Resumiendo la anhelada felicidad…

Este post es un resumen con algún tinte propio de un libro que sencillamente ME FASCINA.

El libro se llama la felicidad desesperadamente de Andre Comte Sponville; dicho autor tiene otros títulos que si os gusta reflexionar y os fascina la filosofía os recomiendo. Dicho esto, vamos a esta serie de ideas, que no son pocas… sobre la felicidad.

La felicidad desesperadamente

Creo que todos, absolutamente todos nosotros queremos ser felices, es más, es tan ansiada y buscada por todos que con frecuencia la industria y el marketing hace uso de ella para vender toda una serie de artículos que supuestamente te darán la felicidad…. pero de eso ya hablaremos más adelante.

Conté-Sponville en su libro habla de cómo la filosofía y su conocimiento nos puede ayudar en el camino de la búsqueda de la felicidad.

¿Qué es la filosofía?

Epicuro daba a esta pregunta la siguiente definición: “La filosofía es una actividad que, mediante discursos y razonamientos, nos procura la vida feliz”.

Sin embargo mi propia definición es un calco de la de Epicuro: La filosofía es una práctica discutiva que tiene la vida como objeto a la razón como medio y la felicidad como objetivo. Se trata de pensar mejor para vivir mejor. El objetivo de la filosofía es la felicidad. O, más exactamente, el objetivo de la filosofía es la sabiduría, y por lo tanto la felicidad, ya que, una vez más, una de las ideas mejor probadas en la tradición filosófica, y especialmente en la tradición griega, es que la sabiduría se reconoce en la felicidad, o al menos en un cierto tipo de felicidad.

Pero la felicidad que tanto queremos y de la que se habla en esta filosófica definición, no es una felicidad simplona, no es algo que se logra con mentiras, drogas y diversión… la felicidad se logra a través de la verdad, de cierto trabajo pero sobre todo con la verdad.

Y para poder obtener la verdad la clave está en ser franco y sincero, bajo ninguna circunstancia medirse a uno mismo y por ende no mentir a los demás. No Mentir sobre lo que acontece, sobre lo que creemos que ha sucedido y sobre lo que creemos necesitar para ser felices.

¿Difícil no? Pero antes de hacer esta labor titánica, vamos a intentar ver porque no somos felices; cuando digo esto es más bien una referencia a porque nos cuesta tanto percibir la felicidad y pesa más lo rutinario, lo normal o lo malo a la plena felicidad.

La cuestión es que la mayoría de las veces no somos felices, pero no siempre porque todo va mal. También ocurre, y con mayor frecuencia, que no somos felices ni siquiera cuando todo va más o menos bien, al menos para nosotros.

Creo que todos en algún momento hemos pensado aquello de: “Lo tengo todo para ser feliz…sin embargo no lo soy” por lo tanto podemos intuir que no basta con tenerlo todo para ser feliz. ¿Entonces que nos falta para ser felices, cuando lo tenemos todo para serlo y no lo somos? Sencillo NOS FALTA LA SABIDURÍA, nos falta autoconocimiento, en resumen, nos falta el saber vivir, pero no en el sentido de la urbanidad o la corrección del saber estar, sino en el sentido profundo de la expresión, en el sentido en que Montaigne afirma que “no hay ciencia tan ardua como saber vivir esta vida bien y naturalmente”

¿Por qué necesitamos la sabiduría? Porque no somos felices: esto nos remite a una frase de Camus, que tenía ese talento para decir con sencillez cosas graves y fuertes: ”Los hombres mueren y no son felices”. Yo añadiría: por eso la sabiduría es necesaria. Porque morimos y no somos felices.

La cuestión es que si enfocáramos la vida en el aquí y en el ahora, no en mañana ni dentro de un mes y, por supuesto dejar de pensar en el pasado y en lo que podríamos haber dicho o hecho…. tal vez la muerte no nos aterrorizaría. Una vida plena y bien colmada da para mucho.

Obviamente tenemos el deseo de ser felices y a eso se refiere Pascal cuando dices que “todo hombre quiere ser feliz, inclusive el que va a ahorcarse. Se ahorca precisamente para escapar de la desgracia; y escapar de la desgracia es acercarse aún más, al menos tanto como se puede a una cierta felicidad, aunque sea negativa o la misma nada…”

Entonces, recopilemos… necesitamos sabiduría para vivir la vida y enfocar el deseo de la anhelada felicidad…. pero ¿que es el deseo?… es una gran y compleja respuesta que atraviesa toda la historia de la filosofía.

Platón en uno de sus libros más famosos, El banquete. En esta obra se elige un bello tema de conversación: el amor. Cada uno hace su definición y elogio del amor; la definición de Sócrates, por boca del cual acostumbra a expresarse Platón da la siguiente respuesta: “el amor es deseo y el deseo es carencia” Platón remacha el calvo: “lo que no posee, lo que él no es, y aquello de lo que carece ¿no son estas o cosas semejantes el objeto del deseo y el amor?

Sartre: “el hombre es fundamentalmente deseo de ser” y “el deseo es carencia” esto  os condena a la nada o a la caverna, digamos al idealismo: el ser está en otro lugar, ¡el ser es lo que me falta! Por eso la felicidad necesariamente se nos escapa.

Entonces ¿cómo podemos ser felices cuando nos falta, precisamente aquello mismo que se desea? Y la gran clave de todo este juego de palabras… ¿qué es ser feliz? Muchos filósofos dicen que ser feliz es tener lo que se desea, que no es necesariamente igual que tener TODO lo que se desea, obviamente no podemos tener todo, pero si la mayor parte de ello. Así que si partimos de la premisa de que el deseo es carencia, por definición solo deseamos lo que no tenemos…

Y aquí está la gran paradoja de todo este post y lo que expresa magistralmente Comte-Sponville en sus líneas

Ahora bien, si solo se desea lo que no se tiene, no tenemos nunca, lo que deseamos y,  por lo tanto no somos nunca felices.  No se trata de que el deseo no sea nunca satisfecho; la vida no es tan difícil. Con todo, en cuanto un deseo es satisfecho, ya no hay carencia y, por lo tanto, ya no hay deseo. En cuanto el deseo es satisfecho, se anula como deseo.

Cuando deseo lo que no tengo, obtengo carencia, frustración ¿y cuando el deseo es satisfecho? Ya no obtengo sufrimiento, puesto que ya no hay carencia. No obtengo felicidad, puesto que ya no hay deseo. Obtengo…”aburrimiento”

“La vida oscila, como un péndulo, del dolor al hastío” Sufrimiento porque deseo lo que no tengo y sufro esa carencia; aburrimiento porque tengo lo que desde ese instante ya no deseo.. Porque el deseo es carencia, y en la medida en que es carencia, la felicidad se nos escapa necesariamente. Es lo que llamo las trampas de la esperanza.

¿Qué hacer? ¿Cómo evitar ese ciclo de la frustración y el aburrimiento, de la esperanza y de la decepción?

1º) El olvido, la diversión, como dice Pascal:¡Pensemos rápidamente en otra cosa !Hagamos como todo el mundo: finjamos que somos felices, finjamos que no nos aburrimos, finjamos que no morimos.

2º) La huida hacia delante, de esperanza en esperanza; lo que hace de alguna manera lo jugadores de lotería, que todas las semanas se consuelan de haber perdido con la esperanza de que ganaran la semana que viene…

3º) Prolonga la precedente, pero cambiando de nivel. Ya no se trata de una huida hacia delante, sino más bien de un salto a una esperanza absoluta, religiosa, que no se considera susceptible de ser defraudada.

En el fondo es la estrategia de pascal. “estando siempre dispuestos a ser felices, es inevitable que no lo seamos nunca” “no hay más bien en la vida que la esperanza de la otra vida”. Es el salto religioso: esperar la felicidad después de la muerte.

Esta estrategia tiene su carta de nobleza filosófica…También es preciso tener fe, y ustedes saben que no la tengo. O estar dispuesto a jugarse la vida, como diría pascal, y me niego a ello: el pensamiento debe someterse a lo más verdadero, o lo más verosímil, y no a lo más ventajoso.

Anuncios

¿Estamos predispuestos?

Primero me gustaría enmarcar el término para que no deje duda.:
PREDISPUESTO; Según la RAE proviene Del lat. praedisponĕre. Conjug. c. poner; part. irreg. predispuesto.

1. Verbo transitivo. Preparar, disponer anticipadamente algo o el ánimo de alguien para un fin determinado. U. t. c. prnl. (usado también como pronominal).

¿Y eso?, ¿A cuento de que hablamos ahora de estar predispuestos ante algo?, pues bien querido lector, me gustaría centrar mi “discursito de hoy” en la tendencia que tenemos en predisponer y etiquetar todo, en darle un sentido y una coherencia a cada acto y experiencia que tenemos (una veces mas consciente que otras, obviamente). Y, ¡Ojo, que no digo que este mal, ni nada por el estilo!, solo intento evocar a la reflexión. Porque después de todo, ¿cuando vas con una idea preconcebida sobre algo, cuantas veces nos perdemos grande oportunidades o algo distinto, porque no se ajusta a nuestro patron o idea inicial?….

