Crónica de un desdén emocional…

Necesito escribir… poner palabras a lo que siento, canalizar todo, así tal vez pueda ordenar mis ideas y volver a “mi centro”.

Ayer desayuné con una conocida, con la que me sentí extrañamente relajada y le hablé de ti, de nosotros… de lo que paso, y de lo que no; de tus silencios y desapariciones y por supuesto de como me hacía sentir todo aquello… supongo que aquellas horas, aquella conversación hizo que ahora tenga esta sensación de haber abierto la caja de Pandora.

Estoy confundida y contrariada… porque recuerdo perfectamente nuestra última conversación (si se puede llamar así) en la que te dije claramente que lo que me ofrecías no era suficiente… después todo se esfumó… pero aún así, no entiendo muy bien porque te sigo extrañando, porque te echo de menos y tengo desde que abrí los ojos esta mañana una auténtica necesidad de llamarte.

A estas alturas y después de todo lo que ha pasado, creo que soy masoca emocional (no sé si ese es el término clínico) de lo que si estoy segura es de que debo de tener un chip fundido… aunque si lo pienso bien, creo que sigo aferrándome y manteniendo la puerta abierta porque tengo la esperanza de que algo cambie, es como si deseara que un día despertaras y vieras lo maravillosa y excepcional que soy, que te sacudieras el miedo y tus demonios y vinieras a por mi… pero me parece que es solo un sueño, una ilusión… una fantasía que jamás se cumplirá… y lo que más me duele es que no entiendo porque tengo este enganche contigo…porque no puedo sacarte de mi cabeza.

¡Si! Creo que tengo un chip fundido en la cabeza. A veces me pregunto si todo está maraña tiene solución y si es así ¿cual es?… no dejo de darle vueltas el porque hay personas que son más relevantes que otras. Algunas están en tu vida durante año y solo hacen una acción para arrancarlas de cuajo de ti vida y tu corazón por contra hay otras que en bastante menos tiempo se nos hacen inolvidables… ¡y tu eres de ese tipo!

Como soy curiosa por naturaleza, no he podido evitar indagar y curiosear… y al parecer lo que hemos vivido, no es algo extraño y nuevo… al parecer este tipo de patrón que he experimentado contigo es algo que ahora con esto de las nuevas tecnologías de hace llamar “benching”. Lo que más me aterra es que parece que la cosa es bastante grave emocionalmente hablando.

Al parecer cuanto más tiempo estás en este bucle de “espera”, de ver la última hora de conexión, los “en línea” o ser leído e ignorado… más retroalimentas “el platonicismo” y la necesidad casi patológica de hacerte ver y ser reconocido… de necesitar desesperadamente que alguien al que quieres y has entregado tu corazón y confianza te de un lugar y un espacio en su vida…

Le preguntaba a mi nueva amiga que ¿como podía salir de eso? Además del tiempo…que sana todo, y meditar que me viene muy bien… lo que la expresaba era que, me aterra levantarme un día y recaer… no poder evitar llamarte y volver a engancharme… pero lo que de verdad me aterra es platearme la posibilidad de conocer a alguien y que se inicie de nuevo este juego…

Anuncios

Efímeras…

Y como cada día me despierto, abro los ojos y me estiro en la cama… pero hoy algo distinto, diferente a lo que tenia hace justo una semana… hoy al despertar… y aunque me gusta la sensación de la soledad, no me importa reconocer que mi cama y mis sábanas te extrañan, que la noche se me hizo infinita por no poder perderme en la infinidad e inmensidad de tu ser.

¿Y sabes qué? No te escribo para alagarte la vanidad… mis palabras son ciertas, en tanto en cuanto así lo siento en cada poro de mi piel.

Amor… eres especial; lo que más me gusta de ti es tu esencia… tu libertad; la energía que desprendes emana luz e ilumina cada rincón del lugar en el que estés… llenándolo de paz. Tu piel, tu olor, tu rostro y… voz me catapultan a lugares que tenia olvidados, incluso que desconocía de su existencia. Cierro los ojos y recuerdo tu voz como un bálsamo para mis sentidos… tus palabras, todo lo que dijiste y, tus suaves susurros junto a mi oído… que a la velocidad del rayo fueron desde mi oído directos al centro de mi placer haciendo que se me erizara la piel seguido de un escalofrío me recorrió la columna… disparando mis felinos sentidos…

Nuestro amor duro poco… como la vida de las efímeras, pero no fue arbitrario ni pasajero, duro el tiempo que debía y en aquellas horas en las que nos desvanecíamos…cada minuto en el que moríamos y renacíamos dimos nuestra mejor versión. Sin miedos, sin prejuicios… sin pasado ni futuro… solamente tú y yo.

