Pensar menos y sentir más…

Menuda noche “toledana” que he tenido… a pesar del tiempo me sigue resultando curioso como a veces esa lengua tan larga y afilada que me caracteriza puede jugar en mi contra…. pero bueno; una toma decisiones más o menos acertadas y después solo queda esperar a que todo se desarrolle como debe.

Lo que si es cierto es que en ese tipo de situaciones (al menos a mí me pasa) es que la incertidumbre ahoga, te aplasta en la cama del mismo modo que cuando tienes una crisis de parálisis del sueño… y es peor cuando todo va aderezado de música, cuando escuchas canciones que conectan con tu estado emocional y lo hacen más palpable.

Anoche estaba tumbada recreándome en las sensaciones que subían y bajaban, y de golpe, sin saber por qué o cómo, en esa vorágine emocional, en ese preciso instante en el que mi cabeza iba a toda mecha sonó LA CANCIÓN…

Un pequeño fragmento, una secuencia de acordes y palabras, frases musicales que evocaron un sinfín de imágenes, recuerdos seguidos de sueños y “expectativas” un torrente de emociones que caían en cascada y se entremezclaban con el sabor agridulce de la nostalgia… tome conciencia de que mi cama se había quedado infinitamente grande por no tenerte a mi lado; por entender que nunca estarás en ella, al descubrirme extrañando la posibilidad de una intimidad real contigo, de desear el tacto y el olor de tu piel. Agobiada por sorprenderme de añorar las ansias de posar mi cabeza sobre tu pecho, para poder escuchar el palpitar de tu corazón…que al igual que el canto de las sirenas, me arrullaría suave y lentamente calmando el astio de mi alma…

Sorprendida al darme cuenta que mi libertad por primera vez en años me asfixiaba, me ahogaba la duda de no saber si podremos vivir las mil y una locuras que habíamos planeado y soñado… y de nuevo me abrumó la idea de extrañarte tanto… porque en muy poco me has ofrecido un mundo, ¡tu mundo! … en un ínfimo lapso de tiempo me has “enganchado” has vampirizado mis emociones y me hiciste esclava de tu mente.

La duda y el miedo penden sobre mi cabeza como espada de damocles, asustada por que tus propios temores te hagan huir al sentir que tu carcasa se resquebraja como al caballero de la armadura oxidada…

Solo te puede decir, que vida es para vivirla… es la mejor enseñanza que he aprendido. También he aprendido que las personas nos equivocamos, nos precipitamos y tenemos la oportunidad de “arreglar” los agravios cometidos…. pero sobre todo he entendido que hay que pensar menos y sentir más, por ello, te propongo algo…

Vivamos a tope, como si el mañana no existira, disfrutando de cada hora, de cada minuto, segundo a segundo hasta la sinrazón, embriaguemonos de la vida misma; sin temores, y sin miedos, dejandonos guiár por nuestra intuición…solo vivamos y démonos una oportunidad…porque se… que somos almas afines.

Anuncios

Convencionalismos (parte 1)

Pues hoy vamos a cambiar un poco la dinámica habitual de post…

Sabéis que suelo alternar reflexiones, con la expresión de emociones; y con eso no significa que este post vaya a tener menos miga o que vaya a ir de “pegote” como se suele decir en mi barrio, pero llevo un tiempo queriendo hacer algo distinto.

Hoy quiero hablar de SEXO… bueno mejor expresado de los IMPULSOS SEXUALES, DE SEXUALIDAD, EDUCACIÓN SEXUAL (aunque ahora que lo pienso voy a tener que hacer dos o tres post sobre el tema…) porque de verdad la cosa da para mucho; y cuando digo mucho es muuuuchooooooo.

Pero sobre todo hoy quiero hablar de algunos clichés que veo tristemente con frecuencia… ¿porque hoy?, ¿porque ahora y no antes?… buena pregunta, de lo que si estoy segura es que nada tiene que ver con la “resaca post navidades” más bien creo que es además de por hacer algo diferente por honrar a mi “muso”.

A veces una conoce a gente increíble cuando menos se lo espera, de formas cuanto menos peculiares; afortunadamente y para mí gozo mi muso tiene una linea de pensamiento que se aproxima a todo lo que llevo rumiando durante años, lo cual ayuda (y mucho) a no sentirme como un alíen.

Me gustaría y dado como estoy construyendo mis últimos post hilar varias ideas con mis argumentos.

  1. Creo que todos sabemos a estas alturas de la vida que la cultura es heterogénea, por suerte para todos, además no es algo estático, ya que con el paso del tiempo y las generaciones evoluciona y cambia. En España en concreto, sabemos que en lo que se refiere a sexualidad, educación sexual, salud sexual y reproductiva está totalmente influida por una férrea herencia moral judeo cristiana, hetero-patriarcal y cómo es conocido y sabido por todos falocentrista.
  2. Me gustaría que leyerais esta noticia con un poco de calma (es del 2014) www.eldiario.es/contrapoder/elecciones_del_sexo_6_330776943.html .
  3. Dentro de nada se estrena la última película de la saga de 50 sobras; creo que es la tefcera película y como suele sucede siempre que hay SEXO de por medio o alguna especie de contenido erótico SE LÍA PARDA…. pero calma amigos, todo a su tiempo.

Vamos a ir desgranando las ideas poco a poco.

En referencia al primer punto ¡HOMBRES DEL MUNDO YA PODÉIS TEMBLAR….. SARCASMAZOOOOOO DE LA TITA LILITH….!

He pronunciado tres palabras que parece que la sociedad en general asocia inevitablemente al feminismo, ideología sobre la que muchos hombres están confundidos, que muchas mujeres desconocen y por descontado alguna que otra mal utiliza, haciendo mucho muchísimo daño.

Primeramente os invito a algo sencillo (tanto a vosotros como a vosotras) y que miréis la diferencia entre feminismo y hembrismo, es algo sencillo y que no requiere de mucho tiempo, eso si os hará en el mejor de los casos reflexionar un poco y poner las cosas en su lugar. Dicho esto; vamos a desarrollar el primer punto.

Históricamente sabemos que en España y desde la creación de la religiones monoteístas, hay una herencia judeo cristiana. Las religiones monoteístas y sus distintas morales enfocaban la sexualidad únicamente desde el punto de vista de la procreación, lo cual es necesario desde el punto de vista de la perpetuidad de la especie, pero también hay que decir que es un enfoque limitado y reduccionista, ya que excluye toda forma afectivo sexual que se salga de esa necesidad de procreación.