Dicho esto, empecemos.:

La vida es un conjunto de experiencia, hasta aquí todo bien, con esas experiencias con las vivencias y, el día a día normalmente adquirimos un aprendizajes o un bagaje, que hace que uno se forme un criterio de lo que quiere y lo que no quiere en la vida, lo que le gusta y lo que no, lo que tolera y los límites que son infranqueable, esas ideas o pre conceptos llamados “ETIQUETAS”, inundan tu mundo, tu día a día…

Vas poniendo etiquetas aquí y allá con el único fin de “simplificar tu vida”, porque como es lógico como sere humanos con energía y tiempo limitado, no podemos hacer una análisis detallado de caso por caso para ver si es o no adepto o que me aporta o no en la vida.

Pero a veces la etiquetas (y esa particular mania que tenemos todos los eres humanos de enjuiciar y clasificar todo lo que nos rodea) nos juegan una mala pasada, precisamente porque son eso…etiquetas, y, al cerrar, al enclaustrar algo con una serie de significado, puede que apartemos de nuestro entorno algo maravilloso que nos puede nutrir y hacer crecer en experiencia y sabiduría.

Y ahora me preguntareis…¡Si, si…pero concreta, que pareces un politico, diciendo mucho pero sin poner un ejemplo claro para que me entere!…¡Valeeeee, no seáis prisas, que todo llega!.

Bien el ejemplo que mejor se me ocurre y del cual el que más y el que menos todo tenemos algún referente, la relaciones humanas; bien, ¿ Y como integramos las relaciones humanas/ románticas en esto de la predisposición?, pues muy sencillo.

Como ya he dicho, uno con las experiencias de la vida va poniendo etiquetas, que ayudan a clasificar e identificar a la gente que, por así decirlo es mas afín a ti o se ajusta a tu idea y concepto de vida. La gente que (ojo a la expresión que es muy importante) que mantiene tu Status Quo y tu zona de conford.

Uno en general se rodea de la gente que le “aporta” y refuta sus ideas e ideales, que casa en su vida y sus normas, QUE ES AFÍN porque ¿Quien en su sano juicio querría debatir con alguien diametralmente opuesto?, ¿Quien querría hacer un ejercicio de reflexión y romper las ideas y patrones preestablecidos, que aunque validos no necesariamente son aplicables y válidos para a todos los casos que se cruzan en mi vida?…eso sería cuanto menos una locura (lease esto ultimo con tono sarcástico al máximo).

Pues bien eso sucede con la relaciones en general, uno tiene una serie de ideas, de conceptos y de etiquetas, una serie de requisitos que quiere que la gente cercana tenga…esas ideas que hacen que la zona de confort sea cada vez mas homogénea y mas segura… Uno se forja standards, normas, ideales etc… por ejemplo.:

¿Como es tu chi@ perfecto?, ¿Como es tu amigo perfecto?, ¿Tu amante perfecto?; ¿Que cualidades ha de tener?, ¿Alguna característica física concreta?, ¿valores?, ¿Ideas políticas?, ¿Pensamientos filosóficos?, ¿Metas ante la vida?…

Bien pues todo eso, todas esas respuestas son las etiquetas que TU pones y que crean una predisposición a la hora de conocer a alguien nuevo… (Amig@, amante, novi@, folla amig@)…. pero esas ideas que revolotean en tu cabeza afectan a todo, no solo al plano humano y romántico, afectan e impregnan absolutamente a todo, incluso a la hora de buscar un trabajo, de cursar unos estudios, o de comprar un coche… las etiquetas y la predisposición es una plaga en nuestra vida….

Pero intentemos ser más concretos, por poner un ejemplo, cuando conoces a alguien que “llama tu atención”, inconscientemente uno empieza a poner el “pero” por delante, en plan.:

Es buen chic@, me encuentro a gusto con el/ella, pero ahora no quiero nada serio, o, en el caso de si querer algo serio, automáticamente lo descartas pensado por la otra persona (pensando POR y no EN… ojo que es importante el matiz); aun así haces un esfuerzo y dedicas tu tiempo (SI, SI… TU TIEMPO… ese bien tal valioso que tenemos y, que rara vez valoramos), analizas la situación y de forma mecánica comienzas a repasar las distintas etiquetas que tienes y, que te ayudarán a compartimentár y organizar la relación que establecerás con ese chic@ que tienes delante y que ha captado tu atención.

Y no te das cuenta que al ir descartando y cerrando las opciones, al ir clasificando la situación, al racionalizarlo, puede que te estés pediendo algo distinto y muy muy grande. Si vas con una o muchas ideas preconcebidas ante la vida y las relaciones, seguramente no veas el amplio abanico de diversidad que tienes frente a ti, SI, puede que sea más “seguro”, pero creo sinceramente que te perderás muchas cosas.

Muchos son los filósofos, escritores y pensadores los que han citado y han hablado y abierto el debate sobre la vida, y la emoción de vivir… pero hoy me gustaría citar a alguien que en su día sirvió a modo de reflexión en la defensa de mi Tesina Doctoral…

Eleanor Roosevelt dijo.: El propósito de la vida es vivirla, disfrutar de la experiencia al extremo, extender la mano con impaciencia y sin miedo a vivir experiencias más nuevas y más enriquecedoras.

Desde hace un tiempo y, a modo de ejercicio propio, trato de evitar los prejuicios y pre-conceptos, cuando conozco a alguien intento pararme unos segundos, acallar todo el ruido que inunda mi día a día y concentrarme en mi intuición, en la energía que emana esa persona y desde ahi trazar un mapa individual y propio para esa persona, si, es cierto que eso ocupa mucho tiempo y demanda mucha energía, pero en lo que a mi respecta, es una experiencia que recomiendo a todo el mundo. PREDISPONER lo menos posible una relación incipiente es la mejor formula de aprender y nutrirte en todo campo.

Puede que esa persona se convierta en una nueva amistad, o tal vez, puede que conectes sexualmente con el/ella de una forma que nunca creíste, puede que se convierta en una relación que marque un antes y un después en tu vida o tal vez tengas delante a ESE UNICORNIO que te de un poco de todo y que haga de este momento de tu vida algo especialmente mágico y que recordaras siempre.

Louse L Hay… escribir algo así como.: Para cambiar tu vida por fuera debes de cambiar tu por dentro. En el momento que te dispones a cambiar, es asombroso como el universo comienza a ayudarte, y te trae lo que necesitas.

Pues eso mismo querido amig@, cuando te quitas el velo del pre concepto, del razocinio y de la autorregulación, descubres que la vida es maravillosa, que es un regalo que hay que sentir y disfrutar segundo a segundo y, que de poco o nada sirve ir de RACIONAL POR LA VIDA… porque te guste o no, y aunque te controles y dosifiques, aunque demasiadas veces no te des permiso para vivir y disfrutar, somos más instinto y emoción de lo que nos gustaría.

La pregunta que me ronda la cabeza ahora es ¿Porque no te dejas llevar más a menudo?, ¿Porque no te das permiso para disfrutar, para sonreír, para vivir aunque no salgan las cosas como crees o como te gustaría?, ¿Porque no nos dejamos llevar más por la emociones y los sentimientos…? ,¿Porque no apostamos más por el corazón y callamos un poco a la razón?…

Ahora si quieres, te invito a que contestes a esas preguntas y que abras más el corazón porque como decía mi querido Berne “En vez de animar a la gente a vivir valientemente en un viejo mundo desgraciado, es posible hacerles vivir felizmente en un valiente mundo nuevo.”

Amor Romántico VS Amor Real

Nunca me canso de decirlo… los escritores solo “creamos” cuando tenemos fases de desaliento, o bajón existencial…. obviamente cuando mayor es la bajada, la ideas más fluyen; así que voy a aprovechar esta fase para intentar dar forma.

Pero ojo, tranquilos que no estoy como Vang Gogh antes de cortarse la oreja… aunque si es cierto que he tenido unas semanas muy movidas emocionalmente hablando. Pero después de haber pasado mi propio huracan Katrina y, que ha movido todo mi ser, parece que por fin esta todo controlado; ahora con cierto esfuerzo puedo sentarme y aprovechar la “resaca” para reflexionar un poco no obstante aún tengo dudas de si subir a modo post lo que me removió tanto… en cualquier caso… os iré informando.