Por eso hoy te digo… que aquellas horas, serán eternas en mis recuerdos, que me acompañaran en cada uno de mis sueños y fantasías de mis noches en blanco.

Aquel día, hace ya 168 horas, fue real, verdadero, fue tan único e intenso que solo tengo una palabra para describirlo… fue sublime y ahora quiero que recuerdes, que pase lo que pase y allá donde estemos tu recuerdo siempre permanecerá en mi.

Estrellas fugaces…

Y hoy quiero escribirte de nuevo…

Ahora que la adrenalina corre aún por mis venas, aprovechando estos segundos en los que sigo drogada de ti y del hechicero y ciego deseo que se concentra en mi entrepierna… cada vez que estas cerca.

Necesito poner en papel ese pacto silencioso que no une, nos atrae y nos evoca una vez tras otra… ese que pacto taciturno, de fantasías y deseos cumplidos y por cumplir.

Un pacto acallado por caricias, gemidos y lujuria al que nos damos y entregándonos a nuestros deseos más profundos, depravados y perversos para liberar nuestra alma…

Ese pacto que segundo a segundo posa tus huellas dactilares en cada rincón de mi cuerpo y que harán que jamas pueda olvidar cada encuentro. Lo que más me gusta es que no hace falta forzar nada… nos miramos y entramos directamente el uno en el cerebro del otro; nos poseemos con cada sonrisa, mirada, y fantasía prohibida que trasgredimos una vez tras otra… el pacto que nos une nos recuerda que somos libres y volamos juntos… que nuestra esencia es la propia de almas libres que no están sujetas a los convencionalismos.

Somos almas raras y fascinantes, por eso como imanes nos hemos atraído… y sé que seremos siempre libres… que nuestro tiempo durará lo mismo que una estrella fugaz cuya estela deslumbra para después de todo no volver a ser los mismos nunca más.

Si vas en serio… mírame y dímelo…. pero si lo que quieres es jugar, prepárate…

Ahora que ya es de día, y que sigues aquí, a mi lado… no puedo evitar mirarte y me inspiras nuevamente un torrente de sensaciones y palabras…

Se rumorea por ahí que el tiempo es una ilusión obstinadamente persistente… si no recuerdo mal fue Einstein el que lo dijo. En cualquier caso esta afirmación me llama a decir que hay historias, pasiones e idilios románticos, noches de lujuria que no importa que sean breves… porque perduran en uno más que situaciones que acumularon días sin ton ni son.

En los días como hoy, en los que como “muso” me has inspirado y de paso tengo unos momentos para la reflexión, no puedo evitar pensar en cómo he llegado hasta aquí, el camino recorrido, las personas que se han cruzado en mi vida… y cómo has terminado durmiendo a mi lado y dándome tanta paz….

Tengo que admitir que antes y durante mucho tiempo creía que la vida me quitaba oportunidades, que me apartaba de personas o que determinada gente me rechazaban porque no era suficiente… pero ahora se… que cuando alguien deja tu camino es porque hizo ya su función y porque algo mejor te espera, algo afín a ti, que encaja con tu vibración interior, que resuena con tu ser… por loco que pueda parecer… porque no podemos obviar que nada ni nadie que te trae felicidad puede ser una locura… y ese eres tú… a lo largo del tiempo, de una manera u otra todo me me llevado a esta mañana, a este amanecer de sábanas arrugadas y pijamas inexistentes, a estas mañanas de “cinco minutitos más por favor”… toda una serie de causalidades han logrado que hoy despertemos juntos.

A veces soy complicada y racional; sabes que tengo la “manía” de romper los castillos que se construyen en el aire, sobre todo sabes que lo hago, porque el amor es mucho más que ilusiones banales y vacías… que sueños locos sin sentido… el amor es más que todo eso. Sabes que soy de las personas que cuando aman, lo hacen de verdad… sin medias tintas, con intensidad, si reservas ni miramientos. Y eso es lo que espero… reciprocidad…amar y que me amen…

Me gusta que me hablen de frente, directa y sinceramente… no me valen las promesas, quiero hechos… así que si vas en serio… mírame y dímelo…. pero si lo que quieres es jugar, prepárate… porque te voy a enseñar como juegan los mayores…..

Palabras robadas….

