sentimiento de lástima y compasión completando así la transacción. En un nivel más profundo, las personas que juegan a esta dinámica rara vez son conscientes de que ellos mismos estructuran las situaciones para que todo fracase (auto boicot).

 

La dinámica del juego tal y como la explican Berne y Kertész describen este juego como “masoquismo inconsciente”. El jugador fomenta inconscientemente las desdichas de su vida, de manera que el mismo se manda y refuerza de forma oculta  el mensaje de: “¡te lo mereces por estúpido!”.

 

Cuando topamos con alguien que juega a este u otros juegos debemos de entender que existen ciertos “beneficios” sobre todo para la persona que se encuentra inmersa en esta espiral.

 

Pseudoventajas del juego

Biológica:El jugador recibe caricias negativas que en el movimiento del juego pueden ser agresivas o de lástima.
Existencial:La posición existencial es Yo estoy mal Tú estás bien, que se alimenta y refuerza a través del juego.
Emocional: En el juego repite y vive los rebusques de miedo y tristeza.

Antítesis del juego psicológico: Los jugadores que se enganchan con el jugador deben darse cuenta del empleo del Padre Nutritivo negativo, actuando como Salvadores.

 

  • El mío es mejor que el tuyo


El juego consiste, básicamente, en competir y comparar todo a cada momento, dándose una importancia y relevancia excesiva y mostrando una superiordidad constante. El jugador tiene un rol de persiguiendor enganchando y colocando a los demás en un rol de victima (ya que son “inferiores” a el).

 

El propósito del juego es básicamente alardear y ponerse por encima de los demás, son personas que tienden a acumular cosas, competir, alardear, evitaban en gran manera percibir los límites personales. El mensaje interior que alimenta la persona que se engancha con este juego retroalimenta la idea de “qué mal estoy, que necesito ganar en todo”.
Pseudoventajas del juego

Biológica: tienden a ser polémicas, llenando así su batería de caricias de aplausos o de descalificación; de este modo satisfacen el hambre de estímulos.
Existencial:Confirmar la posición existencial «Yo estoy mal Tú estás bien».
Emocional: Mantienen y refuerzan los rebusques del poder y las fantasías de éxito, triunfo…

Antítesis del juego:Las personas que viven con el jugador deben activar al Padre Nutritivo para ofrecerle mensajes de aprecio.

  • Estúpido

El juego consiste en hacer algo tonto, como por accidente, que moleste persistentemente a otros con el fin de que éstos le llamen estúpido y aquél quede confuso ante los demás. El Propósito del juego o el fin que persigue la falsa victima es reforzar el auto concepto de que “no esta bien” y que no es capaz de hacer nada bien.

Por lo general, la base del juego consiste en hacer las cosas mal a posta con el único fin de hacer el ridículo ante los demás que a la larga o se burlaran de el o harán las cosas en su lugar, haciendo que acepte caricias negativas

Pseudoventajas

Biológica:Las «tonterías» continuas y ampliadas del jugador le reportan caricias negativas de los Perseguidores.
Existencial :Se mantiene la posición existencial Yo estoy mal – Tú estás bien.
Emocional: Se refuerzan los «rebusques» de culpabilidad o de sufrimiento, en vez de permitir el auténtico sentimiento de tristeza.

Antítesis del juego: Aquellos que conviven con el jugador pueden activar el Padre Nutricio ofreciendo comprensión.

 

  • ¿Por què no…? si pero…

 

Este juego consiste en recibir sugerencias y rechazarlas de forma constante, alegando excusas o pretextos, de manera que lejos de resolver los problemas, la persona se “tranquiliza” tras comprobar que todas las posibles soluciones son buenas pero aun  así no las aplica. El fin del juego, no es mostra una superioridd constante sobre los demás, ya que nadie va a decirle lo que tiene que hacer. El rol principal en este juego es el papel de Perseguidor encubierto de víctima que pretende enganchar a Salvadores.

Pseudoventajas

Biológica: Las discusiones «racionales» sobre sus problemas le permite satisfacer el hambre de estímulos.
Existencial:Confirma la posición existencial «Yo estoy bien – Tú estás mal», que le conduce a confirmarse en el pensamiento de que todos quieren dominarlos.
Emocional: Refuerza el «rebusque» de resentimiento frente a las figuras autoritarias que le dan consejos.

 

  • Pata de palo

La persona que practica «Pata de Palo» tiene algún impedimento físico o psíquico, personal o social y lo utiliza para librarse de una responsabilidad. El propósito del juego es evitar adquirir competencias o responsabilidades, alegando las justificaciones físicas, familiares, sociales, educativas o de antecedentes personales para evadirlo. La persona que participa en este juego adquiere un rol de victima patológica en busca de un Salvador.
El fin de este tipo de transacciones son muy probablemente para alcanzar caricias condicionales e inadecuadas en los primeros años de vida.

Pseudoventajas
Biológica:Los jugadores se sirven de conductas inadecuadas para alcanzar caricias de humillación.
Existencial:Reafirma la posición de Víctima: Yo estoy mal – Tú estás bien.
Emocional:Mantiene los  «rebusques» prefijados de sentirse inferior, deprimido.

  • Alboroto

Este tipo de juego consiste en discutir turbulenta y ruidosamente entre dos o más personas (vamos lo que viene a ser un follón en toda regla) incluyendo desvalorizaciones de parte de cada persona, con dureza y en ocasiones llegando incluso a la violencia. El propósito del juego no es separarse porque “han peleado”, el trasfondo real es que que entraron a pelear para tener razón para separarse.
El rol principal del juego es el de perseguidor que fustiga retadoramente y libera su rabia.