Evidentemente, ese enfoque moral y por ende de tratamiento de la sexualidad relega a la mujer ( y esto ha pasado y pasa aun en muuuchas partes del mundo) a un mero receptáculo que gesta y que no pinta absolutamente nada de nada ahí tenemos la formula del hetero patricado, en el que la dominancia y hegemonía, las decisiones importantes y un largo etc estaba en manos de los hombres.

Y con este patio, ¡que más podemos decir… sobre los hombres y sus bergas! Pues que sobre ellas parece girar todo en la sexualidad y la relación sexual, al menos durante siglos y desde luego hasta mucho, muchísimo después de Feaud las cosas no han mejorado para la sexualidad femenina.

El coctel del punto numero 1, inevitablemente nos conduce al desarrollo del dos y del tres.

Si habéis leído la noticia que os colgué, habréis podido leer el titular de NO HAY UNA SEXUALIDAD NORMAL.

De nuevo volvemos al enfoque de la vinculación de la sexualidad con la moral y las religiones. MUCHO OJO, que no quiero herir sensibilidades, cada persona tiene derecho a opinar lo que quiera, aunque es cierto que hay determinadas cuestiones de “moralina” por las que sencillamente no me da la gana pasar. No obstante tolero que haya personas que opinen distinto, pero la evito en buena medida (por una cuestión de salud mental más que nada). Aclarado todo esto, decir que uso este espacio para exponer mis teorías, las cuales están en permanente revisión y ampliación, pues no soy estática sino cambiante y variable, desde luego se positivamente que lo que me servía cuando tenia 15 años, a día de hoy ya no me vale y supongo que dentro de 5 habré cambiado otras tantas cosas.

El caso, que al final me lio y me voy por las ramas. Uniendo la moral con la sexualidad sabemos que las religiones monoteístas y por ende un conglomerado muy amplio no solo de sus creyentes, si no de la sociedad en las distintas etapas de la historia (el ser humano por economía de tiempo, necesita las generalidades y las etiquetas para darle un sentido a distintas cuestiones; el problema es que a veces las etiquetas, suponen un prejuicio y NEGATIVO) y esto pasa con la SEXUALIDAD NORMAL.

¿por favor, alguien de los aquí presentes me puede explicar que cojones es LO NORMAL?… Ahora con mucha probabilidad sentiréis una especie de chasquido en la cabeza y querréis decir muchas cosas, pero no os saldrán palabras coherentes, tendemos multitud de emociones pero identificarlas será complejo… ¿Complicado verdad?, ¡qué jodido es determinar que es normal y que no lo es! Porque desde el momento que expones lo que A TI TE PARECE NORMAL estas dejando de lado una infinidad de formulas y posibilidades que a otras personas les vale y funciona.

Ya no es solo una cuestión de moral, es un enfoque también desde el género, desde lo que se supone o se presupone que cada uno ha de hacer o no…

Y ahora es hora de llegar al tercer punto… lo supuestamente NADA NORMAL de la película de 50 sombras ( no vamos a analizar la psique de los personajes, ni si es una relación sana o no….) solo quiero poner de manifiesto lo curioso que es, o lo curioso que me resulta como en una cultura de practicas HETERO NORMATIVAS conservadoras y reduccionistas en lo que se refiere a prácticas y gozo en la sexualidad existe un gran número de féminas que sueñan y fantasean con la figura de un protomacho empotrador, que es lo más parecido a Usain Bolt en las folla olimpiadas que para colmo no solo ejerza sus poder para doblegarla y controlarla mentalmente, si no que la lleva y la invita a practicar juegos que a ojos de los más puristas son una salvajada y una aberración.

¿Os dais cuenta de lo dicotómico de todo? Un porcentaje de mujeres muy amplio QUE VA DE FEMINISTA que lucha por la igualdad de la mujer, por la liberación de la opresión del macho alfa dominante y a la par sueñan, fantasean, proyectan en sus parejas… clamando a los cielos que quieren un GREY en su vida…. No se, a mi me hace pensar que o no eres tan feminista como dices, o que como diría un buen amigo mío “chata” me temo que no has disfrutado del buen sexo, de tu sexualidad y de tu genitalización en la vida.

No hablo de número de parejas sexuales, me refiero al concepto de auto conocerse, explorarse, saber que si y que no, ir más allá de lo que la sociedad adjudica como “normal” o lo reduccionista que te imponen según tu genero, según la sociedad y cultura en la que vivas.

Me refiero a que hay que ir más allá de lo que te dicen (pero no solo en el sexo…si no en todo), hay que conocerse uno mismo y aceptarse por encima de todas las cosas…porque querid@s míos si no hacéis eso…estáis bien jodidos, porque con mucha probabilidad os convertiréis en el producto de vuestra propia profecía auto cumplida. Querréis y deseareis muchas cosas, pero seréis incapaces de sacarlas a la luz admitiendo ese lado “oscuro” que TODOS TENEMOS y supuestamente se sale de lo normal. Chic@s si nos os confrontéis con vosotros mismos y si no os conocéis, en la puñetera vida pretendáis que otra persona llegue más allá, porque en cuento os saque de vuestra zona de confort…se liara parada y muy probablemente termine en un rotundo fracaso.

Continuará…

Viviendo en casas de cristal…

Cuando un ciudadano de a pie escucha las siglas C.I.A, S.V.R, C.N.I, M.I.6, M.O.S.S.A.D, A.S.I.S entre otras; automáticamente se trasporta a películas de espías, conspiraciones, pactos y secretos de estado… pero como todos sabemos la realidad supera con  creces a la ficción.

La cuestión de este post no es constatar la veracidad o no de la existencia de agencias de inteligencia en todos los países del mundo, tampoco tiene como objetivo urdir teorías conspiratorias sobre si nos vigilan o no y los medios que utiliza el gobierno para saber que hacen los ciudadanos.

El motivo y motivación de estas líneas es que tomemos algo de conciencia, para no variar en todo lo que voy publicando. Que veamos la realidad de cómo usamos las TIC´s y de lo puñeteramente expuestos que estamos… ¡ojo! que no pretendo meter miedo a nadie, solamente quiero alertar de una situación que conocemos de lejos y que con un poco de cuidado puede ayudar mucho.

Antes de nada me gustaría hacer un pequeño viaje en el tiempo; poner en la mesa algunos datos y opiniones de gente más ducho que una servidora para que así veáis, que mi forma de ver las cosas no ha salido de la nada.

Hace años había un filósofo al cual admiro muchísimo; Michael Foucault que lamentablemente falleció en 1984, siendo yo una niña, por lo que todos sus escritos me han pillado ya de mayorcita. Si soy completamente sincera, a veces de lo extremadamente brillante que son sus teorías me cuesta comprenderle. El caso es que en 1975 escribió un libro que se llama vigilar y castigar.