Hoy quiero meterme de lleno en una reflexión acerca del amor, o, mejor dicho, del amor romántico. Creo que el poso que ha dejado en muchos la idea de este tipo de amor ha sido bastante negativo. Por decirlo de otra forma y en clave de humor… que si no este post se vive como un drama…y no es plan amig@s míos… después de todo este espacio esta para reflexionar y, en ocasiones reírse un poco; al lío, en todo lo tiene que ver con lo romántico, los unicornios, corazones, arcoíris y el “no me olvides”…podemos decir que Disney desde el principio y como añadido Hollywood hizo mucho daño en nuestras cabezas y por supuesto en nuestro corazones…

El escrito de hoy empieza con una sencilla pero contundente afirmación… conforme pasa el tiempo y con ello vas conociendo a personas, más me doy cuenta de lo complicado que es ser medio coherente en la vida…

¿coherencia? Si, ese acontecimiento estelar casi de ciencia ficción que ocontece cuando lo que piensas, dices y haces esta en cierta armonía (por cierto, algo muy similar dijo Gandi hace muuuchos años) y, dicho sea de paso, tengo que reconocer que a mi me cuesta un curro importante mantener esta coherencia en la vida, por no mencionar las numerosas veces que la vida me pone situaciones que requieren de una revisión de mis parámetros.

Ahora sedme sinceros, ¿habéis pensado alguna vez en lo que es al amor?, ¿en cómo tienen que ser las relaciones emocionales cuando tenéis una pareja?, ¿os gusta estar en pareja o por el contrario no sois de las personas que generáis afectos rápidamente?, ¿acaso habéis reflexionado sobre los límites personales que tenéis a la hora de vivir cuando establecéis una relación romántica?, ¿existe más de un modelo de relación?….

En mi opinión (y acorde a lo que he vivido, experimentado, leído y conocido tanto teóricamente como en la practica) los conceptos que se educan (o no…) y que giran en torno a cómo han de ser la relaciones y lo que cabe esperar, lo que hay que hacer y lo que no junto con lo que es “normal” y “anormal” cuando supuestamente estas enamorado de alguien…. todo eso ha generado un pifostio mental de tres pares de cojones, y ¿por qué? pues creo que es una suma de todo (y quiero dejar claro que mi criterio no es una carga negativa o cínica contra determinadas instituciones o formas de pensar… ahora os explico) creo que en esta vida TODO, absolutamente todo lo que nos ha vendido es un discurso que elude la posibilidad de pensar y peor aun, totalmente rodeado de clichés que garantizan en buena medida la obediencia, dicho de otro modo, nos han colado una idea heterogénea, normativa que evita el pensamiento critico y da por sentado demasiadas cosas (aunque el asumir pensamientos socialmente aceptados en los cuales no se razona ni medianamente de manera critica y se asumen a modo de producto como si compráramos en un super… no es algo que solo se ciña a lo amoroso; pero eso, es otra historia).

Venga, pongamos unos ejemplitos para que todo quede más o menos claro….

Por ejemplo… ¿cuantas veces? habéis oído eso de: eres mi media naranja, me completas, el destino hizo que topara con mi alma gemela y cosas similares…. PUES BIEN… esa es una de las muchas “perlitas” del amor romántico que os decía al principio… Qurid@s míos en una relación sana y equitativa, nadie tiene que completar a nadie, cada uno es único e irrepetible, con sus habilidades y capacidades menos desarrolladas, y por suuesto con su bagaje personal y sus “mochilas emocionales” por lo que en el mejor de los casos, la persona que comparte tu vida emocional, afectiva y sexual ha de POTENCIARTE y COMPLEMENTARTE… es decir sacar tu mejor versión.

En referencia a la afirmación de la media naranja… siendo sinceros ¿no os suena a auténtico grito de desesperación? En plan, no existía por mi mismo hasta que llegaste, gracias a ti me siento pleno, y desarrollado, antes no era y ahora si soy…pero por ti. Nooooo, que noooooo… las personas adultas y al margen de los procesos bioquímicos producto del enamoramiento inicial o flechazo (locura transitoria total) elegimos compartir y, por encima de todo no tienen pánico a la soledad (conste que sé muy bien de lo que hablo, ya que aquí una servidora esta nadando en oxitócica y dopamina, y endorfinas gracias a una personita que ha irrumpido recientemente en mi vida). No obstante, a pesar de la emoción y subidón inicial, trato de darle un enfoque lo mas adulto y sano posible. Y CUESTA MUUUUCHO, pero se logra.

Otro gran tópico, el de la monogamia, tu eres mío y yo soy tuya (repito, esto no es una condena a la monogamia… yo misma he tenido y tengo en ocasiones relaciones afectivas de esa índole y son muy satisfactorias y absolutamente plenas), no voy a deciros eso de que el ser humano es de los pocos maniseros monógamos que hay en la naturaleza… ni voy a invitaros a abrir vuestras relaciones, lo que trato de decir, lo que yo quiero hacer ver, es la elección y el diálogo… ¿hago o elijo un modelo relacional porque la mayoría lo hacen, o porque yo me he sentado y lo he acordado con mi pareja?, ¿he hablado y sentado unos límites acordados y pactados con la persona que comparte mi emocionalidad o, he dado las cosas por sentado?…. En consecuencia, sea cual sea el modelo que establezcamos (monogamia, poliamor, anarquía relacional…), ambas partes han de negociar y sentar ciertos límites, y por lo tanto ser coherentes y consecuentes con todo lo que han acordado. Esta parte es más un “ejercicio de pensar” y, acercar posiciones o inquietudes personales a veces se hace complicado; no obstante siempre es interesante, porque te saca de las expectativas y apegos negativos, te ahorras falsas suposiciones y los famosos “yo cría y, yo pensaba” además ayuda a un mejor funcionamiento de todo, porque después de todo… no es mejor si tenemos un manual de intruscciones.

Otro GRAN CLASICO; los celos. Perfectamente representado y reforzado por los estereotipos de amor romántico… quien bien ama cela…PUES NO…. Amiguitos os voy a dar la “lección de barrio sésamo” de hoy, los celos son miedos e inseguridades… si, miedo al abandono, miedo a la perdida, mala gestión emocional y por supuesto, una clara manifestación de los apegos emocionales. Ahora es cuando decís eso de PERO SI LOS CELOS SON UNA EMOCIÓN!!!! y dale que dale, hasta donde yo se, solo hay 5 emociones básicas (miedo, rabia, asco, alegría y tristeza), el resto son sensaciones aprendidas y ligadas a conductas sociales. hay muchos estudios sobre los celos (sobre todo en la que se vincula a los apegos en la infancia y muchos temas similares). ahora bien, al igual que la mayoría de vosotros, me he criado también con la idea de amor romántico, me visto las mismas películas que vosotros y también he “fantaseado” con ciertas cosas, ni que decir tiene que no soy de hielo y, en algún momento he tenido miedos e inseguridades con mis parejas (celos), pero he optado por trabajarlos, por ser sensata y coherente e ir más allá de lo que suponía ese enfado repentino, vamos que he deconstruido la idea que el que celar es ama y, he cambiado muchas cosas a lo largo de mi desarrollo personal, y sigo haciéndolo (esto es un trabajo de confrontación que rara vez termina) por las mochilas emocionales con las que cargamos.

El amor es para siempre y todo lo puede… creo que estas ideas son el MAYOR CAMELOS y cliché de amor romántico que nos han vendido… cuando dos personas quieren estar juntas, lo están y si trsitemente llega el momento de separarse, toman caminos distintos, porque nada… ABSOLUTAMENTE NADA legitima el estar con una persona, por costumbre o cualquier otra emocion que opaque lo genuino y la propia voluntad, el amor es complejo, las personas cometemos errores y a veces lastimamos y mucho a la persona con la que establecemos una relación y un acuerdo,

po porque te pasas la vida soñando y montada en una bonita nueve soñando con el destino y después cuando menos te lo esperas, la realidad te despierta de sopetón con un mazazo que te deja sin aliento… quieres o proyectas cierto misticismo en las personas, pero al final… la cruda realidad y lo que en el fondo te chirriaba o en mi caso me gritaba la intuición… te sobresalta y hace ver las cosas a pelo y sin filtro, más allá de toda duda.

Pero no es un post depresivo, Simplemente intento sacar algo bueno de todo esto, o al menos la forma más sana emocionalmente de llevarlo (es decir, tomar una decisión adulta que genere los menos daños colaterales posibles).

Siendo sinceros y tirando de estadística “lo malo” ocurre tan a menudo como lo bueno… pero como decidas gestionarlo y enfocarlo es una cuestión de perspectiva… la cosa es ¿como ver el lado bueno de las cosas?.

aquellos que creen estar hecho el uno para el otro, en realidad no lo están… resulta que no somos más que partículas que tararean con el espacio y que rebotan las unas con las otras al azar y nos sentimos invcile por aberraste creado alguna vez que estas escrito en las estrellas.

9) Los rackets

En el post anterior hablábamos del guión de vida… pues ahora lega una parte fascinante; una mecánica que se a a más de uno y de una le va a dejar pensando un buen rato.