Y hoy eres tú quien roba mis palabras en este espacio… quién hace que por un breve instante y, que varias veces a lo largo del día mi cabeza vuele y recree esas deliciosas horas que pasamos juntos enredados en juegos en busca del imperio de los sentidos…

Porque la química y la complicidad es algo delicioso, casi adictivo…sobre todo cuando te dan confianza y te sientes en libertad, cuando das con alguien que te brinda la oportunidad de confrontarte y sacarte de ti mismo… que simplemente te hace volar libre… con luces y sombras…

Si tú luz me gusta, tu lado oscuro me fascina… porque quiero perderme en el, nadar entre sus olas, subir y bajar…. bucear evocar un remolino una vez tras otra perdiéndome en ti, en tus ideas y locas fantasías tintadas de órdenes y placer…

Se que mucha gente se pasa la vida soñando con el plan perfecto, la persona ideal, el amor idílico que ocupe nuestra vida…. la mayoría de la personas no dejan de soñar en aquello que les gustaría tener… y se pierden los momentos, el aquí y el ahora, descubrir el potencial de cada persona que se cruza en nuestra vida… cada persona que te brinda su tiempo, una sonrisa, un guiño cómplice, un beso y porque no… amor, pasión y conexión…. ya sea de un día, vario o muchos momentos.

La vida se trata de eso… de enamorarse de los momentos, los instantes; enamorarse cada día…

Lo mejor, no poner barreras en el corazón, dar lo mejor de ti y disfrutar de esos breves segundos que hacen que la vida sea sencillamente deliciosa, porque ahora querido mío… como ya es sabido…. estoy en el momento de en el que prefiero correr el riesgo que vivir el resto de mis días con la duda… acompañe y surquemos el infinito de posibilidades que se abren ante nosotros.

Sin reglas fijas…

¿Alguna vez has amado a alguien mas que a ti mismo?, ¿has sentido alguna vez la punzada de la tristeza cuando “temes” perder a la persona que quieres?; ¿has pasado noches de insomnio debatiendo contigo mismo que camino tomar y que riesgos has de asumir por esa persona?, ¿has sido capaz de guardar cada emoción en algún lugar recóndito de tu alma, a la espera de encontrar un momento o una oportunidad para sincérate contigo mismo y con la otra persona?…

Son tantas las preguntas y, en el fondo cuando se siente de verdad tan evidentes las respuestas…. Pero los propios prejuicios y el miedo turban nuestra existencia impidiendo darnos la oportunidad de ser realmente felices, de abrazar extasis que realmente merecemos como lo seres perfectos que somos.

En en amor,o al menos como yo lo concibo, no hay reglas fijas…y todo puede o no ser, depende de la voluntad de las personas y fuerza que se tenga para asumir ciertos riesgos….así que me pregunto últimamente ¿se puede amar y odiar en momentos distintos a la persona que quieres?,¿existe realmente diferencia entre el amor y la amistad? ¿Es una ley de la naturaleza sentir el amor a voluntad? ¿Puede realmente alguien activar el interruptor de las emociones y apagarlo cuando convenga?

Si hay algo que tengo claro,y creo que también es por mi propia experiencia, es que es el arte del amor, no siempre son más felices quienes lo merece; entre vanidad y felicidad existe una evidente incompatibilidad y que para ganar en este terreno paradójicamente,es preciso sucumbir.

¿Y si eres tú…?

¿Y si después de todo eres tu…?, ¿ que pasaría si te quiero y te digo que deseo más que una amistad?, ¿Y si, en plena locura quisiera dejar todo lo racional y lanzarme a la aventura? ¿y, si por ambos cogería lo justo y me iría a cualquier lado, a cualquier país o rincón… cualquier lugar donde pudiéramos estar juntos?, ¿Y si quiero ser parte de un nosotros… de un todo? ¿ y si quiero, entrar en tu mundo integrándote en mi vida y viceversa?….

Tengo un deseo que se agolpa constantemente en mi pecho, que inunda todo mi ser, mi cabeza y mi razón… mi corazón palpita y repiquetea enloquecidamente.

Pero a pesar de esta locura, de esta efervescencia… hoy te escribo y te digo claramente… que eres tú… que en el fondo de mi ser se que te estaba esperando y que quiero formar parte de todo aquello surja de ahora en adelante… porque a pesar de haber creído en el amor y a pesar de haberme caído… antes pensaba de forma distinta, buscaba que me completaran… pero contigo… en tan poco me he dado cuenta que no quiero que me completes… quiero que nos complementemos, que disfrutemos y vivamos juntos esta nueva oportunidad que se nos presenta… quiero que juntos seamos la mejor versión de nosotros mismos.

Teoría de la profecía autocumplida…

Te seré sincera, una vez más… aunque no te guste lo que tengo que decirte… aunque esto rompa algo que tal vez exista solo en mi mente, que es probable que sea real solamente para mi…

¿Sabes? Todo lo que siento por ti, me gustaría poder olvidarlo, me gustaría no sentir nada, a lo sumo indiferencia pero no puedo…aun con todo lo que ha pasado…no soy capaz; no por ahora.