En esa obra (os invito a que la leáis) a modo de resumen algo simplista, habla de cómo se ha ido evolucionando desde la edad media a la actualidad en los mecanismos de control social. Por ejemplo repasa como se pasó de los suplicios a la humillación pública, a los castigos, la prisión, la escuela entre otros, y desarrolla como esos instrumentos han servido de herramientas que direccionan sin lugar a dudas la opinión y las creencias de la sociedad en curso.

Foucault muestra en su obra como se ha pasado de los aspectos físicos a los intangibles, del castigo corporal a lo psicológico.

Llegado a este punto os invito a que leáis o veaís los resultados que se dieron en el experimento de la prisión de Stanford, en el que la conclusión final es que la auténtica clave de la manipulación social reside en que los roles implicados se crean firmemente su papel; es decir, en el caso de citado experimento, el secreto para que una persona que esta presa permanezca en cautiverio (más allá de castigos o reprimendas, de represalias y disciplina) es que esa persona se crea que no tiene opción a la libertad y, que realmente es un preso.

Este cruel y turbio mecanismo fue demostrado a la perfección durante la Segunda Guerra Mundial en  los campos de exterminio de Auschwictz, Hinzert, Kaunas entre otros 55 reductos, en la que los que a pesar de que en muchas ocasiones el número de presos era exponencialmente superior al de carceleros, las personas que estaban allí, además de haber sido vilipendiadas y vejadas in extremis, lejos de revelarse habían asumido su papel de preso más allá de toda posible  esperanza.

Pero no me gustaría que interpretarais estas lineas como algo incendiario, o como una critica a las actuales herramientas de control social… Las nuevas tecnologías.

Este post no es una crítica a la tecnología al estilo del manifiesto de Ted Kazinsky (nombre real del terrorista unabomber) el cual empieza sus disertación con la siguiente frase.:

  1. La Revolución Industrial y sus consecuencias han sido un desastre para la raza humana. Ha aumentado enormemente la expectativa de vida de aquellos de nosotros que vivimos en paises «avanzados», pero ha desestabilizado la sociedad, ha hecho la vida imposible, ha sometido a los seres humanos a indignidades, ha conducido a extender el sufrimiento psicológico (en el tercer mundo también el sufrimiento físico) y ha infligido un daño severo en el mundo natural. El continuo desarrollo de la tecnología empeorará la situación. Ciertamente someterá a los seres humanos a grandes indignidades e infligirá gran daño en el mundo natural, probablemente conducirá a un gran colapso social y al sufrimiento psicológico, y puede que conduzca al incremento del sufrimiento físico incluso en paises «avanzados».

Estas lineas no son una cargar cínica contra las redes sociales o una repulsión hacia los avances tecnológicos. La tecnología ayuda mucho, pero debemos reconocer, es imperioso que veamos y admitamos que hemos avanzado demasiado rápido, lo hemos hecho en muy poco tiempo y no estábamos preparados para todo lo que ha supuesto en nuestras vidas y en la sociedad. Hay que admitir que la tecnología nos ha superado.

El autentico problema no es el uso en si de la tecnología, el problema es más profundo y reside en que a pesar de ser generaciones nativas digitales (en especial los más jóvenes), somos la generación más incompetente digital que existe. No sabemos nada aunque creemos que si. No nos molestamos en ir más allá del golpe de dopamina que nos supone sentirnos populares y reconocidos por los demás. Hemos dejado de lado lo realmente importante y lo hemos sustituido por un camelo que nos va a pasar factura. Nos hemos lanzado como locos en brazos de las Tic´s sin saber absolutamente nada de lo que implica, por no decir que hemos vendido nuestra vida, nuestra privacidad a todo el mundo, lejos de divulgar información útil, nos hemos limitado a exponernos en un escaparate eso si, muy sofisticadamente decorado y bonito.

Y ahora es cuando suelto lo que todos sabéis y no queréis leer, lo que he ido introduciendo poco a poco y resuena en vuestro inconsciente… lo que da realmente miedo y os genera vértigo… es que… ¡QUERIDOS MÍOS! no hace falta que el gobierno nos/ os espié y nos controle… nosotros solitos y sin ayuda de nadie se lo damos todo en bandeja de plata… porque como dice Marta Peirano vivimos en casas de cristal… les hemos dado el control de NUESTRAS VIDAS.

Marta expresa muy elocuentemente en una Charla TED que dio hace tiempo ( y que podéis ver en youtube) que cometemos tres errores de base.

  1. Menospreciar la cantidad de información que crisuela sobre nosotros en la red a diario.
  2. Despreciar el valor de esa información de navega por la amplia red.
  3. Pensar que esa información solo la maneja y accede a ella la todo poderosa NSA.

Internet nación al igual que el GPS con fines militares, pero al poco tiempo los gobiernos y los altos miembros del ejercito y servicios de inteligencia se dieron cuenta que era mejor, que era más fácil si lo hacían accesible al ciudadano de a pie.

¡Lo sabían!, ¡Sabían con mucha probabilidad lo que pasaría si nos daban esa golosina! y la profecía se cumplió, como tontos caimos, pero lo grave es que seguimos haciéndolo.

Ahora direis ¿que si yo uso redes sociales y tengo smartphone? pues si… pero de un  tiempo a esta parte, he controlado mucho el tipo de publicaciones y estoy investigando como hacer que la información publica e inevitable que circula por la red sea de más difícil acceso.

Tal y como se dice en esta charla TED tener un smartphone, un telefono inteligente o cualquier otro dispositivo que este conectado a internet y disponga de GPS (incluso los pulsómetros de ultima generación de Garmin o Polar…) hace que ese terminal  emita cada 5 minutos una señal a la antena más cercana, lo cual implica que triangular nuestra posición física es muy fácil y con sin margen de precisión de 100m. Es muy útil si has tenido un accidente en medio de la montaña, pero da un poquito de medito si eres una persona que transita sin más por la vía pública, que hace sus compras sin más y visita locales con sus amigos o familiares… si a todo esto le sumas, las cámaras que hay en los escaparates, las de tráfico, las que hay en los aeropuertos…. ¡da un paisaje que no mola una mierda! Porque lo que hoy es una información simple de ti, mañana puede volverse en contra tuya. No olvides que el “estado de derecho” en el que vives en otros lugares de mundo es ilegal. Piensa que tal vez aquí una manifestación política o religiosa de igual, o tu orientación sexual no influya y así un largo etc…pero tal vez mañana o en otro lugar juegue en tu contra.