Pseudoventajas
Biológicas:Con el  «Alboroto» colecciona caricias de atención y de cólera.
Existencial:Tanto los Perseguidores como las Víctimas y Salvadores, confirman su posición frente a los otros: «No estás bien»
Emocional:Vive los «rebusques» de rabia.

Antítesis del juego: Fijar metas convenientes desde el Adulto y enviar mensajes claros al Adulto del primer jugador, de que no se pelea, no porque se es cobarde, sino por no buscar espectáculo.

  • Rapo o violencia.

Es un juego generalmente dado entre un hombre y una mujer, aunque puede ser jugado entre sujetos del mismo sexo. Consiste en provocar una atracción, la mayoría de las veces sexual, y cuando la persona atraída da una respuesta positiva, es rechazada con ira y desprecio. Se pretende atraer, acoger para rechazar y abandonar, muchas veces con insultos.

El propósito del juego es infligir la humillación al otro. El jugador satisface su venganza, su poder sobre el otro.

Pseudoventajas 
Biológica: El Perseguidor satisface el hambre de estímulos a través de los intercambios beligerantes y sexuales y de la descarga de su agresividad contra los que han picado el cebo.
Existencial: Refuerza su posición existencial “Yo estoy bien – Tú estás mal”. En la variante sexual: “Yo soy inocente, limpia – Tú eres – sucio”. En lo social: “Yo soy fenomenal, puedo ayudarte – Tú eres un pobrecito”.
Emocional: Recibe las caricias a las que está acostumbrado de ser admirado por su cuerpo, su poder sobre el otro, su atracción sexual. Justifica sus rebusques de prepotencia, abandonando a la Víctima.

Anuncios

5) Los juegos psicológicos bases de la comunicación en AT (Análisis Transaccional)

¡Lo se! Llevo desde noviembre con los post de AT un poco descolgados, pero este tipos de “pseudo artículos” me suelen llevar algo más de tiempos, sobre todo porque repaso apuntes, el vocabulario y la forma de expresión un poquito más (intento comunicarme de forma eficaz y a la vez que los que me leéis os enteréis).

Hoy quiero dedicar este post a una forma de “comunicacion” y una forma de relación que TODOS en algún momento hemos participado… son los juegos psicológicos… y si, son algo bastante chungo, más cuando se hacen crónicos o cuando nuestro mecanismo de relación se basa en ellos.Una vez más tengo que decir, y dejar por escrito lo que el otro día le comentaba a un amigo… que ir al terapeuta NO ES MALO… porque un buen terapeuta es el que te dotará de competencia psicoemocionales para que tu desarrollo se propicie de la mejor forma posible.

Para analizar una transacción hay que:

1. Averiguar quién está emitiendo una determinada información (Padre, Adulto, Niño)

2. Averiguar quién está activando la respuesta a esa información.

3. Visualizar en diagramas, por medio de flechas, las relaciones que se establecen entre los Estados del Ego de las dos personas.

4. Concretar en reglas el carácter de tales relaciones.

Los juegos psicológicosBerne los definió de la siguiente forma.

Un juego psicológico es una serie de transacciones ulteriores que se realizan sin conciencia Adulta, en las que se implican las personas de forma repetitiva, que conducen a un final previsible dentro del guión de cada persona que participa. En el final del juego las personas experimentan sentimientos parásitos y terminan pensando ideas que refuerzan sus creencias de guión.

De forma aun más simple, viene a decir que cuando dos personas se enredan en un juego psicológico, lo hacen dese desde estados del yo cruzados (transacciones ulteriores), estas transacciones o formas de comunicación tiene un mensaje explícito, pero uno muy potente soterrado que conecta con la otra persona y su guión. De manera que las personas van rotando en las distintos roles (perseguidor, salvador y víctima) ocupando tiempo, sin llegar a una conclusión satisfactoria y según la intensidad o la duración cargando a los participantes de sentimientos y emociones parásitas.
Los juegos están motivados por la ilusión arqueopsíquica de satisfacer necesidades arcaicas insatisfechas en el momento de las decisiones del guión de vida. Berne decía que los juegos, así como el guión del que proceden y al que refuerzan, pertenecen a los fenómenos transferenciales. El control del comportamiento es arqueopsíquico, y son un intento ilusorio de reproducir las relaciones con alguien del pasado y conseguir las caricias o la estructura que no se consiguieron en su momento.

  • ¿Por qué siempre me pasa a mí?
  • El mío es mejor que tuyo
  • Estúpido
  • ¿Por qué no…? Si pero…
  • Pata de palo
  • Alboroto
  • Rapo o violencia

La explicación de los juegos lo desarrollare en el siguiente post, con la idea de no cargaros en exceso de in formación.

Resumiendo la anhelada felicidad

Este post es un resumen con algún tinte propio de un libro que sencillamente ME FASCINA.

El libro se llama la felicidad desesperadamente de Andre Comte Sponville; dicho autor tiene otros títulos que si os gusta reflexionar y os fascina la filosofía os recomiendo. Dicho esto, vamos a esta serie de ideas, que no son pocas… sobre la felicidad.

La felicidad desesperadamente

Creo que todos, absolutamente todos nosotros queremos ser felices, es más, es tan ansiada y buscada por todos que con frecuencia la industria y el marketing hace uso de ella para vender toda una serie de artículos que supuestamente te darán la felicidad…. pero de eso ya hablaremos más adelante.

Conté-Sponville en su libro habla de cómo la filosofía y su conocimiento nos puede ayudar en el camino de la búsqueda de la felicidad.

¿Qué es la filosofía?

Epicuro daba a esta pregunta la siguiente definición: “La filosofía es una actividad que, mediante discursos y razonamientos, nos procura la vida feliz”.