Una vez decidido nuestro guión de vida es decir cuando estamos en contacto con nuestros niveles de identidad relacionados con el guión de vida, es inevitable que distorsionamos la percepción de las situaciones de la vida de forma que encajen en nuestras creencias de guión. Es decir… esos mensajes que se grabaron en nuestra cabeza a lo lago del tiempo y que dimos por validos, que dimos por verdades absolutas harán que seleccionamos a las personas con quien relacionarnos de modo que nuestras relaciones giren en torno a ellos… dicho de otra forma nos permitan entablar transacciones motivadas por esas creencias; experimentamos sentimientos y sensaciones somáticas que por tanto no motivan una acción efectiva para la resolución de las situaciones de forma satisfactoria. La consecuencia es que se refuerzan todavía más esos niveles de identidad.

Distorsión de la percepción

Los procesos de distorsión de la percepción de las situaciones de la vida se explican estructuralmente como contaminaciones o interferencias en el estado Adulto (neopsíquico) de la realidad por nuestro estado niño (Arqueopsique) o por el estado Padre (Extereopsique)

Schiff en 1975 decía que “Todos elaboramos un Marco de Referencia a través del cual filtramos los estímulos que percibimos de la realidad para que encajen en nuestras creencias de guión y a través del cual autorregulamos nuestra conducta de manera que se mantenga estable este sistema de creencias que es el Marco de Referencia.”

La consecuencia es una auto-limitación en las opciones a la hora de resolver los problemas y una serie de conductas pasivas a la hora de enfrentarlos, que suelen manifestarse con expresiones/ acciones que “pendulean” desde ‘no hacer nada’ hasta otras formas más sutiles de pasividad como: ‘sobre-adaptarse’ a los otros; ‘agitarse’ intentando actuar sin un objetivo dirigido a la resolución de los problemas; ‘incapacitarse’ o ejercer ‘violencia’ contra las personas o las cosas como forma de descarga después de la agitación sin que ello resulte en la resolución de los problemas….

Por otro lado cada acción, cada acto que refuerza nuestro guión de vida genera emociones y sentimientos.

Sentimientos naturales y parásitos

Como sabemos la principal función de los sentimientos es la toma de conciencia de las situaciones en las que nos encontramos.

Las emociones básicas que tienen ese valor funcional son la alegría, la tristeza, el miedo y el enfado, (si no habéis visto la película incide out… verla!!!) 

La alegría, la tristeza, el miedo, el enfado y el asco (la mayoría de los autores lo ponen en emociones de segundo orden….) son las emociones naturales que el niño experimenta en la interacción natural con el entorno en función de la satisfacción de sus necesidades.

En el proceso de adaptación condicionada al entorno y de respuesta a los mandatos adoptamos, junto con las decisiones de guión, unos sentimientos específicos que fueron reforzados en la infancia desplazando o descontando a los naturales. Estos sentimientos es lo que llamamos sentimientos parásitos.

Los sentimientos parásitos tienden a ser repetitivos o recurrentes en muy variadas situaciones de la vida, en especial en los juegos psicológicos. No obstante, los sentimientos naturales siempre subyacen a los parásitos.

Los rackets

Un sentimiento parásito o sustituto de un sentimiento genuino  surge de una emoción que se a prohibido o reprimido en la infancia.

Por tanto, debajo de cada sentimiento parásito hay sentimientos reales que la persona no está expresando.

Algunos ejemplos de sentimientos parásitos son los celos, la vergüenza, la culpa, la envidia, la depresión, la frustración y la nostalgia. Otra cararacterística de estos tipos de sentimientos es que son aprendidos y manifestados por el Niño Adaptado Negativo.

El cambio a la emoción permitida, suele tener lugar de forma inconsciente, evitando así la resolución efectiva del problema en cuestión en el aquí y ahora, por lo que la persona termina experimentando un sentimiento de insatisfacción.

7) AT: Las posiciones existenciales o básicas…

En los anteriores post en los que he tratado el AT, hemos podido saber que todos nosotros, desde el mismo momento en el que somos concebidos realizamos un proceso de adaptación cuyo fin es asegurarnos la satisfacción de nuestras “necesidades básicas” (físicas y psicológicas) fundamentalmente las necesidades de estimulación, de reconocimiento y de estructura.

Este proceso consiste en toda una serie de decisiones sobre nosotros mismos, sobre los otros y sobre la vida (surgen como respuesta a los mensajes recibidos del entorno primario en el que nos desarrollamos, es decir los referentes paternos).

Estas decisiones que tomamos (inconscientemente) adoptan la forma de manera posterior de creencias básicas cargadas de sentimientos asociados; son lo que Berne denominó posiciones existenciales o posiciones básicas.

Lo más importante a destacar es que aunque no seamos conscientes de ellas, son mensajes que tenemos interiorizados que tienen una fuerte influencia en nuestro comportamiento, especialmente en nuestras relaciones con los demás, nuestra propia estructuración del yo (PAN) en las transacciones, formas de comunicación que entablamos y en el resultado de dichas transacciones.

La creencia básica de partida: ‘Yo soy OK (guay) – Tú eres OK (guay)’ (+/+)

Como ya he dicho anteriormente durante el desarrollo, el niño tiene necesidades y deseos, siente emociones de una manera natural y así las expresa activamente.

Si estas necesidades y deseos se ven satisfechos, o la expresión de sus emociones y sentimientos reciben la atención, el apoyo o la aceptación del entorno social, el niño decide adoptar una creencia básica sobre sí mismo y sobre los demás que de manera general podemos enunciar como ‘Yo soy OK (guay) – Tú eres OK (guay)’.

Esta es una actitud básica de tipo comparativo sobre la valía y la dignidad personal y de los otros, es decir, de las personas.

No es una valoración sobre su estado de ánimo en ese momento; es más bien una creencia apoyada en una decisión personal profunda, que se convierte así en una actitud de relación, en una forma básica de encarar las relaciones, de percibirse a sí mismo y al otro en cada una de las situaciones relacionales y, por tanto, en cada transacción.

Yo soy OK (guay) – Tú eres OK (guay)’, es una actitud que supone que yo soy valioso, digno como persona, y tú también lo eres. Esto es así independientemente del estado de ánimo mío o tuyo, de tu manera de pensar y de la mía, de lo que hagas y de lo que haga.

Esta actitud, que Berne llamó saludable o transparente para la relación interpersonal, tiene pues sus raíces en decisiones tempranas tomadas en la infancia en nuestras primeras relaciones.

Después, a lo largo de la vida, en cada encuentro, en cada ocasión relacional, podemos reforzar o no esta decisión.
Cuando en una situación relacional consigo satisfacer mis necesidades y deseos y mantengo el contacto relacional que me permite comprobar que el otro o los otros también satisfacen las suyas, el final de esta situación tiene el valor de un refuerzo de la posición básica ‘Yo soy OK (guay) – Tú eres OK (guay)’.

Por otra parte, puedo pensar nuevas estrategias de cómo conducir una situación relacional para conseguir que al final se refuerce en mí esa posición u otra cualquiera. Aunque aparentemente esto parezca poco espontáneo, a la larga es un buen procedimiento Adulto de mejorar tanto el estado satisfactorio de uno mismo como la relación con el otro.

Creencias comparativas relacionales de guión

Sólo la posición psicológica básica de ‘Yo soy OK (guay) – Tú eres OK (guay)’ hace posible unas relaciones auténticas entre las personas. En aquellas en las que las necesidades y deseos naturales no se ven satisfechos, o la expresión de sus emociones y sentimientos no reciben la atención, el apoyo o la aceptación del entorno social, el niño decide ensayar nuevas formas de expresión y de comportamiento que le proporcionen la atención que requiere y las caricias que necesita para sobrevivir.

En este proceso el niño además adopta decisiones relativas a sí mismo y a los otros distintas de las de ‘Yo soy OK (guay) – Tú eres OK (guay)’.

Estas posiciones de vida adaptativas para la supervivencia, se convierten así en una manera de percibirse a sí mismos y a los otros en la relación, que autolimitan su realización como persona pero al menos le permiten sobrevivir y conseguir, aunque sea de manera manipulativa, la atención que necesita. Posteriormente repetirá episodios de comportamiento sobre la base de estas creencias que darán como resultados confirmaciones sucesivas de las mismas.

Estas creencias comparativas son básicamente:

• 1. ‘Yo no soy OK – Tú eres OK’ (-/+). Posición introyectiva con adaptaciones de la personalidad obsesivo-compulsivas o histéricas. (Joines, 1970)

• 2. ‘Yo soy OK – Tú no eres OK’ (+/-). Posición proyectiva con adaptaciones de la personalidad paranoides o psicopáticas o sociopáticas.

• 3. ‘Yo no soy OK – Tú no eres OK’ (-/-). Posición nihilista con adaptaciones de la personalidad esquizoides o pasivo-agresivas.

A estas posiciones existenciales básicas según pone de manifiesto (Kahler, 1978) añade otras dos de tipo condicional.