Tenemos una gran venda en los ojos y nos resistimos a quitárnosla, tenemos la opción que Morfeo le ofreció a Neo en Matrix cuando le dio a elegir la pastilla roja o la azul, ¿tanto nos asusta ver la realidad? ¿porque a pesar de poder y tener medios a nuestro alcance no somos más cautos? ¿que está fallando cuando nos hemos creído que es ser personas supuestamente anónimas resta importancia a la información que circula sobre nuestras vidas? ¿como podemos mitigar esa información? ¿Existe un canal realmente seguro?

Un día….cómo cualquier otro.

Hoy es de esta clase de días en los que la mente esta reflexiba; asi que me en ausencia de mi mac tiro de blog de notas mientras estoy sentada en un banco después de un laaargo paseo por Madrid así que trato de ponerle palabra a lo que pasa por mi ser… y me pongo a teclear palabras, palabras que construiran frases y frases que conformaran un texto.

¿De que se tratara? ¿Cual es la finalidad de todo esto?…o lo más importante ¿cual es el axón conductor de mis pensamientos?

Aunque resulte raro hoy no tengo un motivo claro, tan solo plasmar una serie de pensamientos desordenados, que espero que al terminar tengan algún sentido, y en el mejor de los casos, puedan o sirvan a alguien de los que suelen leer las muchas “parrafadas” que cuelgo en este blog.

Para mí escribir y plasmar lo que siento es una terapia, pues a veces yo y mi seso o mejor dicho… yo y mi “sesudez” me llevan a extremos que incluso siento que me va a explotar la cabeza de pensar y reflexionar, por lo tanto hoy estoy tratando de hacer una purga intelectual; dicho de otra forma un poco de bulimia mental … lease esto con sarcasmo por favor…

Puedo decir, que en mi forma de ser, de entender la vida, es el producto de las distintas deciones que he ido tomando y de la educación recibida como ser social que soy… Supongo que así somos todos, asi se forja nuestro caracter y la personalidad aunque eso lo he dicho alguna que otra vez en mis post.

Tras una apariencia dura, a veces un tanto “agresiva”, se que soy “blandita” incluso como un buen amigo me dijo, debajo de esa apariencia y el que sepa ver de verdad sabrá vislumbrar que en realidad eres una persona extremadamente fragil… ¡Joder que cabron! Como dio el el puñetero clavo. ¡Pues si! Lo admito soy una psudo-humana que interpreta muy bien el papel de “matona” independiente, un poco antisocial y, con cierto toque trasgresor de la normas… todo un marketing que me ha costado mucho tiempo construir y que sé vender muy bien.

Pero mi Humanidad, mi autentica y genuina forma de ser, solo lo muestro en contadas ocasiones, porque me han educado, bajo el precepto, de que no es bueno mostrar tus devilidades…. y por convicción propia debido a mis experiencias de vida… sé que no puedes darle el poder de tu emocionalidad a todo el mundo. No al menos si pretendes salir de una pieza.

He elegido esa forma de ser y de vivir porque sinceramente me es más práctico…. ser relativamente esquiva con la gente, evitar a toda costa intimar de diversas formas con la mayoría de las personas y tener en todo momento la cabeza fría sujetando las riendas de mi vida para NO PERDER EL CONTROL DE ELLA JAMÁS. No obstante lo que nadie te explica, es que a veces, por mucho que lo intentes nada sirve, y tienes que “desbocarte” para redirigir y retomar un camino mejor. Nadie te explica que la cabeza no sirve siempre, ningún libro, manual o experiencia personal de otro ser humano te enseñan que hacer cuando tus teorías se caen al suelo…

En resumen; que a veces la vida es una auténtica jodienda. Te pasas “x” años contruyendo una teoría existencialista, o como digo yo “relativista”, te proporcionas una serie de principios que den sentido a tu forma de ver y entender la vida, para que en una micra de segundo TODO se emborrone y tras un batacazo de naricez tengas que reacerte a ti mismo…. una vez más.

El cuerpo humano es un sistema altamente presurizado: si os paráis a pensarlo tiene lógica; la presión sanguínea mide la fuerza de la sangre pulsada a través de las arterias.La presión baja o inadecuada puede causar debilidad o fallo…y asi toda una serie de sistemas, perfactamente coordinados y en cierta medida armonizados entre si, que regulan todo nuestro organismo, como si se tratara del mecanismo de un reloj, o el motor de un coche.

Cuando estudiaba psicopedagogia había una asignatura que trataba de neurociencia pero aplicada a la educación; de la cual saqué en claro que más allá de la fisiología, sin duda alguna el cerebro es el órgano más misterioso del cuerpo humano; digo estos desde mi más absoluto convencimiento y fascinación, más después de haber visto un poco de su funcionamiento a través de vídeos, estudios de pruebas empíricas y por supuesto a través de investigaciones y diversos estudios neurológicos…. el cerebro es un gran enigma no solo porque se suponga que los humanos usemos tan solo el 10% de su potencialidad, que en casos contados y asombrosos llega al 15% sino porque aprende, cambia, se adapta. Nos dice lo que vemos, o lo que oímos. Nos deja sentir el amor (mediante la compleja quimica cerebral que todos conocemos, ese coctel de endorfinas, dopamina, serotonina…) pero ademas, creo que podría albergar nuestra alma (la esencia de todos nosotros).

No importa lo mucho que investiguemos, nadie puede saber cómo funciona la delicada materia gris que plaga ese gran “músculo” nadie sabe como o porque antes identicos estímulos dos cerebros reaccionen y porcesen los acontecimientos de forma distinta…

La mayoría de la gente es verdaderamente optmista sobre el principio de las cosas.

Un comienzo de cero, pizarra limpia, un mundo de posibilidades. Pero, no importa en qué nueva aventura te estés embarcando, tú sigues siendo tú; porque como ya he dicho,el cerebro aprende, mejora con el paso del tiempo y la experiencia.

Aunque queramos, un nuevo comienzo no es un reset; es imposible hacer una tabula rasa; muchas veces nos gustaría que nos “formatearan” el cerebro con la esperanza de eliminar trazos de sufrimientos y malos recuerdos… pero creo de verdad Que es muy bueno que la vida no venga con tijeras y pegamento, porque si lo hiciera cuando las cosas comienzan a doler simplemente cortaríamos y cortaríamos y cortaríamos….

Pero eso es imposible, así, que te metes de lleno en cada nuevo comienzo de tu vida. Fingiendo que has vuelto a empezar, que nada anterior paso, con la esperanza de no repetir tus errores…

Ahora estoy rectificando un poco toda esta parrafada para darle sentido con cierta risa “perversa” y recuerdo cuantas veces me dije a mi misma y a muchas personas que sería más feliz sola; tendría mi trabajo, mis amigos. ¿Pero alguien en tu vida todo el tiempo? No merecía la pena… creo que aunque sigo estando muy cómoda sola… hay pequeños matices que han cambiado.