Sin embargo mi propia definición es un calco de la de Epicuro: La filosofía es una práctica discutiva que tiene la vida como objeto a la razón como medio y la felicidad como objetivo. Se trata de pensar mejor para vivir mejor. El objetivo de la filosofía es la felicidad. O, más exactamente, el objetivo de la filosofía es la sabiduría, y por lo tanto la felicidad, ya que, una vez más, una de las ideas mejor probadas en la tradición filosófica, y especialmente en la tradición griega, es que la sabiduría se reconoce en la felicidad, o al menos en un cierto tipo de felicidad.

Pero la felicidad que tanto queremos y de la que se habla en esta filosófica definición, no es una felicidad simplona, no es algo que se logra con mentiras, drogas y diversión… la felicidad se logra a través de la verdad, de cierto trabajo pero sobre todo con la verdad.

Y para poder obtener la verdad la clave está en ser franco y sincero, bajo ninguna circunstancia medirse a uno mismo y por ende no mentir a los demás. No Mentir sobre lo que acontece, sobre lo que creemos que ha sucedido y sobre lo que creemos necesitar para ser felices.

¿Difícil no? Pero antes de hacer esta labor titánica, vamos a intentar ver porque no somos felices; cuando digo esto es más bien una referencia a porque nos cuesta tanto percibir la felicidad y pesa más lo rutinario, lo normal o lo malo a la plena felicidad.

La cuestión es que la mayoría de las veces no somos felices, pero no siempre porque todo va mal. También ocurre, y con mayor frecuencia, que no somos felices ni siquiera cuando todo va más o menos bien, al menos para nosotros.

Creo que todos en algún momento hemos pensado aquello de: “Lo tengo todo para ser feliz…sin embargo no lo soy” por lo tanto podemos intuir que no basta con tenerlo todo para ser feliz. ¿Entonces que nos falta para ser felices, cuando lo tenemos todo para serlo y no lo somos? Sencillo NOS FALTA LA SABIDURÍA, nos falta autoconocimiento, en resumen, nos falta el saber vivir, pero no en el sentido de la urbanidad o la corrección del saber estar, sino en el sentido profundo de la expresión, en el sentido en que Montaigne afirma que “no hay ciencia tan ardua como saber vivir esta vida bien y naturalmente”

¿Por qué necesitamos la sabiduría? Porque no somos felices: esto nos remite a una frase de Camus, que tenía ese talento para decir con sencillez cosas graves y fuertes: ”Los hombres mueren y no son felices”. Yo añadiría: por eso la sabiduría es necesaria. Porque morimos y no somos felices.

La cuestión es que si enfocáramos la vida en el aquí y en el ahora, no en mañana ni dentro de un mes y, por supuesto dejar de pensar en el pasado y en lo que podríamos haber dicho o hecho…. tal vez la muerte no nos aterrorizaría. Una vida plena y bien colmada da para mucho.

Obviamente tenemos el deseo de ser felices y a eso se refiere Pascal cuando dices que “todo hombre quiere ser feliz, inclusive el que va a ahorcarse. Se ahorca precisamente para escapar de la desgracia; y escapar de la desgracia es acercarse aún más, al menos tanto como se puede a una cierta felicidad, aunque sea negativa o la misma nada…”

Entonces, recopilemos… necesitamos sabiduría para vivir la vida y enfocar el deseo de la anhelada felicidad…. pero ¿que es el deseo?… es una gran y compleja respuesta que atraviesa toda la historia de la filosofía.

Platón en uno de sus libros más famosos, El banquete. En esta obra se elige un bello tema de conversación: el amor. Cada uno hace su definición y elogio del amor; la definición de Sócrates, por boca del cual acostumbra a expresarse Platón da la siguiente respuesta: “el amor es deseo y el deseo es carencia” Platón remacha el calvo: “lo que no posee, lo que él no es, y aquello de lo que carece ¿no son estas o cosas semejantes el objeto del deseo y el amor?

Sartre: “el hombre es fundamentalmente deseo de ser” y “el deseo es carencia” esto  os condena a la nada o a la caverna, digamos al idealismo: el ser está en otro lugar, ¡el ser es lo que me falta! Por eso la felicidad necesariamente se nos escapa.

Entonces ¿cómo podemos ser felices cuando nos falta, precisamente aquello mismo que se desea? Y la gran clave de todo este juego de palabras… ¿qué es ser feliz? Muchos filósofos dicen que ser feliz es tener lo que se desea, que no es necesariamente igual que tener TODO lo que se desea, obviamente no podemos tener todo, pero si la mayor parte de ello. Así que si partimos de la premisa de que el deseo es carencia, por definición solo deseamos lo que no tenemos…

Y aquí está la gran paradoja de todo este post y lo que expresa magistralmente Comte-Sponville en sus líneas

Ahora bien, si solo se desea lo que no se tiene, no tenemos nunca, lo que deseamos y,  por lo tanto no somos nunca felices.  No se trata de que el deseo no sea nunca satisfecho; la vida no es tan difícil. Con todo, en cuanto un deseo es satisfecho, ya no hay carencia y, por lo tanto, ya no hay deseo. En cuanto el deseo es satisfecho, se anula como deseo.

Cuando deseo lo que no tengo, obtengo carencia, frustración ¿y cuando el deseo es satisfecho? Ya no obtengo sufrimiento, puesto que ya no hay carencia. No obtengo felicidad, puesto que ya no hay deseo. Obtengo…”aburrimiento”

“La vida oscila, como un péndulo, del dolor al hastío” Sufrimiento porque deseo lo que no tengo y sufro esa carencia; aburrimiento porque tengo lo que desde ese instante ya no deseo.. Porque el deseo es carencia, y en la medida en que es carencia, la felicidad se nos escapa necesariamente. Es lo que llamo las trampas de la esperanza.

¿Qué hacer? ¿Cómo evitar ese ciclo de la frustración y el aburrimiento, de la esperanza y de la decepción?