Los condicionales de estas otras posiciones son muy variados, pero un análisis minucioso de los mismos permite agruparlos en cinco categorías: complacer, ser perfecto, darse prisa, ser fuerte y esforzarse.

Esto da como resultado las siguientes posiciones de vida condicionales:

• 4. ‘Yo soy OK – Tú serás OK si… complaces, eres perfecto, te das prisa, eres fuerte o te esfuerzas’. (+/+ si…)

• 5. ‘Tú eres OK – Yo seré OK si… complazco, soy perfecto, me doy prisa, soy fuerte o me esfuerzo’. (+ si…/+)

Todas las posiciones existenciales influyen en el desarrollo de relaciones, en el caso de las que presentan un carácter descompensado o negativo más que favorecer la autentica comunicación, son relaciones simbióticas manipulativas y favorecen posiciones desde las que se establecen los conflictos de relación y los juegos psicológicos.

La sociedad de la “anorexia”

¡Lo sé! A veces los titulares que pongo son un poco provocadores; pero este es mi blog, mi pequeño espacio, y lo que quiero o pretendo con mis momentos “sesudos” es exponer mi experiencia o percepción de diversos acontecimientos. Quien me conoce y por supuesto los que me leéis con más o menos frecuencia, sabéis que siempre que digo algo trato de ser lo más respetuosa posible; obviamente no siempre lo logro y más en los tiempos que corren, que parece que todo el mundo se ofende con todo.

No sé si os pasa a vosotros, pero últimamente y cada vez con más frecuencia tengo la impresión de que estamos tan cabreados y tenemos los “yoismos” tan inflamados que estamos total y absolutamente predispuestos a saltar al cuello a la primera de cambio con todo….

Es decir, lejos de manifestar una opinión, juzgamos y guerreamos como si cada noticia, titular o comentario fuera la mismísima batalla de las termopilas… ¡OJO! Que no estoy diciendo que no se pueda decir la postura que tenemos ante algo, ¡Faltaría más!, por suerte vivimos en un “estado de derecho” que e goza de la “libertad de expresión”; pero también es cierto que para que una opinión sea válida ha de ir fundamentada y argumentada y, creo que a día de hoy… se grita demasiado y se piensa muy poco.

¡Madre mía! Menuda manera de abrir este post… el caso y para no procrastinar más, es… ¿Qué tiene que ver el titular de hoy con lo que os quiero contar? Desde luego no os voy a hablar de los trastornos de la conducta alimenticia, ni de los desordenes dismorfóbicos, bueno… en parte sí, aunque hoy me gustaría analizar las actitudes de algunas personas y  de la sociedad de masas, que reacciona de forma similar a los ítems que presenta la anorexia… vamos podría decir y haciendo una generalidad, que en cierta forma occidente y una buena parte de la sociedad esta enferma.

Como sabemos y se ha dicho durante mucho tiempo, las características generales de las personas que padecen anorexia obedecen a un perfil de sujetos que:

  • Suelen están muy pendientes de las opiniones de los demás (es decir, necesitan el reconocimiento social para “ubicarse”).
  • Son personas extremadamente exigentes.
  • Suelen presentar baja autoestima y tendencia a la depresión.
  • Son esquivas, reservadas y les cuesta expresar de forma natural las emociones que sienten, por ende, carecen de herramientas emocionales afectivas a la hora de relacionarse con los demás.
  • Tienden a ser un poco paranoicos, creen que los demás los quieren anular y privar de su opinión y que tratan de someter su libertad individual.
  • Son controladores patológicos, miden todo (comida, peso, altura, calorías y consumo…).
  • Su percepción de la realidad, con frecuencia esta alterada.

¿Podéis ver las similitudes con la conducta social actual?

Bueno antes de desgranar todo, y tratar de poner coherencia a todo esto me gustaría recordar la pirámide de Maslow; ¡Si! Esa que te suelen explicar en bachillerato en la asignatura de psicología.

Pero bueno por si no lo recordáis, rápidamente diré de Abraham Maslow fue el “papi” de la psicología humanista, esta corriente postula básicamente la tenencia del hombre hacia la salud mental… aunque en los tiempos que corren…si el pobre Maslow levantara la cabeza… ¡En fin! Volvamos al tema central.

 

Unknown

 

Este dibujito, representa la pirámide de Maslow… según la cual vamos escalando con la evolución y la superación; y una vez superado un nivel pasamos al siguiente. ¡lógico! ¿verdad? pero ahora sedme sinceros, parar un poco, respirar y pensar ¿Dónde os veis situados?, ¿Cómo veis la conducta social de la mayoritaria actualmente? Como siempre digo esto no es un discurso critico, ni con mala fe. Me considere humanista, y eso casi me obliga a intentar que la gente piense, reflexione y analice un poco las cosas.

Supongo que todos direis que estáis camino a la autorrealización, incluso, muchos de vosotros diréis que ya os habéis autorealizado en muchas, muchísimas cosas… ¡Venga va…! ser sinceros… yo personalmente me veo entre el segundo y tercer nivel, si bien es cierto que en algunos aspectos puedo estar en el cuarto escalón…

Sinceramente creo que lejos de evolucionar, hemos involucionado… que debido a muchos factores, muy bien vendidos y maquillados con marketing, nos hemos vuelto una sociedad enferma, embrutecida y vilipendiada por intereses y gustos de masas. En lugar de valorar la individualidad, se venera a las masas y lo “prefabricado”, lejos de engrandecer la creatividad, espontaneidad y originalidad aplaude a lo que es simétrico, lineal y casi clónico a los estándares marcados.

¿Y porque digo esto? sencillo… Antes de nada y cómo además de leer (menos de lo que me gustaria) bicheo mucho por la red y, como casi todos uso youtube. El caso es que el otro día tope con un canal de un tal “cuellilargo”, que me gusto bastante. Obviamente hay cosas en las que no coincido con el y otras tantas que me parecen muy interesantes, además de relevantes para hilaras y argumentar en este post. Le cito principalmente por ética, ya que no soy alguien a quien le guste colgarse medallas y adjudicarse méritos que no son suyos.

El caso es que hace unos días hablaba con otra colega de la facultad y decía (y tirando de teoría conspiranoíca) el gran éxito del “gran hermano”, de los grandes intereses y corporaciones y de los distintos gobiernos (de cualquier ideología) se sustenta en tres pilares; dicho de otro modo la forma en la que desde la grandes esferas se crea una sociedad “anoréxica” es:

1) Deterioro progresivo de la educación. Después de todo una sociedad cuanto menos piensa por si misma es mucho más manipulable.

2) Meterte el miedo en las entrañas. Miedo a la crisis, a perder el trabajo (por precario que sea) a ser un paria social por no hacer lo que todo el mundo hace…, miedo a expresarte y que venga una horda de Orcos y te aniquilen…. Miedo, miedo y más miedo, porque eso genera un pensamiento individualista y no comunitario, te convence de que tienes todo que perder para que al final solo te centres en sobrevivir y aun así les des las gracias.

3) Pan y circo. Esa es la clave… Dales telebasura, cortinas de humo y pensamiento “populista” claramente manipulado. Otórgale al pueblo “libertad”, sin libertad, dales de que hablar y ofréceles distracciones banales.

Con estos tres pilares, tendremos ante nosotros una sociedad como la actual. Una sociedad nihilista, desencantada y hastiada, sin metas ni aspiraciones… una sociedad en la que les da igual todo, porque esta adormecida; algo así como lo que vaticinaron George Orwell en su obra 1984 y Aldous Huxley en Un mundo feliz.

Obviamente son dos escenarios algo distintos, pero con una finalidad común…. QUE POR UNAS U OTRAS RAZONES… LA RAZA HUMANA SE HA VUELTO GILIPOLLAS… Estos dos autores ponen de manifiesto una sociedad “adormecida” que no es capaz o no quiere pensar por si misma, una sociedad en la que todo esta pre establecido, ordenado y manipulado y, lo peor de todo que lo diferente se castiga duramente.

Si recapituláis un poco en este post, al principio he hablado de las características y, de la personalidad de aquellos sujetos que sufre un trastorno de la alimentación, en concreto las personas que sufren anorexia… Ahora bien… ¿cómo lo relaciono con los patrones y conductas sociales?

Para empezar la moda o mejor dicho “lo que esta de moda”, lo que se lleva, la música que “lo peta”, ¿que es lo más cool?, ¿que te hace encajar y ser “way”? aun cuando determinado estilo o tendencia te sienta como el culo, no te vale o realmente en la intimidad de tu casa no lo escucharías ni en años luz… pero aun así te resignas y pasas por el aro…

Queridos míos, uno de los grandes secretos de la publicidad, la piedra angular del marketing es generar necesidades que en realidad NO TENEMOS, personificar las cosas, darle a lo material una identidad y una figura de referencia que haga que lo “desees”. De esa forma, “obtienes” felicidad mediante el consumo.