Cuando en su día dije que sería feliz sola lo dije por una razón. No era por el concepto de soledad en sí, era porque pensaba que si amaba a alguien y después se iba al traste, podría no recuperarme. Es más “fácil” estar solo, porque, ¿y si descubres que necesitas amor, y luego no lo tienes? ¿Y si te gusta y dependes de él?  ¿Y si amoldas tu vida a él y después desaparece? ¿Puedes sobrevivir ese tipo de dolor? Perder el amor, es como morir. La única diferencia es que la muerte acaba pero el sentimiento de perdida puede durar para siempre.

Las personas estamos buscando respuestas de manera continuada: desde lo que aparentemente es lógico a cuestiones más trascendentales que abarcan el concepto de la vida misma… Pues inexorablemente necesitamos tener la sensación de que nuestra vida, tiene un fin, o almenos un sentido en si misma.

Algunas veces las respuestas que estábamos buscando, estaban escondidas justo bajo la superficie. Otras veces encontramos respuestas cuando ni siquiera nos habíamos dado cuenta que estábamos haciendo una pregunta. Algunas veces, las respuestas pueden tomarnos totalmente por sorpresa. Y algunas veces incluso cuando encontramos la respuesta que hemos estado buscando, todavía nos quedamos con todo un infierno lleno de preguntas….

Resumiendo la anhelada felicidad

Este post es un resumen con algún tinte propio de un libro que sencillamente ME FASCINA.

El libro se llama la felicidad desesperadamente de Andre Comte Sponville; dicho autor tiene otros títulos que si os gusta reflexionar y os fascina la filosofía os recomiendo. Dicho esto, vamos a esta serie de ideas, que no son pocas… sobre la felicidad.

La felicidad desesperadamente

Creo que todos, absolutamente todos nosotros queremos ser felices, es más, es tan ansiada y buscada por todos que con frecuencia la industria y el marketing hace uso de ella para vender toda una serie de artículos que supuestamente te darán la felicidad…. pero de eso ya hablaremos más adelante.

Conté-Sponville en su libro habla de cómo la filosofía y su conocimiento nos puede ayudar en el camino de la búsqueda de la felicidad.

¿Qué es la filosofía?

Epicuro daba a esta pregunta la siguiente definición: “La filosofía es una actividad que, mediante discursos y razonamientos, nos procura la vida feliz”.

Sin embargo mi propia definición es un calco de la de Epicuro: La filosofía es una práctica discutiva que tiene la vida como objeto a la razón como medio y la felicidad como objetivo. Se trata de pensar mejor para vivir mejor. El objetivo de la filosofía es la felicidad. O, más exactamente, el objetivo de la filosofía es la sabiduría, y por lo tanto la felicidad, ya que, una vez más, una de las ideas mejor probadas en la tradición filosófica, y especialmente en la tradición griega, es que la sabiduría se reconoce en la felicidad, o al menos en un cierto tipo de felicidad.

Pero la felicidad que tanto queremos y de la que se habla en esta filosófica definición, no es una felicidad simplona, no es algo que se logra con mentiras, drogas y diversión… la felicidad se logra a través de la verdad, de cierto trabajo pero sobre todo con la verdad.

Y para poder obtener la verdad la clave está en ser franco y sincero, bajo ninguna circunstancia medirse a uno mismo y por ende no mentir a los demás. No Mentir sobre lo que acontece, sobre lo que creemos que ha sucedido y sobre lo que creemos necesitar para ser felices.

¿Difícil no? Pero antes de hacer esta labor titánica, vamos a intentar ver porque no somos felices; cuando digo esto es más bien una referencia a porque nos cuesta tanto percibir la felicidad y pesa más lo rutinario, lo normal o lo malo a la plena felicidad.

La cuestión es que la mayoría de las veces no somos felices, pero no siempre porque todo va mal. También ocurre, y con mayor frecuencia, que no somos felices ni siquiera cuando todo va más o menos bien, al menos para nosotros.

Creo que todos en algún momento hemos pensado aquello de: “Lo tengo todo para ser feliz…sin embargo no lo soy” por lo tanto podemos intuir que no basta con tenerlo todo para ser feliz. ¿Entonces que nos falta para ser felices, cuando lo tenemos todo para serlo y no lo somos? Sencillo NOS FALTA LA SABIDURÍA, nos falta autoconocimiento, en resumen, nos falta el saber vivir, pero no en el sentido de la urbanidad o la corrección del saber estar, sino en el sentido profundo de la expresión, en el sentido en que Montaigne afirma que “no hay ciencia tan ardua como saber vivir esta vida bien y naturalmente”

¿Por qué necesitamos la sabiduría? Porque no somos felices: esto nos remite a una frase de Camus, que tenía ese talento para decir con sencillez cosas graves y fuertes: ”Los hombres mueren y no son felices”. Yo añadiría: por eso la sabiduría es necesaria. Porque morimos y no somos felices.

La cuestión es que si enfocáramos la vida en el aquí y en el ahora, no en mañana ni dentro de un mes y, por supuesto dejar de pensar en el pasado y en lo que podríamos haber dicho o hecho…. tal vez la muerte no nos aterrorizaría. Una vida plena y bien colmada da para mucho.

Obviamente tenemos el deseo de ser felices y a eso se refiere Pascal cuando dices que “todo hombre quiere ser feliz, inclusive el que va a ahorcarse. Se ahorca precisamente para escapar de la desgracia; y escapar de la desgracia es acercarse aún más, al menos tanto como se puede a una cierta felicidad, aunque sea negativa o la misma nada…”

Entonces, recopilemos… necesitamos sabiduría para vivir la vida y enfocar el deseo de la anhelada felicidad…. pero ¿que es el deseo?… es una gran y compleja respuesta que atraviesa toda la historia de la filosofía.

Platón en uno de sus libros más famosos, El banquete. En esta obra se elige un bello tema de conversación: el amor. Cada uno hace su definición y elogio del amor; la definición de Sócrates, por boca del cual acostumbra a expresarse Platón da la siguiente respuesta: “el amor es deseo y el deseo es carencia” Platón remacha el calvo: “lo que no posee, lo que él no es, y aquello de lo que carece ¿no son estas o cosas semejantes el objeto del deseo y el amor?

Sartre: “el hombre es fundamentalmente deseo de ser” y “el deseo es carencia” esto  os condena a la nada o a la caverna, digamos al idealismo: el ser está en otro lugar, ¡el ser es lo que me falta! Por eso la felicidad necesariamente se nos escapa.