1º) El olvido, la diversión, como dice Pascal:¡Pensemos rápidamente en otra cosa !Hagamos como todo el mundo: finjamos que somos felices, finjamos que no nos aburrimos, finjamos que no morimos.

2º) La huida hacia delante, de esperanza en esperanza; lo que hace de alguna manera lo jugadores de lotería, que todas las semanas se consuelan de haber perdido con la esperanza de que ganaran la semana que viene…

3º) Prolonga la precedente, pero cambiando de nivel. Ya no se trata de una huida hacia delante, sino más bien de un salto a una esperanza absoluta, religiosa, que no se considera susceptible de ser defraudada.

En el fondo es la estrategia de pascal. “estando siempre dispuestos a ser felices, es inevitable que no lo seamos nunca” “no hay más bien en la vida que la esperanza de la otra vida”. Es el salto religioso: esperar la felicidad después de la muerte.

Esta estrategia tiene su carta de nobleza filosófica…También es preciso tener fe, y ustedes saben que no la tengo. O estar dispuesto a jugarse la vida, como diría pascal, y me niego a ello: el pensamiento debe someterse a lo más verdadero, o lo más verosímil, y no a lo más ventajoso.

4) Programación del tiempo según el AT

Cuando hablamos de la programación del tiempo en Análisis Transaccional debemos de remontarnos al propio Berne que dice que hay tres tipos de fuentes de programación del tiempo:Material, social e interna o individual.Cada una de ellas dará como resultado distintas maneras de gestionar y estructurar nuestro tiempo con los demás, con la sociedad en general. Esa gestión nos marcará el mapa de cómo ínteractuaremos con otro y que naturaleza tendrán nuestras transacciones.La programación material estructura las transacciones de manera que el intercambio de caricias se orienta a manejar la realidad para transformarla con acuerdo a un objetivo o proyecto común acordado o establecido en función de la posición social que cada persona ocupa. Es lo que Berne llama actividades.La programación social estructura las transacciones de manera estilizada de forma que el intercambio de caricias se orienta al reconocimiento mutuo de manera regular en los encuentros, las despedidas y en los momentos señalados de las personas. Berne lo denominó rituales o ceremoniales.Hay otro aspecto de la programación social, establecido en cada cultura de manera apropiada y diferente, que estructura las transacciones de manera que el intercambio de caricias se oriente al conocimiento mutuo y a la selección social, de modo que podamos encontrar personas afines y potencialmente propicias para transacciones más comprometidas personalmente en cuanto a la intensidad emocional de las caricias. A este modo de estructurar el tiempo Berne lo llamo pasatiempos.La programación individual estructura las transacciones de dos formas. Una en la que las transacciones discurren de modo natural, no programadas socialmente ni materialmente, de forma que el intercambio de caricias se orienta a satisfacer la necesidad de encuentro genuino y directo entre las personas. Berne lo llamaba intimidad.Para que esto sea posible es necesario que las personas estén en contacto con su identidad personal realista positiva, de modo que tengan Permiso para ser conscientes, espontáneos, auténticos, aceptando los límites propios, ajenos y de la realidad, es decir, autónomos.Cuando las personas están en contacto con sus identidades de guión, basadas en decisiones tempranas autolimitadoras, su programación individual tenderá a estructurar las transacciones de modo que las caricias que se intercambian procuren confirmar esos aspectos de las identidades de guión.Esta forma de estructurar el tiempo toma la forma de relaciones simbióticas de extorsión de caricias, y por tanto no auténticas. Cuando estas relaciones simbióticas de extorsión fracasan, desembocan en lo que Berne llama juegos psicológicos.En resumen, existen seis formas básicas de estructurar el tiempo:Una es el aislamiento social, y cinco formas transaccionales:- Los rituales o ceremoniales- Los pasatiempos- Las actividades- Los juegos psicológicos- La intimidad

3) Análisis Transaccional (AT). Las hambres psicológicas básicas

Como ya expliqué hace unos post el AT es una filosofía en sí misma y que en la actualidad se aplica en psicoterapia; pero además es utilizada en cursos y por expertos Coach y en otros campos; ya que aunque puede tratar muchas cuestiones profundas y de diversa complejidad, no obstante, su naturaleza “simple” cuyos conceptos se expresan mediante un vocabulario sencillo y original hacen que sirva en muchas ocasiones como guía para el crecimiento personal de personas que inicialmente no presentan un desorden emocional.


Las hambres psicológicas básicas

Como ya digamos el ser humano (y según la teoría de Berne) para su completa satisfacción y óptimo desarrollo necesita ver “cubiertas” estas hambres psicológicas básicas.

¿Recordáis el post que hablaba de los tipos de transacciones?

Transacción simple complementaria

Transacción simple cruzada 

Transacción ulterior angular 

Transacción ulterior doble

Pues bien, todas las personas en términos generales realizamos este tipo de transacciones con la intención de cubrir estas “hambres psicológicas”.

En un primer momento Berne nos habló de tres tipos de hambres

Hambre de estímulos 

Hambre de reconocimiento

Hambre de estructura 

Posteriormente a esta lista se sumó…

Hambre de sexo 

Hambre de incidentes 

Hambre de posición 



1. El hambre de estímulos

Es la primera de todas, está directamente relacionada con nuestra cognición, las conexiones sinapticas que se dan en nuestro cerebro, y sobre todo en nuestro cortes prefrontal. Tiene que ver con toda clase de estímulos que como seres humanos recibimos a través de nuestros sentidos, visuales, auditivos, olfativos, cenestésicos pero sobre todo, los estímulos táctiles.

es considerada como el hambre más importante de todas, en palabras de Berne “necesitamos reconocimiento para existir”, ergo, todo lo que hacemos va direccionado a “llamar la atención de los demás” esas llamadas de atención (realizadas mediante las transacciones) producen acciones, reacciones es decir incidentes.