Cada día, cada instante me sorprendo con pensamientos sumamente contradictorios hacia ti. La vida es dura y sinceramente me gustaría que todo fuera diferente.

Estoy trabajando en la forma de arrancarte de mi, de sacarte de mi consciencia, porque aunque me da miedo convertirme en piedra, aunque me aterroriza que mi corazón se congele para siempre… no puedo obviar que después de todo que me has fallado.

¡Vale, que yo no soy perfecta! Faltaría más, pero hay ciertos universales de educación que me han llevado a tomar esta dificilísima decisión.

La confianza se gana, no se puede regalar así sin más, cuesta mucho ganarla y solo un pestañeo perderla.

Hace casi dos años me rompieron el corazón, me quedé emocionalmente devastada; creí sinceramente que no había esperanza para mi, que no volvería a conocer a otro ser humano que me hiciera tener fe en las emociones… pero un buen día todo cambia y se acaba el dolor. De repente de la nada apareciste, cuando te conocí, fue como una reanimación instantánea… Pero lamentablemente nuestros fantasmas del pasado nunca nos abandonan, muy a mi pesar las viejas cicatrices pronto reaparecieron e hicieron que aterrizara y volviera a la tierra, que me olvidara de la emoción, la ilusión y las mariposas. Es decir mi yo racional volviera al terreno de juego pensando y cuestionando algunas cosas… gracias a eso y aunque sé que mi corazón sigue latiendo… lo que hago, la dura decisión que he tomado no es por ti… es por mi… por mi misma…

Después de todo esto y como investigadora, no puedo evitar preguntarme ¿porque en el fondo nos preocupamos tanto las relaciones afectivo emocionales?

Los científicos y en concreto los neuropsiquiatras manifiesta que estamos predispuestos, que ansiamos conexiones intimas. No podemos olvidar que el ser humano es un ser social, anhelamos el amor, pero las expectativas generadas por las proyecciones educacionales de nuestra infancia hacen que en realidad un porcentaje muy alto de ellas terminen con un desengaño y una gran frustración dejando nuestras delicadas psiques magulladas… por no decir hechas añicos.

Sin embargo todos volvemos a intentarlo… y la cuestión es ¿Porque nos molestamos en apostar una vez tras otra por el amor?

La verdad es que creo que la mayoría somos víctima a de muestra propia profecía auto cumplida, pero en algunos caso, en las escasas situaciones en las que tomamos confían de nosotros mismos, en las que cambiamos los mandatos infantiles por permisos adultos… logramos de forma lenta y cada vez menos dolorosa darnos nuevas oportunidades porque lo cierto es que tan solo tenemos que acertar una vez, y cuando eso sucedes, nada más importa…el recuerdo de una relación plena puede sustentar y recordarlos que, aunque en este momento podamos sentirnos abatidos en el fondo jamas estamos solos.

Ignoramos lo roto que está el mundo…

Recuerdo hace algún tiempo mientras tomaba café con un buen amigo de la universidad tuvimos una conversación algo trascendental…. típico de irene y por supuesto de mis amistades.

Recuerdo que por aquel entonces hacía poco que había perdido a alguien, no era alguien vital de mi vida, pero si la clase de persona que hace que su ausencia se note y tengas que hacer un duelo. En un momento de la conversación mi amigo me dijo que la muerte no es la mayor perdida en la vida. Que la mayor perdida es cuando nos vamos muriendo por dentro, y no desde el punto de vista biológico, si no, esa muerte espiritual que nos ahoga y asfixia poco a poco, esa muerte metafórica que va estrangulando nuestra esencia hasta que nos deja reducidos a NADA.

Tal vez podría decir el nombre de quien me iluminó con aquella reflexión aquella mañana del mes de noviembre, aquel día que aún hoy me viene de vez en cuando y me hace pensar de más… pero dar su nombre no serviría de nada. Lo verdaderamente importante es el mensaje y no el mensajero.

Así que hoy quiero, sacar y publicar aquellas palabras que escribí, aquellas letras que entre lágrimas leía a mi amigo para poder desahogarme…

Desde que tengo capacidad de recordar y posteriormente de pensar, recuerdo mensajes como que ¡ hay que ser bueno!, ¡si haces las cosas bien todo te irá genial!, ¡hay que ser honrado, honesto! He crecido con mandatos del tipo de no se tiene que mentir, ni robar, por supuesto no has de codiciar los bienes de los demás y mi frase favorita…¡los mansos heredaran todo….!