Entonces ¿cómo podemos ser felices cuando nos falta, precisamente aquello mismo que se desea? Y la gran clave de todo este juego de palabras… ¿qué es ser feliz? Muchos filósofos dicen que ser feliz es tener lo que se desea, que no es necesariamente igual que tener TODO lo que se desea, obviamente no podemos tener todo, pero si la mayor parte de ello. Así que si partimos de la premisa de que el deseo es carencia, por definición solo deseamos lo que no tenemos…

Y aquí está la gran paradoja de todo este post y lo que expresa magistralmente Comte-Sponville en sus líneas

Ahora bien, si solo se desea lo que no se tiene, no tenemos nunca, lo que deseamos y,  por lo tanto no somos nunca felices.  No se trata de que el deseo no sea nunca satisfecho; la vida no es tan difícil. Con todo, en cuanto un deseo es satisfecho, ya no hay carencia y, por lo tanto, ya no hay deseo. En cuanto el deseo es satisfecho, se anula como deseo.

Cuando deseo lo que no tengo, obtengo carencia, frustración ¿y cuando el deseo es satisfecho? Ya no obtengo sufrimiento, puesto que ya no hay carencia. No obtengo felicidad, puesto que ya no hay deseo. Obtengo…”aburrimiento”

“La vida oscila, como un péndulo, del dolor al hastío” Sufrimiento porque deseo lo que no tengo y sufro esa carencia; aburrimiento porque tengo lo que desde ese instante ya no deseo.. Porque el deseo es carencia, y en la medida en que es carencia, la felicidad se nos escapa necesariamente. Es lo que llamo las trampas de la esperanza.

¿Qué hacer? ¿Cómo evitar ese ciclo de la frustración y el aburrimiento, de la esperanza y de la decepción?

1º) El olvido, la diversión, como dice Pascal:¡Pensemos rápidamente en otra cosa !Hagamos como todo el mundo: finjamos que somos felices, finjamos que no nos aburrimos, finjamos que no morimos.

2º) La huida hacia delante, de esperanza en esperanza; lo que hace de alguna manera lo jugadores de lotería, que todas las semanas se consuelan de haber perdido con la esperanza de que ganaran la semana que viene…

3º) Prolonga la precedente, pero cambiando de nivel. Ya no se trata de una huida hacia delante, sino más bien de un salto a una esperanza absoluta, religiosa, que no se considera susceptible de ser defraudada.

En el fondo es la estrategia de pascal. “estando siempre dispuestos a ser felices, es inevitable que no lo seamos nunca” “no hay más bien en la vida que la esperanza de la otra vida”. Es el salto religioso: esperar la felicidad después de la muerte.

Esta estrategia tiene su carta de nobleza filosófica…También es preciso tener fe, y ustedes saben que no la tengo. O estar dispuesto a jugarse la vida, como diría pascal, y me niego a ello: el pensamiento debe someterse a lo más verdadero, o lo más verosímil, y no a lo más ventajoso.

La adicción a las personas…

El otro día en plena vorágine y locura post domingo subí un post sobre las adicciones y dije que, bajo mi punto de vista la droga más dura de todas era la que desarrollábamos hacia las personas.

Casi puedo ver cómo os ponéis a repasar mentalmente las personas que se han cruzado en vuestra vida y si habéis tenido algún comportamiento adictivo.

Tranquilos, que yo también he sido una “yonky” y alguna que otra vez fui la “heroina” de alguien.

Si me habéis leido más o menos con regularidad, en alguno de los post que subí hace algún tiempo, hablaba del desarrollo de la personalidad y de como las distintas teorías psicológicas y sociológicas determinaban si la personalidad de los sujetos y por ende el desarrollo psicosocial de los seres humanos eran producto del condicionamiento genético o producto del ambiente y la sociedad en la que viven. En lo que a mi respecta creo que somos un conjunto de ambas.

Partamos de la base, que el ser humano es social por naturaleza, es decir, que indistintamente de las rivalidades que se puedan generar, el ser humano NECESITA de los demás para su desarrollo. Somos mamíferos, la filogenia enterada en nuestro ADN y la necesidad de pertenencia a la manada es algo que queda presente a lo largo del tiempo. Entonces si somos sociales y necesitamos a de los demás, ¿en que se diferencia esa necesidad de una adición?.

Bajo mi puesto de vista, está en la conciencia. La conciencia social de todo lo que envuelve los modelos de crianza y desarrollo (vamos las normas en términos generales y, lo que está bien y está mal) y la autoconciencia, esa es realmente la clave de todo esto; y es como cada uno de nosotros nos vemos en la sociedad en la que vivimos y como encajamos en las normas sociales. En toda sociedad hay una conciencia individual y una colectiva. Como sucede con la moral, que tiene una base social y la ética que tiene su nacimiento en la propia persona, el sujeto es más o menos consciente de aspectos sociales, de su integración y de su “mejor” desarrollo en manada.

Ahora es cuando la cosa se enreda un poco, cuando interactuamos con las personas, todo nuestro cuerpo reacciona a ese interacción, toda nuestra psique se se activa y comienza a mandar un cóctel de neurotramisores, a la vez que nuestro cortex prefrontal comienza a generar complejas psinapsis y nuestra psique codifica la información dando cierto sentido a todo (está es una explicación muy simplista) pero la idea es que más o menos todos nos enteremos.

El caso, es que ante toda esta vorágine química hay un neurotrasmisor en concreto que activa y se segrega cuando algo nos entusiasma, aunque también se libera cuando algo nos desagrada, no obstante y por norma general, el ser humano tiende a repetir reiteradamente lo gusta o nos da satisfacción. Ese químico tan estupendo es LA DOPAMINA (de la cual hay 5 tipos) la que es responsable de esta euforia y esta “necesidad” de repetición.

La dopamina es la que hace que a veces sintamos esas mariposas en el estómago cuando “estamos enamorados” o esa sensación de euforia que hace creernos que somos superman y que podemos con todo cuando tenemos éxito y recibimos reconocimiento de los demás.

Lo preocupante de esto es que a veces no podemos hacer nada, el subidón es tan fuerte y tan potente que nos “quedamos enganchados”, y combinado con este subidón esta nuestra psique que da toda una serie de argumentos para dar aún más potencia y significado a lo que ha sucedido; por lo tanto nuestro cuerpo pide más y más euforia y más subidón. Pide que nuestro “centro del placer” sea estimulado y, cuando baja el nivel hay toda una serie de manifestaciones fisiológicas que no molan una mierda… (casi las mismas que cuando que desenganchas de algún fármaco u otro tipo de droga) dolores de cabeza, mareos, apatía, depresión, problemas para conciliar el sueño…. obviamente el cuerpo que no es tonto busca la manera de que nuestro cuerpo segregue más dopamina y tengamos más subidón…. y es ahí cuando entra la parte chunga que trato de explicar en este post. LA ADICCION a las personas.