Los incidentes son acontecimientos que alteran el estado medio haciendo que la persona se sienta “estimulada”, todos, toooodos necesitamos estímulos en la vida, de lo contrario la rutina daría pié al aburrimiento y esa idea de forma prolongada resulta insoportable.

Los seres humanos necesitamos, existir, ser amados, parecidos y respetados, para obtenerlas el hombre o la mujer demandan el segundo tipo hambre (el reconocimiento, mediante las caricias y las expresiones de amor).
2. El hambre de reconocimiento… Las caricias

Antes de nada, debemos, a mi modo de ver matizar que es una caricia. Pues bien, una caricia, es cualquier acto o comportamiento que sirve para que el receptor de la misma se sienta “reconocido”

Por lo general las caricias, son mensajes que contienen un gran poder y suelen llevar implícito un mensaje valioso. Las caricias son FUNDAMENTALES para todos, especialmente cuando somos niños (y curiosamente cuando se forma nuestra estructura del YO), estas caricias ayudan a que el desarrollo sea adecuado y sano. En el caso de los adultos, sobre todo ligado a aspectos educaciones y culturales, hemos aprendidos a vivir a dieta de caricias (ya que aprenden a intercambiar caricias no solo verbales, si no simbólicas)

Es fundamental que quede claro la importancia de las caricias (en AT), es básico entender la complejidad y el lenguaje propio de la caricias. Cuando una persona da una caricia a otra le dice de forma directa ¡Eh, se que estás aquí, se que existes!.

Pero cuidado, las caricias, no siempre son bonitas, delicadas y dulces, también estás las negativas.

Las caricias positivas; se identifican como expresiones de aprecio, reconocimiento, alabanzas, pero pueden ser incondicionales, cuando las expresamos de forma natural y sin querer esperar nada a cambio, se dan en resumen por el mero hecho de existir. Las caricias positivas condicionadas, son las que se dan y se reciben por nuestras acciones.
Las caricias negarivas; son aquellas devaluadoras o que muestran un prejuicio.
Dada la necesidad de todas las personas de satisfacer el hambre de estímulos y reconocimiento, Berne expresaba que, cualquier caricia vale ¡Más vale una caricia cualquiera que ninguna” lo cual en  ocasiones deriva en comportamientos nocivos, transacciones complejas y psicopatologías.

3. Hambre de estructura

En el tercer escalafón nos encontramos con el hambre de estructura. Este hambre sobre todo es desarrollado o empieza a ser operativo, cuando nuestro adulto estar en acción, es decir, cuando el niño empieza a tomar consciencia del tiempo y como su existencia interactuar con el mundo, en especial como establece las relaciones con los demás y como desarrolla las transacciones con aquellos que le rodean.

El tiempo y su estructura según Berne, nace de la necesidad de obtener las máximas ganancias internas y externas, por lo tanto el hambre de estructura tiene la dimensión interna y la externa.

La estructura externa tiene dos ámbitos: el temporal y espacial.

La primera guarda relación con la capacidad de orientarse en el espacio y suele esconder a preguntas del tipo:¿Dónde estoy? ¿Cómo se puede uno mover aquí?, por supuesto existe la necesidad de explorar el mundo y de establecer relaciones espaciales.

La segunda (estructura temporal) va relacionada con la necesidad de las personas de darle un sentido a la existencia. Responder a las preguntas básicas sobre el tiempo en soledad o en relación: ¿Qué hago en este lugar con estas personas? ¿Qué hacer después de decir “!Hola!”? (libro altamente recomendado, pero para disfrutarlo poco a poco, ya que su naturaleza es bastante más compleja que los conceptos que aporto en estos post). En resumen la estructura temporal se satisface con la programación del tiempo.
La estructura interna tiene relación con la identidad, con la necesidad de responderse a las preguntas existenciales básicas sobre sí mismo y los otros: ¿Quién soy yo? ¿Cuáles son mis límites? ¿Cuáles son mis potencialidades? ¿Quiénes son los otros para mí?….

Las respuestas a estas preguntas en relación con el entorno y sobre todo con el primer grupo de referencia (que son los padres y las demás figuras de autoridad), todo esto contribuye a la construcción dela identidad (los distintos estados del Yo).  Cuando las relaciones son saludables, las necesidades básicas con de aceptación, de amor, de reconocimiento… la identidad se desarrolla realista positiva lo que hace que con el paso de tiempo el individuo sea autónomo.
Por contra si son negativas, generan el denominado guión de vida, causado por reacciones negativas, desproporcionadas, imposiciones que dan lugar a comportamiento limitantes… El guión de de vida tiene diversos niveles de identidad que veremos más adelante.

Patrones… 

Y como siempre una nueva reflexión; ¿será que estoy mas analítica de lo normal con esto del cambio de estación y la llegada del otoño?.

Nooooo, que va, irene es así de serie; eso me pasa por leer tanto y cuestionarme todo a cada instante; pero da igual. El caso es que llevo unos días y unas cuantas noche pensado…

Me pregunto porque una vez tras otra en ocasiones las personas nos obcecamos en fijarnos en aquellos seres humanos que sabes positivamente que no son para uno; me refiero a que sentimos una especial atracción por lo complicado, lo que sabes que esta por encima de tu umbral de comprensión y parámetros emocionales, obvio que todo esto es una generalidad y, aunque sea relativista por naturaleza…me llama especialmente la atención esa clase de pautas repetitivas y comunes.