Es decir, no compras una nespresso, compras la forma en la que Gorge Clooney bebe café. No compras Appel, compras el alma y el espíritu de Steve Jobs; no compras unas deportivas, compras las Jordan y el éxito de llevarlas puestas, porque son la ostia de caras y “molan” …. y así con todo…

Obviamente la influencia negativa de la moda y la publicidad es solo una de tantas cosas; después está la parte de vender estilos de vida, tendencias morales y éticas, que supuestamente “molan mucho”, “son super cool”, te hacen ser “reveLde” pero que casi siempre tienen una trampa, y más cuando NO TE INFORMAS DEBIDAMENTE o lamentablemente topas con algún desaprensivo que vende humo.

Todos estos ajustes, estas modificaciones y aceptación de ciertas tendencias… sean las que sean obedecen fundamentalmente a la necesidad de pertenencia. ESE SENTIMIENTO DE PERTENENCIA que te hacen querer encajar en un grupo, te da identidad, te ofrece ciento prestigio y reconocimiento social… te hacen ser “influencer” y por ende que todo dios te cite y te tenga de referencia. TE INFLAN EL EGO a más no poder, lo cual si no estas un poquito equilibrado te hace entrar en una espiral por lo general muy muy chunga.

Hacer las cosas sin un razonamiento previo, o sin un objetivo razonable es un arma de destrucción masiva. Los modelos de referencia que tenemos están muy bien maquillados y rara vez te dicen LA PARTE CHUNGA O COMPLICADA de las cosas, los sacrificios y renuncias que hay que hacer para llegar a ciertos objetivos. Te venden la fama, el glamour, la gloria… pero no te explican la letra pequeña del contrato.

Al igual que sucedía en un mundo feliz con el SOMA, el smarthphone, las redes sociales, han jugado un papel clave en el embrutecimiento mental y social. POR CIERTO, YO TAMBIEN TENGO IG; también hago stories y publicito en cierta forma mi trabajo. Sigo a gente o republico distintas cosas. Pero leo, me informo, contrasto información, sino se algo pregunto en varias fuentes y sigo contrastando… Explicada mi forma de uso de las redes sociales (confieso que las uso más de lo que me gustaría).

Pero el problema (o al menos como yo lo veo) es que estamos hiper estimulados, tanto que somos incapaces de filtrar todo lo que nos llega; vivimos en cierta forma en una realidad tipo Matrix. Que lo que hace es atraparte sin ser plenamente consciente de ello, estas adormecido… como un zombie haciendo que lo que nos retroalimente es la aprobación de los demás, es decir vernos a través de los ojos de los demás…. nos da tanto miedo “no encajar” que hasta la rebeldía esta institucionalizada…

Hace unos años se edito un libro y, posteriormente una película. Como cierre de este torrente reflexivo, me gustaría citar la frase con la que comienza el filme trasnpoting, pero me gustaría permitirme una leve modificación al final…

“Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige un televisor grande que te cagas. Elige lavadoras, coches, equipos de compact disc y abrelatas eléctricos. Elige la salud, colesterol bajo y seguros dentales. Elige pagar hipotecas a interés fijo. Elige un piso piloto. Elige a tus amigos. Elige ropa deportiva y maletas a juego. Elige pagar a plazos un traje de marca en una amplia gama de putos tejidos baratos. Elige bricolaje y preguntarte quién coño eres los domingos por la mañana. Elige sentarte en el sofá a ver tele-concursos que embotan la mente y aplastan el espíritu mientras llenas tu boca de puta comida basura. Elige pudrirte de viejo cagándote y meándote encima en un asilo miserable, siendo una carga para los niñatos egoístas y hechos polvo que has engendrado para reemplazarte. Elige tu futuro. Elige la vida… ¿pero por qué iba yo a querer hacer algo así? Yo elegí no elegir la vida: elegí otra cosa. ¿Y las razones? No hay razones. ¿Quién necesita razones cuando tienes Smartphone? 

6) ¿Y tú a que juegas?… desgranando los juegos psicológicos según el AT

Pues ya estoy de nuevo aquí, tal y como os prometí en el anterior post, voy a dedicar unas líneas para desgranar en profundidad los principales juegos psicológicos que explicaba Eric Berne en en Análisis Transaccional.

 

Para poder entenderlos bien, no podéis olvidar, las posiciones/roles que se adoptan durante estos juegos (salvador, victima y perseguidor). Tampoco debéis de olvidar, que los juegos, son una forma de programar el tiempo “pasatiempos” cuyo fin último es reforzar el guión de vida de las personas que juegan, ocupando tiempo para evitar la autentica intimidad.

Para poder entender los roles o el papel desde el que se juega, debes de repasar un poco el post anterior; pero por si las moscas os lo repito.

Partimos de la base del triangulo dramático de Karpman y sus tres “papeles” no solo interactuarán, si no que rotaran haciendo que se desarrolle el juego.

 

 triangulo_dramatico-300x175.jpg

El rol de salvador es un papel muy facilmente adaptable para personas realmente emocionales. Es el rol de la persona que ayuda a las demás sin que ni siquiera le hayan pedido nada. Son personas sumamente empáticas, que pueden sentir la necesidad en los demás. además se sienten bien “salvando” a las personas, y muchas veces tapan sus necesidades o carencias tomando este papel.

Las frases tipo de este rol serían: “tengo la solución”, “no te preocupes, yo lo arreglo”, “menos mal que estoy aquí para ayudarte” “que harías sin mi…”

El rol de perseguidor, sería una persona que se expresa siempre en tono de rabia y/o reproche. Siempre está enfadad@ y se siente con la potestad de poder juzgar los comportamientos de los demás de una forma completamente libre y sin limitaciones. Vive calibrando lo ajeno y midiendo lo justo o injusto de las situaciones. Tiene frases típicas, o más bien patrones de comunicación, como por ejemplo: “Yo de ti no haría eso” “No entiendo porqué tienes que comportarte así” “Después de todo lo que hice por tí y haces esto…”

El rol de víctima utiliza siempre en un tono de sumisión o pasividad, necesitando de un Salvador/a para salir adelante en cada momento. Lo más importante de la figura de la Víctima es que el triángulo dramático no existiría sin su presencia. Adopta una postura triste y de miedo hacia todo lo que le rodea. Llega a sentir que el miedo le/la paraliza literalmente, teniendo incluso ataques de pánico por esta situación.

suele expresar frases como: “no puedo” “soy incapaz” “Si, pero…” “Menos mal que existes…” Solemos verle como el/la pobrecito/a, lo cual da alas al papel del o la salvador/a o de aprovechado/a, lo cual alimenta el rol del o la acusador/a.

 

Berne y posteriormente Claude Steiner desarrollaron muchos tipos e juegos, pero hay siete principales.

 

  • ¿Por qué siempre me pasa a mí?

Las personas que practican este juego se lamentan de las cosas desagradables que les ocurren precisamente a ellos y tienden a sentir que han sido escogidos para que les ocurran todas las cosas malas y todas las desgracias. Es decir, que tienen un papel de víctima o victimismo patológico (de forma aparente) dando la impresión de indefensión y lástima “pobre de mi”

El propósito del juego es explotar el sentimiento de lástima y compasión completando así la transacción. En un nivel más profundo, las personas que juegan a esta dinámica rara vez son conscientes de que ellos mismos estructuran las situaciones para que todo fracase (auto boicot).

 

La dinámica del juego tal y como la explican Berne y Kertész describen este juego como “masoquismo inconsciente”. El jugador fomenta inconscientemente las desdichas de su vida, de manera que el mismo se manda y refuerza de forma oculta  el mensaje de: “¡te lo mereces por estúpido!”.

 

Cuando topamos con alguien que juega a este u otros juegos debemos de entender que existen ciertos “beneficios” sobre todo para la persona que se encuentra inmersa en esta espiral.

 

Pseudoventajas del juego

Biológica:El jugador recibe caricias negativas que en el movimiento del juego pueden ser agresivas o de lástima.
Existencial:La posición existencial es Yo estoy mal Tú estás bien, que se alimenta y refuerza a través del juego.
Emocional: En el juego repite y vive los rebusques de miedo y tristeza.

Antítesis del juego psicológico: Los jugadores que se enganchan con el jugador deben darse cuenta del empleo del Padre Nutritivo negativo, actuando como Salvadores.

 

  • El mío es mejor que el tuyo


El juego consiste, básicamente, en competir y comparar todo a cada momento, dándose una importancia y relevancia excesiva y mostrando una superiordidad constante. El jugador tiene un rol de persiguiendor enganchando y colocando a los demás en un rol de victima (ya que son “inferiores” a el).