Supongamos que ya lo has visto, ¡si! Que has visto la dopamina mola que no solo te hace estar feliz y sentirte poderoso, si no que es súper adictiva… ahora bien; ¿cuantas relaciones o rollos has encadenado para poder sentirte bien?, ¿cuanto tiempo promedio te ha durado ese principe o princesa arcoíris en tu vida?, ¿cuanto tiempo has creído que estabas con la persona correcta, hasta que algo te ha chirriado y estrepitosamente ha sido la causa o el motivo de ruptura y separación?…¿cuantas veces más vas a repetir esta pauta?….¿cuantas veces te has enganchado a alguien de la forma errónea?…

Esto no es un discurso “moralista” puedes hacer con tu vida lo que te dé la gana, siempre y cuando tú seas razonablemente feliz y, no vayas jodiendo la vida a los demás.

Lo que intento hacer con estos post, es que abras un poco las miras, o al menos que los que me leéis os paréis un poco a pensar; me gustaría mucho que que pensarais y analizarais el porque se hace algo.

No me importa si eres más o menos activo, o más o menos promiscuo; me da igual si eres un puton con ética o eres casto y puro. La cuestión aquí está en decidir y hacerlo lo más libremente posible, no es malo tener hábitos y ofertarse el amor…. lo que creo que no es muy sano es la búsqueda compulsiva de algo que es inalcanzable o irrealizable, lo que creo que lastra y hace que repitamos un patrón tras otro es la falta de conciencia en nosotros mismos, la falta de sinceridad y honestidad con uno y con los demás. Creo que todos en algún punto hemos sido adictos a las personas, además de que porque la dopamina y el subidón mola mucho, porque a veces no somos capaces de ver más allá de esa nube química, porque tememos la soledad y como ya he dicho, porque tenemos una educación que nos enfoca las relaciones desde un modelo homogéneo y reduccionista.

Y por supuesto, (está es mi parte favorita) somos incapaces de asumir responsabilidades, SI señores y señoras…. RESPONSABILIDADES CON NUESTRAS ACCIONES, vamos a dejar ya de jugar a ser niños pequeños… las parejas y las relaciones humanas son cosa de dos, no es en plan…para lo bueno somos dos pero si se rompe la relación es que la culpa la tiene el otro (que puede haber casos….) pero en el modelo relacional convencional de dos…. las dos personas ponen algo de su propia historia personal en el desarrollo de los acontecimientos.

Adicción

Hoy quiero compartir con vosotros una pequeña reflexión, que como siempre ha salido a colación de una conversación vía WhatsApp con una amiga… lo cierto es que no se muy bien como hemos llegado a este punto, pero me parece razonablemente interesante dedicarle unas líneas a estos desvaríos que me/nos dan de vez en cuando.
¿Que es una adicción?¿existen tipos de adicciones?¿hay adicciones peores o mejores que otras?¿son peligrosas?¿porque unas personas son adictas y otras no?….
Vamos a intentar ordenar este pequeño cajón “desastre” que son muchas cuestiones y no se si en un solo post me dará para divagar sobre todas.
Supuestamente por definición, una adicción es: Aquel hábito de conductas peligrosas o de consumo de determinados productos, en especial drogas, y del que no se puede prescindir o resulta muy difícil hacerlo por razones de dependencia psicológica o incluso fisiológica.
En tu día a día, en la vida, si te paras a observar atentamente puedes darte de bruces con las adicciones, parece mentira cuantas podemos llegar a tener. La mayoría de la gente cuando habla o se refiere a las adicciones se centra en sustancias y químicos que no controla y que generan de una manera u otra, alteraciones en su percepción del mundo y en su conducta.
Sería simplista, si solo nos centráramos en el alcohol, el tabaco o los narcóticos, pero sin duda alguna existen muchas más. Siendo sinceros, creo que de todas las adiciones a las que nos podemos enfrentar, la más letal, la más “chunga” de todas… es la ADICCIÓN A LAS PERSONAS.
Pero porque nos hacemos adictos, porque empezamos en algo si sabemos de entrada que es malo, nocivo incluso peligroso. Por lo general y en demasiadas ocasiones la adición empiezan a “lo tonto” como algo normal en tu vida, porque tenemos un motivo oculto, una motivación o un vacío en nuestras vidas y de repente, quedo que era algo esporádico, se convierte en una obsesión y sin más dejas de controlarlo.
Cuando alguien es adicto, e indistintamente de las adicciones que tenga o haya desarrollado el trasfondo suele ser la búsqueda de euforia, esa euforia que te hace sentir vivo y parte del mundo…esa euforia logra al final que lo demás no importe, el resto se desvanezca… eso es lo que te engancha… no es la sustancia en sí, en la inhibición del dolor, del vacío que hay en tu vida lo que te hace consumir y engancharte.
Por desgarcia las adicciones nunca acaban bien, llega un momento en el que lo que antes te daba subidón, ya no lo hace y el dolor empieza a comerle espacio a lo que antes molaba tanto y la sensación de ahogo y asfixia vuelve a adueñarse de tu vida.
El porque unas personas son tendentes a la adicción y otras no, es uno de los grandes enigmas que estudian los campos de la neurociencia y la psicología, a día de hoy aun no han logrado responder. No se saber porque aunque existe probabilidad no hay un perfil único y concreto, tampoco una causalidad directa o un condicionamiento seguro.

Lo que sí suelen decir que que uno no supera las aducciones hasta que se toca fondo… pero ¿cómo sabes que lo has tocado? ¿Cuanto tienes que unirte para saber que ya estás sumido en lo más bajo y profundo? ¿A cuánta gente has de arrastra contigo en ese huracán?

Creo que el punto de inflexión es cuando un día abres los ojos y entiendes que por mucho que algo duela, por mucha angustia que sientas y por muy vacío que estes, has de enfrentarte a ese dolor emocional y físico. Porque aunque algo duela y dejarlo creas que te va a consumir… nada ni nadie salvo tu mismo ha de tener el control de tu vida.

Noches en blanco…

Y hoy ha sido de esa clase de noches, noches en blanco cómo suelo decir “cómicamente” en las que estas tirada en la cama y no puedes dejar de reflexionar porque, alguien dijo algo que te toco y abrió las compuertas de un sin fin de cuestiones… ¡y si! Hablo de la clase de cuestiones profundas qué pueden llegar a martillear la cabeza, de esas que aún siendo alguien “sesudo” como yo le generan cierta inquietud.