Me pregunto porque tendemos a veces en fijarnos en las personas que son un enigma, gente que sabes que pase lo que pase nunca terminaras de conocer, o siempre podrá desconcertarte. ¿Cuál es la razón que hace que alguien resulte sexy y atrayente? Y mas allá de eso ¿Cuáles son los motivos reales que se esconden tras nuestro razonamiento lógico?…

Escuche en una ocasión que el ser humano solo es feliz cuando sueña con la futura felicidad…la verdad, es que creo que es cierto, pienso que tenemos la fea costumbre de centrarnos demasiado en el futuro o en su defecto permanecer anclados en el pasado…y, la vida, las relaciones (de amistad o pareja) y, los momentos son ahora, en este instante…

Por eso creo que nos fijamos en lo que no tenemos seguro, porque las incertidumbres retroalimentan las fantasías utópicas que nos formamos de la persona en la que nos hemos fijado; obvio que “los malos” o las “chicas rebeldes”son más llamativos… ¿Quién quiere limites o tranquilidad en su vida, cuando tienes delante un adonis o una Venus a la cual no logras descifrar y te tiene constantemente activa, pensando y urdiendo ideas para que a través de tu ingenio y capacidad resolutiva puedas llegar al fondo de su corazón?¿porque los chic@s malos tienen reputación de ser mejores en la cama?, ¿Porque los rebeldes han ganado la batalla a lo que es bueno y sano emocionalmente?, ¿Porque damos por sentado que lo peligroso es excitante y lo bueno es aburrido?.

Y peor aun, ¿porque cuando después de haber corrido detrás del chic@ malo y haberte dado la ostia padre, (por desgracia no suele ser la primera vez que repites ese patrón) a causa de ello, y mientras tienen esos momentos en lo que te da el bajón y cae pres@ de la auto compasión… te recreas y “disfrutas” de ese dolor emocional…dándote un montón de razones para no admitir tu responsabilidad en esa acción, en esa elección….?.

2) Comunicación y AT; sentando las bases de la comunicación….

Después de haber desgranado un poco los “estados del yo” en el post anterior, entremos un poquito más en materia…o como diría mi querido Teodoro Herranz… queridos míos, hagamos ciencia…Eric Berne a partir de los estados del yo, os recuerdo que son tres estados que la propia persona adopta según el momento y, según desde cual hablemos o nos expresemos para con otra personas mostró un pequeño mapa, por así decirlo, de distintas y posibles formas de comunicación.Esto puede parecer muy fácil, pero cada día que paso me doy cuenta que es algo realmente complejo. Como anécdota y antes de estar familiarizada con el AT, tenía un profesor en la universidad que haciendo referencia a la comunicación ya nos advertía de lo compleja que es. Es más me gustaría que leyerais y no sólo las palabras de las siguiente foto y que después, penséis un poco sobre ello…¿Como te quedas?… ¿complicado no?… otra anécdota; ¿sabéis para que se inventaron los emojis?… supongo que muchos los sabéis, pero bueno, por si las moscas os recuerdo que más o menos el 80% si no algo más de la comunicación que se da entre dos o más personas se produce de forma NO verbal, eso quiere decir, que no sólo son las palabras que uso, si no el tono, mi posición corporal, los gestos que hago con las manos y demás extremidades… así que ante un texto escrito (suponiendo que este bien redactado, con la puntuación bien puesta y demás elementos sintácticos) en el que todo esto es imposible de dilucidar, se crearon caras animadas, para darle cierto énfasis a las frases; así que poner enojis para evitar malentendidos cuando redactéis mensajes desde cualquier canal virtual… pero no nos desviemos de lo importante del post LA COMUNICACIÓN.En la teoría del Análisis Transaccional y según postulaba Berne, todas las personas tenemos tres necesidades básicas (Berne las llamaba hambres básicas). Más adelante hablaremos en profundidad de ellas, junto con otras cosas del AT.

  • Hambre de estímulos 
  • Hambre de reconocimiento 
  • Hambre de estructura 

Hoy le toca el turno a las transacciones (y de como nuestros estados del yo se comunican e interactúan con los otros estados del yo de las demás personas)Cuando se habla de transacciones, estamos hablando de interacciones entre al menos, dos personas. Este tipo de relaciones se realizan desde un estado del yo concreto de una persona hacía otro estado del yo de otro sujeto, con la idea de recibir una respuesta. Existen 4 tipos de transacciones de menos a mayor grado de complejidad.
Transacción simple complementariaEsta es fácil, se da en un solo nivel; las dos personas están y se comunican desde el mismo estado del yo…El estímulo que emiten ambas personas va dirigido al estado del yo en el que que se encuentran.Estímulo (E): ¿Te apetece ir al cine? Respuesta (R): SíEste tipo de transacciones son las más sencillas donde la relación es paralela, mientras las dos personas sigan en el mismo nivel, la comunicación puede seguir indefinidamente. Berne califica como transacción complementaria como “apropiada, cabe esperar y sigue el orden natural de las relaciones humanas saludables”.Transacción simple cruzadaEste tipo de “conversaciones” o transacciones también son establecidas es un solo nivel, pero en este caso la respuesta es dada desde otro estado del yo distinto al que inicialmente se mando.Ejemplo:Estímulo (E): Me invitas a un café Respuesta (R): ¡Qué malos modales!
La principal característica es que en el mensaje,Hay, por tanto, cruces o se forman “ángulos”.Suele ocurrir que la respuesta al mensaje es inesperada; por lo que se activa entonces un estado inapropiado del Yo, se cruzan las líneas de transacción entre las personas y estas optan por retirarse, alejarse o cambiar de conversación. (Al menos sería sin duda alguna la opción más sensata).Ulterior angularAquí es donde la cosa empieza a “complicarse” un poco… Una de las personas emite un mensaje pero lleva tras de sí una intención oculta (lo que podría interpretarse como la típica “pulla”) ese mensaje reviente sobre un estado del yo distinto del que inicialmente aparenta, por lo tanto el receptor puede responder de modo complementario desde uno u otro de los estados del yo estimulados hacia el estado emisor.Ejemplo:Estímulo nivel social (Es): Me gustaría que tomáramos otro café, pero no me queda dinero. Estímulo nivel psicológico (Ep): ¿Me invitas a un café?Posible Respuesta 1: Pues te invito yo. Posible Respuesta 2: Pues vámonosUlterior dobleAquí llega la parte “chunga” pero de verdad… cuando leáis esta descripción, entenderéis mejor las cosas y rápidamente interpretareis como en algún momento, más o menos reviente habéis reaccionado de esta forma.Sigue un patrón similar a las transacciones ulteriores angulares.El emisor manda un mensaje social, pero que contiene un significado con segundas intenciones, es decir que aunque inicialmente se dirige a un estado del yo, lleva implícito la activación de otro estado distinto; hasta aquí es igual que el apartado anterior, lo que complica la transacción es que el receptor no se “retira” si no que devuelve en mensaje actuando sobre dos estados del yo distintos del emisor.Ejemplo.Estímulo nivel social: ¿Subes a casa a tomar un último café? Estímulo nivel psicológico: “¿Jugamos?”Respuesta nivel social: Sí, gracias Respuesta nivel psicológico ¡Vamos!.El problema de este último tipo de transacciones es que suelen dar pie a juegos psicológicos (de los cuales hablaremos más adelante).