 

El propósito del juego es básicamente alardear y ponerse por encima de los demás, son personas que tienden a acumular cosas, competir, alardear, evitaban en gran manera percibir los límites personales. El mensaje interior que alimenta la persona que se engancha con este juego retroalimenta la idea de “qué mal estoy, que necesito ganar en todo”.
Pseudoventajas del juego

Biológica: tienden a ser polémicas, llenando así su batería de caricias de aplausos o de descalificación; de este modo satisfacen el hambre de estímulos.
Existencial:Confirmar la posición existencial «Yo estoy mal Tú estás bien».
Emocional: Mantienen y refuerzan los rebusques del poder y las fantasías de éxito, triunfo…

Antítesis del juego:Las personas que viven con el jugador deben activar al Padre Nutritivo para ofrecerle mensajes de aprecio.

  • Estúpido

El juego consiste en hacer algo tonto, como por accidente, que moleste persistentemente a otros con el fin de que éstos le llamen estúpido y aquél quede confuso ante los demás. El Propósito del juego o el fin que persigue la falsa victima es reforzar el auto concepto de que “no esta bien” y que no es capaz de hacer nada bien.

Por lo general, la base del juego consiste en hacer las cosas mal a posta con el único fin de hacer el ridículo ante los demás que a la larga o se burlaran de el o harán las cosas en su lugar, haciendo que acepte caricias negativas

Pseudoventajas

Biológica:Las «tonterías» continuas y ampliadas del jugador le reportan caricias negativas de los Perseguidores.
Existencial :Se mantiene la posición existencial Yo estoy mal – Tú estás bien.
Emocional: Se refuerzan los «rebusques» de culpabilidad o de sufrimiento, en vez de permitir el auténtico sentimiento de tristeza.

Antítesis del juego: Aquellos que conviven con el jugador pueden activar el Padre Nutricio ofreciendo comprensión.

 

  • ¿Por què no…? si pero…

 

Este juego consiste en recibir sugerencias y rechazarlas de forma constante, alegando excusas o pretextos, de manera que lejos de resolver los problemas, la persona se “tranquiliza” tras comprobar que todas las posibles soluciones son buenas pero aun  así no las aplica. El fin del juego, no es mostra una superioridd constante sobre los demás, ya que nadie va a decirle lo que tiene que hacer. El rol principal en este juego es el papel de Perseguidor encubierto de víctima que pretende enganchar a Salvadores.

Pseudoventajas

Biológica: Las discusiones «racionales» sobre sus problemas le permite satisfacer el hambre de estímulos.
Existencial:Confirma la posición existencial «Yo estoy bien – Tú estás mal», que le conduce a confirmarse en el pensamiento de que todos quieren dominarlos.
Emocional: Refuerza el «rebusque» de resentimiento frente a las figuras autoritarias que le dan consejos.

 

  • Pata de palo

La persona que practica «Pata de Palo» tiene algún impedimento físico o psíquico, personal o social y lo utiliza para librarse de una responsabilidad. El propósito del juego es evitar adquirir competencias o responsabilidades, alegando las justificaciones físicas, familiares, sociales, educativas o de antecedentes personales para evadirlo. La persona que participa en este juego adquiere un rol de victima patológica en busca de un Salvador.
El fin de este tipo de transacciones son muy probablemente para alcanzar caricias condicionales e inadecuadas en los primeros años de vida.

Pseudoventajas
Biológica:Los jugadores se sirven de conductas inadecuadas para alcanzar caricias de humillación.
Existencial:Reafirma la posición de Víctima: Yo estoy mal – Tú estás bien.
Emocional:Mantiene los  «rebusques» prefijados de sentirse inferior, deprimido.

  • Alboroto

Este tipo de juego consiste en discutir turbulenta y ruidosamente entre dos o más personas (vamos lo que viene a ser un follón en toda regla) incluyendo desvalorizaciones de parte de cada persona, con dureza y en ocasiones llegando incluso a la violencia. El propósito del juego no es separarse porque “han peleado”, el trasfondo real es que que entraron a pelear para tener razón para separarse.
El rol principal del juego es el de perseguidor que fustiga retadoramente y libera su rabia.

Pseudoventajas
Biológicas:Con el  «Alboroto» colecciona caricias de atención y de cólera.
Existencial:Tanto los Perseguidores como las Víctimas y Salvadores, confirman su posición frente a los otros: «No estás bien»
Emocional:Vive los «rebusques» de rabia.

Antítesis del juego: Fijar metas convenientes desde el Adulto y enviar mensajes claros al Adulto del primer jugador, de que no se pelea, no porque se es cobarde, sino por no buscar espectáculo.

  • Rapo o violencia.

Es un juego generalmente dado entre un hombre y una mujer, aunque puede ser jugado entre sujetos del mismo sexo. Consiste en provocar una atracción, la mayoría de las veces sexual, y cuando la persona atraída da una respuesta positiva, es rechazada con ira y desprecio. Se pretende atraer, acoger para rechazar y abandonar, muchas veces con insultos.

El propósito del juego es infligir la humillación al otro. El jugador satisface su venganza, su poder sobre el otro.

Pseudoventajas 
Biológica: El Perseguidor satisface el hambre de estímulos a través de los intercambios beligerantes y sexuales y de la descarga de su agresividad contra los que han picado el cebo.
Existencial: Refuerza su posición existencial “Yo estoy bien – Tú estás mal”. En la variante sexual: “Yo soy inocente, limpia – Tú eres – sucio”. En lo social: “Yo soy fenomenal, puedo ayudarte – Tú eres un pobrecito”.
Emocional: Recibe las caricias a las que está acostumbrado de ser admirado por su cuerpo, su poder sobre el otro, su atracción sexual. Justifica sus rebusques de prepotencia, abandonando a la Víctima.

5) Los juegos psicológicos bases de la comunicación en AT (Análisis Transaccional)

¡Lo se! Llevo desde noviembre con los post de AT un poco descolgados, pero este tipos de “pseudo artículos” me suelen llevar algo más de tiempos, sobre todo porque repaso apuntes, el vocabulario y la forma de expresión un poquito más (intento comunicarme de forma eficaz y a la vez que los que me leéis os enteréis).

Hoy quiero dedicar este post a una forma de “comunicacion” y una forma de relación que TODOS en algún momento hemos participado… son los juegos psicológicos… y si, son algo bastante chungo, más cuando se hacen crónicos o cuando nuestro mecanismo de relación se basa en ellos.Una vez más tengo que decir, y dejar por escrito lo que el otro día le comentaba a un amigo… que ir al terapeuta NO ES MALO… porque un buen terapeuta es el que te dotará de competencia psicoemocionales para que tu desarrollo se propicie de la mejor forma posible.

Para analizar una transacción hay que:

1. Averiguar quién está emitiendo una determinada información (Padre, Adulto, Niño)

2. Averiguar quién está activando la respuesta a esa información.

3. Visualizar en diagramas, por medio de flechas, las relaciones que se establecen entre los Estados del Ego de las dos personas.

4. Concretar en reglas el carácter de tales relaciones.

Los juegos psicológicosBerne los definió de la siguiente forma.

Un juego psicológico es una serie de transacciones ulteriores que se realizan sin conciencia Adulta, en las que se implican las personas de forma repetitiva, que conducen a un final previsible dentro del guión de cada persona que participa. En el final del juego las personas experimentan sentimientos parásitos y terminan pensando ideas que refuerzan sus creencias de guión.

De forma aun más simple, viene a decir que cuando dos personas se enredan en un juego psicológico, lo hacen dese desde estados del yo cruzados (transacciones ulteriores), estas transacciones o formas de comunicación tiene un mensaje explícito, pero uno muy potente soterrado que conecta con la otra persona y su guión. De manera que las personas van rotando en las distintos roles (perseguidor, salvador y víctima) ocupando tiempo, sin llegar a una conclusión satisfactoria y según la intensidad o la duración cargando a los participantes de sentimientos y emociones parásitas.
Los juegos están motivados por la ilusión arqueopsíquica de satisfacer necesidades arcaicas insatisfechas en el momento de las decisiones del guión de vida. Berne decía que los juegos, así como el guión del que proceden y al que refuerzan, pertenecen a los fenómenos transferenciales. El control del comportamiento es arqueopsíquico, y son un intento ilusorio de reproducir las relaciones con alguien del pasado y conseguir las caricias o la estructura que no se consiguieron en su momento.

  • ¿Por qué siempre me pasa a mí?
  • El mío es mejor que tuyo
  • Estúpido
  • ¿Por qué no…? Si pero…
  • Pata de palo
  • Alboroto
  • Rapo o violencia

La explicación de los juegos lo desarrollare en el siguiente post, con la idea de no cargaros en exceso de in formación.