Pero lo cierto es que tal y como recuerdo aquellos mandatos, que te repites a ti mismo en forma de mantra durante años para así ser “buena persona” no son clichés… Nos han  vendido una gran y enorme mentira… todo eso de que a la gente buena le va bien la vida y que hay cierta “magia” y misticismo divino en que si eres justo y te esfuerzas mucho mucho, tendrás tu recompensa…. es falso.

En el mundo hay demasiadas personas buenas que sufren a diario, que no tienen una vida fácil aunque se empeñen en ser honestas y hagan lo correcto, hay gente muy buena que se ve obligada a hacer cosas horribles y por descontado gente mala a la que es inmune ala ley de los hombres…. lo cierto es que hay demasiadas plegarias que quedan sin respuesta.

Todos los días ignoramos lo absolutamente roto que está este mundo. Nos auto convencemos de que todo se va a arreglar, que todo va a ir bien… pero no siempre es así, no siempre no va bien. El problema es que cuando entiendes y descubre lo que acabo de exponer no hay vuelta atrás.

No hay magia en el mundo…no al menos como nos lo han vendido.

He pensado en la finalidad de todo esto, en como alguien puede abandonar tu mundo en un abrir y cerra de ojos para siempre; es triste…y también demasiado grande como para pensarlo.

Es muy duro; se supone que cuando alguien ya no está, casi inmediatamente tienes que seguir adelante, que aceptarlo… en fin… que solo puedes estar triste tanto como duren las flores…

Hay que volver a contar chistes y recordar los viejos tiempos pero hoy lo cierto es que no tengo ningún chiste que contar; es más espero no tener que escuchar ninguno en una temporada…

Los viejos tiempos son solo eso viejos tiempos que han desaparecido….se han evaporado.

Me he dicho infinidad de veces a mi misma que tenia que ser feliz, pero…no me siento feliz y cuando intento cambiar, cuando intento recordar como se conseguía ser feliz, no puedo…no siento alegría…no me siento con ánimo…NO SIENTO NADA… estoy hueca por dentro.

SE QUE TE HAS IDO Y QUE JAMAS VOLVERÁS, te confieso que he pensado que tal vez pueda volver a verte… hablar contigo o tal vez escuchar tu voz. Hoy he vuelto a pelearme con mis padres, les he gritado, no se porque lo he hecho, se que no se lo merecían, pero lo he hecho….

Me da rabia que mi madre siempre pague el plato roto, que porque ahora ya no estas, me enfade con todos y con ella en particular, se merece algo mejor de lo que soy ahora, al igual que mi padre… Todos los días ignoramos lo verdaderamente roto que está este mundo y nos decimos que todo se arreglara… pero nada se va a arreglar, eso lo se ahora…y cuando sabes eso no hay vuelta atrás…

Ve y sé feliz…

Creo que en ninguna de nuestras conversaciones te he dicho que adoro los cumpleaños… es más me encanta cumplir años.

Para mí esa fecha, ese día celebra que con cada ciclo, con cada año estas menos sujeto, menos encadenado a las trivialidades sociales y que si te empeñas un poquito cada año es un paso más en tu conciencia… siendo cada vez más libre.

En estos días que estoy sola y recuerdo aquellos días… nuestra historia y se perfectamente que fuimos un cuento breve que leeré mil veces… porque como bien dice esa frase que es viral por la red… “la vida no se mide por los sucesos o las cosas que te van pasando… si no por aquello que te deja sin aliento y marca un antes y un después”.

Hoy quiero contarte un pequeño secreto, hay todo un mundo esperándote ahí fuera, ciudades maravillosas, arte y música; personas y culturas increíbles… auténtica belleza y esta todo al alcance de tu mano, puedes tener aquello que quieras… obviamente te invitaría a venir, te ofrecería dejar todo y volar libres… pero ambos sabemos que no aceptarías mi oferta. Tal vez en otra vida podamos coincidir y me dejes mostrare la belleza del mundo, no olvides estas líneas, recuerda mis palabras…

Recuerda que lo he intentado, he tratado de hacerlo bien, he dado lo mejor de mi, pero no se que pasa, que siempre hay algún problema, algún obstáculo… algo que nos separa o reabre una brecha… lo siento tanto… daría lo que fuera porque todo esto fuera de otra manera, que tuviéramos una oportunidad de ser… se que esto es difícil para ti, pero también lo es para mi, hemos conectado de una forma que creí imposible… pero a veces eso no es suficiente; no quiero hacerte daño y aunque me duela escribir cada una estas líneas… solo deseo que seas feliz y ojalá los dioses te den aquello que estas buscando… ojalá seas feliz.