1) Comunicación y AT; sentando las bases de la personalidad.

Llevo unos días más reflexiva de lo normal, pensando en muchas cosas y como a veces de una “tontería” o algo que no tiene especial relevancia se monta un follon increíble.No he podido evitar pensar en la comunicación, o en como las personas hablamos y tratamos a borbotones expresar nuestras palabras, nuestras opiniones, como codificamos nuestros pensamientos y les damos sentido… En este post, que no es un capricho sin más, me gustaría compartir ciertas cuestiones sobre comunicación (hace algunos años tuve la suerte en la universidad y de forma posterior de hacer una formación sobre análisis transaccional) un enfoque que bajo mi punto de vista muy útil, que puede tratar tanto aspectos de naturaleza muy simple como por supuesto si eres un profesional de la salud mental, desentrañar y desmenuzar cuestiones más complejas de la propia naturaleza del sujeto.Para empezar y llegar a lo que quiero contar debo de empezar por algunos aspectos “básicos” sobre el AT (análisis transaccional).Es fundamenta dejar claro que la teoría de Eric Berne es bastante extensa, esta teoría, como otras tantas cuenta con mucha influencia del psicoanálisis de Freud. Por otro lado en estos post, daré una pequeña pincelada de todo lo que hay en ella, conceptos generales para que podáis entender en enfoque desde el que trabajo en mi día a día, tanto personal como profesional y académicamente. Dicho esto, decir que en uno de los principios del AT, Berne expresaba que cuando somos concebidos tenemos tres posibles formas de llegar a este mundo.

Vive incondicional;
 Es cuando nuestro nacimiento ha sido deseado, da igual el género del bebe, han buscado nuestra concepción y todos los factores que entrañan nuestros cuidados prenatales y demás son óptimos y positivos.

Vive condicional
; Cuando a pesar de ser deseados y buscados, uno o los dos progenitores muestran algún tipo de preferencia y “condiciona” en cierta forma determinados aspectos… por ejemplo el género del bebe o, cuando a veces no es un embarazo programado, pero aún así se decide seguir adelante con la gestación.

No vivas
; Lamentablemente en este caso, se presenta el peor panorama que pueda darse y a la vez mas negativo. Cuando todo lo que rodea a la concepción, gestación y crianza posterior, se enfoca desde le no deseo y tiene aspectos negativos.Según estas tres formas, además de las propias características de nuestros padres, la sociedad y modelos sociales en los que vivimos, se irá forjando nuestra personalidad y, según ella, iremos desarrollando lo que sería nuestro esquema interno que nos hará integrarnos, desarrollarnos y comunicarnos más o menos positivamente con las distintas personas en el entorno y sociedad en la que habitamos.En palabras del propio Berne:”Todos nacemos bien, todos nacemos príncipes y princesas. Todos tenemos un cierto potencial humano que podemos desarrollar. Yo soy responsable de mi vida y decido, para bien o para mal, lo que es bueno para mí y lo que hago con ella. Todo el mundo (con sólo algunas excepciones, como los graves daños cerebrales) tiene la capacidad de pensar. La gente decide su historia y su destino, y estas decisiones se pueden cambiar. En resumen, todos podemos cambiar en pos de la autonomía y tenemos los recursos necesarios para hacerlo. El objetivo del cambio en el marco del Análisis Transaccional es avanzar hacia la autonomía (la libertad del guion de la infancia) la espontaneidad, la intimidad, la resolución de problemas en lugar de evasión o pasividad, la curación como un ideal, no limitarse a hacer el progreso, el aprendizaje de nuevas opciones. (Berne, E. 1985)”.La teoría del Analisis Transaccional habla de LOS ESTADOS DEL YO; los define como sistemas coherentes de pensamientos y sentimientos, manifestados por los patrones de conducta correspondiente.Existe el YO PADRE, EL ADULTO Y EL YO NIÑO.
Es importante decir que nos son tres personalidades ni tres roles que se juegan, sino tres estados que todos tenemos y experimentamos y, desde los cuales nos relacionamos con los demás.
El estado YO PADRE; es un estado que se forma a parir de los refertes parentales que crean un imprenta en nuestra personalidad, son todas las normas y creencias morales y éticas heredadas de nuestros progenitores, por decirlo de una forma “simple” nos marca lo que está bien, lo que está mal, como es correcto vivir y como enfocamos y mostramos nuestras emociones. Se divide en dos tipos.Padre crítico; tiene dos versiones (la + y la -).El padre crítico +; pone límites sanos y lógicos, orienta y justifica de forma coherente sus directrices.El padre crítico –; es la forma en la que se critica de forma vacía, sin mostrar alternativas y mostrando la sivonformidad ante una situación .Padre nutritivo o protector; es el estado en el que se muestra resolutivo y dispuesto a cooperar, a facilitar ciertas labores para mejorar. También tiene sus dos formas. El padre nutritivo en versión + y en versión -.El padre nutritivo +. Ayuda y huían cuando es preciso, facilita pero deja autonomía a los demás para hacer si propia senda y eleccionesPadre nutritivo –;  Es cuando se anula a la otra personas, se sobre protege y no se le da autonomía para seguir su propia senda, muchas veces bajo la “excusa” de que los demás no sufran.EL ESTADO ADULTO; Es el estado más racional, la parte realista que analiza asépticamente y recoge o expone una determinada información. Sería algo así como un presentador que analiza todas las situaciones (pros y contras). Se enfoca en aquello que se debe de hacer y, que generalmente no siempre ha de ir de la mano con lo que se desea hacer.
Es la parte que todos tenemos y que es capaz a filtrar y aminorar los conflictos, a diferencia de los otros dos estados, el adulto no está dominado por las emociones o las respuestas automáticas.