4) Programación del tiempo según el AT

Cuando hablamos de la programación del tiempo en Análisis Transaccional debemos de remontarnos al propio Berne que dice que hay tres tipos de fuentes de programación del tiempo:Material, social e interna o individual.Cada una de ellas dará como resultado distintas maneras de gestionar y estructurar nuestro tiempo con los demás, con la sociedad en general. Esa gestión nos marcará el mapa de cómo ínteractuaremos con otro y que naturaleza tendrán nuestras transacciones.La programación material estructura las transacciones de manera que el intercambio de caricias se orienta a manejar la realidad para transformarla con acuerdo a un objetivo o proyecto común acordado o establecido en función de la posición social que cada persona ocupa. Es lo que Berne llama actividades.La programación social estructura las transacciones de manera estilizada de forma que el intercambio de caricias se orienta al reconocimiento mutuo de manera regular en los encuentros, las despedidas y en los momentos señalados de las personas. Berne lo denominó rituales o ceremoniales.Hay otro aspecto de la programación social, establecido en cada cultura de manera apropiada y diferente, que estructura las transacciones de manera que el intercambio de caricias se oriente al conocimiento mutuo y a la selección social, de modo que podamos encontrar personas afines y potencialmente propicias para transacciones más comprometidas personalmente en cuanto a la intensidad emocional de las caricias. A este modo de estructurar el tiempo Berne lo llamo pasatiempos.La programación individual estructura las transacciones de dos formas. Una en la que las transacciones discurren de modo natural, no programadas socialmente ni materialmente, de forma que el intercambio de caricias se orienta a satisfacer la necesidad de encuentro genuino y directo entre las personas. Berne lo llamaba intimidad.Para que esto sea posible es necesario que las personas estén en contacto con su identidad personal realista positiva, de modo que tengan Permiso para ser conscientes, espontáneos, auténticos, aceptando los límites propios, ajenos y de la realidad, es decir, autónomos.Cuando las personas están en contacto con sus identidades de guión, basadas en decisiones tempranas autolimitadoras, su programación individual tenderá a estructurar las transacciones de modo que las caricias que se intercambian procuren confirmar esos aspectos de las identidades de guión.Esta forma de estructurar el tiempo toma la forma de relaciones simbióticas de extorsión de caricias, y por tanto no auténticas. Cuando estas relaciones simbióticas de extorsión fracasan, desembocan en lo que Berne llama juegos psicológicos.En resumen, existen seis formas básicas de estructurar el tiempo:Una es el aislamiento social, y cinco formas transaccionales:- Los rituales o ceremoniales- Los pasatiempos- Las actividades- Los juegos psicológicos- La intimidad

3) Análisis Transaccional (AT). Las hambres psicológicas básicas

Como ya expliqué hace unos post el AT es una filosofía en sí misma y que en la actualidad se aplica en psicoterapia; pero además es utilizada en cursos y por expertos Coach y en otros campos; ya que aunque puede tratar muchas cuestiones profundas y de diversa complejidad, no obstante, su naturaleza “simple” cuyos conceptos se expresan mediante un vocabulario sencillo y original hacen que sirva en muchas ocasiones como guía para el crecimiento personal de personas que inicialmente no presentan un desorden emocional.


Las hambres psicológicas básicas

Como ya digamos el ser humano (y según la teoría de Berne) para su completa satisfacción y óptimo desarrollo necesita ver “cubiertas” estas hambres psicológicas básicas.

¿Recordáis el post que hablaba de los tipos de transacciones?

Transacción simple complementaria

Transacción simple cruzada 

Transacción ulterior angular 

Transacción ulterior doble

Pues bien, todas las personas en términos generales realizamos este tipo de transacciones con la intención de cubrir estas “hambres psicológicas”.

En un primer momento Berne nos habló de tres tipos de hambres

Hambre de estímulos 

Hambre de reconocimiento

Hambre de estructura 

Posteriormente a esta lista se sumó…

Hambre de sexo 

Hambre de incidentes 

Hambre de posición 



1. El hambre de estímulos

Es la primera de todas, está directamente relacionada con nuestra cognición, las conexiones sinapticas que se dan en nuestro cerebro, y sobre todo en nuestro cortes prefrontal. Tiene que ver con toda clase de estímulos que como seres humanos recibimos a través de nuestros sentidos, visuales, auditivos, olfativos, cenestésicos pero sobre todo, los estímulos táctiles.

es considerada como el hambre más importante de todas, en palabras de Berne “necesitamos reconocimiento para existir”, ergo, todo lo que hacemos va direccionado a “llamar la atención de los demás” esas llamadas de atención (realizadas mediante las transacciones) producen acciones, reacciones es decir incidentes.

Los incidentes son acontecimientos que alteran el estado medio haciendo que la persona se sienta “estimulada”, todos, toooodos necesitamos estímulos en la vida, de lo contrario la rutina daría pié al aburrimiento y esa idea de forma prolongada resulta insoportable.

Los seres humanos necesitamos, existir, ser amados, parecidos y respetados, para obtenerlas el hombre o la mujer demandan el segundo tipo hambre (el reconocimiento, mediante las caricias y las expresiones de amor).
2. El hambre de reconocimiento… Las caricias

Antes de nada, debemos, a mi modo de ver matizar que es una caricia. Pues bien, una caricia, es cualquier acto o comportamiento que sirve para que el receptor de la misma se sienta “reconocido”

Por lo general las caricias, son mensajes que contienen un gran poder y suelen llevar implícito un mensaje valioso. Las caricias son FUNDAMENTALES para todos, especialmente cuando somos niños (y curiosamente cuando se forma nuestra estructura del YO), estas caricias ayudan a que el desarrollo sea adecuado y sano. En el caso de los adultos, sobre todo ligado a aspectos educaciones y culturales, hemos aprendidos a vivir a dieta de caricias (ya que aprenden a intercambiar caricias no solo verbales, si no simbólicas)

Es fundamental que quede claro la importancia de las caricias (en AT), es básico entender la complejidad y el lenguaje propio de la caricias. Cuando una persona da una caricia a otra le dice de forma directa ¡Eh, se que estás aquí, se que existes!.

Pero cuidado, las caricias, no siempre son bonitas, delicadas y dulces, también estás las negativas.

Las caricias positivas; se identifican como expresiones de aprecio, reconocimiento, alabanzas, pero pueden ser incondicionales, cuando las expresamos de forma natural y sin querer esperar nada a cambio, se dan en resumen por el mero hecho de existir. Las caricias positivas condicionadas, son las que se dan y se reciben por nuestras acciones.
Las caricias negarivas; son aquellas devaluadoras o que muestran un prejuicio.
Dada la necesidad de todas las personas de satisfacer el hambre de estímulos y reconocimiento, Berne expresaba que, cualquier caricia vale ¡Más vale una caricia cualquiera que ninguna” lo cual en  ocasiones deriva en comportamientos nocivos, transacciones complejas y psicopatologías.

3. Hambre de estructura

En el tercer escalafón nos encontramos con el hambre de estructura. Este hambre sobre todo es desarrollado o empieza a ser operativo, cuando nuestro adulto estar en acción, es decir, cuando el niño empieza a tomar consciencia del tiempo y como su existencia interactuar con el mundo, en especial como establece las relaciones con los demás y como desarrolla las transacciones con aquellos que le rodean.

El tiempo y su estructura según Berne, nace de la necesidad de obtener las máximas ganancias internas y externas, por lo tanto el hambre de estructura tiene la dimensión interna y la externa.

La estructura externa tiene dos ámbitos: el temporal y espacial.

La primera guarda relación con la capacidad de orientarse en el espacio y suele esconder a preguntas del tipo:¿Dónde estoy? ¿Cómo se puede uno mover aquí?, por supuesto existe la necesidad de explorar el mundo y de establecer relaciones espaciales.

La segunda (estructura temporal) va relacionada con la necesidad de las personas de darle un sentido a la existencia. Responder a las preguntas básicas sobre el tiempo en soledad o en relación: ¿Qué hago en este lugar con estas personas? ¿Qué hacer después de decir “!Hola!”? (libro altamente recomendado, pero para disfrutarlo poco a poco, ya que su naturaleza es bastante más compleja que los conceptos que aporto en estos post). En resumen la estructura temporal se satisface con la programación del tiempo.
La estructura interna tiene relación con la identidad, con la necesidad de responderse a las preguntas existenciales básicas sobre sí mismo y los otros: ¿Quién soy yo? ¿Cuáles son mis límites? ¿Cuáles son mis potencialidades? ¿Quiénes son los otros para mí?….

Las respuestas a estas preguntas en relación con el entorno y sobre todo con el primer grupo de referencia (que son los padres y las demás figuras de autoridad), todo esto contribuye a la construcción dela identidad (los distintos estados del Yo).  Cuando las relaciones son saludables, las necesidades básicas con de aceptación, de amor, de reconocimiento… la identidad se desarrolla realista positiva lo que hace que con el paso de tiempo el individuo sea autónomo.
Por contra si son negativas, generan el denominado guión de vida, causado por reacciones negativas, desproporcionadas, imposiciones que dan lugar a comportamiento limitantes… El guión de de vida tiene diversos niveles de identidad que veremos más adelante.