EL ESTADO YO NIÑO
; es el lado soñador, impulsivo, que muestra el deseo, la creatividad y el entusiasmo. Son las impulsos primarios y más naturales. Nuevamente cuenta con una subdivisión, que según el momento puede ser positiva (+) y la negativa (-).El Niño natural. Es nuestro estado más natural espontáneo, curioso. Se muestra tal cual independientemente del momento y la situación, vaya, aquello de decir las cosas sin filtro. En versión positiva, sería un “enfrentamiento” a la autoridad y en versión negativa podría nosotrar grosería, incluso mala educación.
El Niño adaptado (sumiso)
. Es ese lado que todos tenemos y por la cual deseamos complacer ” ser buenos”. En su versión positiva se muestra alguien que desea agradad haciendo las cosas bien mediante la evitaviom de enfrentamientos. La versión negativa sería aquellas personas que nunca dicen “no” incluso cuando una situación no nos conviene, las ausencias de asertividad, personas que se dejan pisar y humillar.El Niño adaptado (protector).  Es ese lado que “salta” cuando nos rebelamos ante la autoridad, visto desde un punto de vista positivo, sería la persona que se enfrenta a la mayoría por una avisa justa. En versión negativa, sería un perfil de alguien que sistemáticamente dice “que se dice que me opongo” alguien que siempre muestra disconformidad  y lleva la contraria a todo. Pudiendo llegar a ser tremendamente destructivo.El Niño creativo o pequeño profesor. Es nuestro lado intuitivo, esa vocecita que a veces nos pone alerta de algo para que prestemos más atención de la normal. Sería algo así como esa voz interior que aún sin pruebas te dice ¡cuidado, ojo!…Después de leer esto como previo para el siguiente post, me gustaría que pesaras un poco; que te confrontaras a ti mismo y analizaras como enfoques tus relaciones con los demás. ¿Desde que estado del yo interactúa?, ¿como te comunicas, expresas y te comportas en tus relaciones con tus amigos, tus padres, tus jefes y compañeros, tu pareja….?

La intuición…

¿Que es la Intuición?

La intuición viene del latín intuitio, designa acción de ver (tveri) en (in), ha sido definida como un conocimiento que la mente alcanza de forma inmediata, instantánea y sin intermediación de ningún proceso diferente a la intuición en sí misma. En términos generales se entabla una relación con el objeto donde: este se aprehende dentro de un conjunto delimitato como una totalidad, no se presentan rodeos, no hay elementos mediadores y se presenta un conocimiento “cierto” del objeto

En la corriente filosófica y según dice la RAE; la intuición es la percepción íntima e instantánea de una idea o una verdad que aparece como evidente a quien la tiene.

(Romero,2001) Sigmund Freud en su trabajo sobre “El Moisés de Miguel Ángel”(1914), sostiene que “el psicoanálisis acostumbra a deducir de rasgos poco estimados o inobservados, del residuo de la observación, cosas secretas o encubiertas.” Además nos comenta el método que utilizaba un médico italiano llamado Morelli, del cual puede conjeturarse que ocupó un lugar destacado en la historia del psicoanálisis. Dicho método consistente básicamente en rescatar los detalles como indicios reveladores de la individualidad del artista que escapa a la tradición cultural. En suma, unos detalles minúsculos proporcionan la clave para acceder a una realidad más compleja. Era posible entonces, pasar de hechos aparentemente insignificantes, que podían ser observados, a una realidad compleja no observable, por lo menos directamente. Estos detalles constituían síntomas para Freud e indicios o rasgos.

Otras corrientes como el analisis transaccional la denominan “el pequeño profesor” (encuadrado en el estado niño que todos tenemos) la cuestión no es mas simple que hacer un revisión de como las distintas escuelas ven o entienden la intuición.

La cuestión a analizar es; ¿Donde termina la intuición y empieza el miedo tintado de paranoias?

Todo es es sencillo a la par de complicado, alguien me dijo en una ocasión que cuando se me presentara una duda con multiples respuestas usara el principio de la navaja de Ockhan …«En igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la correcta».

Esto implica que, cuando dos teorías en igualdad de condiciones tienen las mismas consecuencias, la teoría más simple tiene más probabilidades de ser correcta que la compleja ¿entones? ¿Porque no cuesta tanto enfrentarnos a una decisión? ¿Por miedo a meter la pata? ¿Por temor a las consecuencias? o ¿simplemente porque vivir con una duda razonable es mas llevadero que enfrentarnos a la realidad y admitir que somos humanos y por ende falibles?