El caso es que pienso intentado sacar algo en claro… pienso y vuelvo a pensarlo una vez tras otra… analizo y vuelvo sobre mis pasos, le doy vueltas a todo… y a lo tonto y con la “lagrimilla” en los ojos me han dado las 5 de la mañana otra ves; y a pesar de que estoy medio cogiendo el sueño…. agarro el móvil y escribo…. tengo que dejarlo anotado para después saber dónde me quede en mis divagaciones.

Soy plenamente consciente de que muchas veces he sido una auténtica Hudiny emocional; que buena parte de mi proceso de madurez y, hasta hace muy poco me me he dedicado con gran habilidad a maquillar y tapar cosas, negando el dolor y huyendo de todo aquello que me pudiera hacer sufrir… tanto era asi, que a períodos me he aislado por completo de la gente…bajo “mi teoría” mi profecía auto cumplida de que si no te implicas o lo haces lo justo no te duelen las cosas… pero como siempre las teorías son una cosa y la realidad es otra….

A día de hoy se que puedes ponerte como te de la gana, que la vida o el karma o lo que sea aquello en lo que creas dispondrá situaciones muuuyyy diversas que harán que te tengas que dar “un puntito o dos en la boca”.

A ti que me estás leyendo, que has dedicado tu tiempo a estas líneas, además de darte La gracias sólo te puedo decir, que si estás en un punto como el que por suerte ya pase y, en el que tratas de evitar la “intimidad” con las personas… regulando y dosificando las amistades y a veces evitando lo romántico…. solo puedo decirte que no lo evites, que no huyas, no sirve de nada. “El karma” llegará y en algún momento te dara sopas con ondas… para que aprendan que no todo puede medirse y calcularse… y que la vida es más que una ecuación o una consecución de probabilidades derivadas e integrales. Que la vida de verdad son los instantes que se salen de lo “normal” vamos, las desviaciones típicas.

Así que que un buen día conoces a alguien que cambia tu pespectiva de la vida… cuando menos te lo esperas, sin comerlo ni beberlo vas y te “enamoras”, tu cabeza se convierte es esa especie de cóctel de neurotrasmisores que odias tanto y no te reconoces a ti mismo…. y aunque te cueste admitirlo te dejas la piel tratando de hacerlo bien, pero a veces, lamentablemente el amor no es suficiente. ..

Aunque a todos nos gustan los finales felices (porque es lo que nos han enseñado desde pequeñitos) en las relaciones humanas algunas veces las cosas funcionan y otras no… a veces te caes y te das la “ostia padre” y otras tropiezas y solo pierdes un poco el equilibrio para ponerte de nuevo recta… de cualquier modo, te levantas y sigues adelante, te “lames las heridas” y tratas de recomponerte intentando no perder la fe, la fe en en uno mismo y en las demás personas, tratando de recordar que la vida es un regalo y que el dolor es inevitable, pero es sufrimiento es una opción.

La vida sigue y de nuevo sigues conociendo a gente, a pesar de esforzarte por no implicarte demasiado o negarte cosas hasta la saciedad porque en el fondo es tu naturaleza más arraigada incluso después de negarte todo una y mil veces repitiéndote a ti mismo un discurso que has ensayado frente al espejo hasta memorizar con los ojos cerrados, un día sin más, desconectas y levantas la veda haciendo que tus perspectiva cambie. Cosa que asusta, que narices ACOJONA MUCHO… quieres correr, pero algo te grita que no lo hagas. ..que confíes. ..y de nuevo más perdida que un pulpo en un garaje…reemprendes el camino, acobardada y sin saber muy bien a donde carajos vas, a ciegas. ..abrumada por todo lo que se mueve a cada paso, todo lo que sientes con cada conversación con cada palabra que retumba en tu conciencia… descubriendo que nada es como antes. No pude serlo….

Ghandi dijo en una ocasión que: Todo lo que hagas en la vida sera insignificante, pero es muy importante que lo hagas….porque nadie lo hará por ti.

Esta mañana en el desayuno precisamente hablaba con mi padre de la trascendencia de las acciones, de hacer algo importante y bueno en la vida. No necesariamente solo en el plano profesional, si no en el emocional, con las personas que quieras, a las que cuidas y bueno, si tienes pareja, pues obviamente con tu pareja.

Se que tengo todo a mi favor, pero a veces ciertas cargas debidas a la sobrecordura y a la hipersensible conciencia que tengo, hacen que perciba una carga, una responsabilidad demasiado pesada… porque en tu interior sientes no solo que has de aprovechar ese conocimiento, si no que tienes Las responsabilidad moral y ética de hacer algo filantrópico por los demás.

No es ningún secreto que me da miedo confiar, estoy tan acostumbrada a hacer las cosas “yo solita” y a “pegarme con el mundo” que cuando tengo que reunir a la liga de la justicia me las veo realmente “putas”.

Me da terror confiar de nuevo, abrirme, mostrarme tal y como soy sin escudos ni armaduras, compartir y confiar… me da miedo equivocarme de nuevo, leer mal las señales y que me pegue de nuevo “la hostia padre”. En alguna ocasión pienso que analizar y dar tantas vueltas a las cosas no es bueno y mi meta desde ya mismo es dejar de pensar y racionalizar y sentir y hacer más…

Doy gracias a la vida porque a día de hoy, la gente que comparte mi pequeño circulo, en unos poquísimo casos (muy muy poquitos), me comprende a veces mejor que yo misma y tiene una infinita paciencia con mis “cosas”. Aunque me cueste verbalizarlo, lo pienso, doy gracias por todo lo que a día de hoy tengo…aunque me abrume, por la gente que ha entrado en mi vida y la gente que ya no esta, por los que me hacen pensar y ver cosas que antes no había…

Al final los puntos se unirán…

Durante 37 años me he desplazado por esta senda que se llama vida, inevitablemente e incluso cuando no quería o no era consciente de ello he tomado decisiones; unas más acertadas que otras. Obviamente en el momento no sabia muy bien que trascendencia tendrían o el grado de importancia de las mismas, la principal motivación, lo más importante era mirar al futuro y trazar la senda de mi destino, tenia que decidir para ser alguien en la vida… creo que en cierta forma así nos educan a todos… bajo esa premisa… Ser alguien de provecho.

Recuerdo que durante mucho tiempo no era plenamente consciente de hacia donde caminaba, sabía que avanzaba pero sin saber muy bien hacia donde o qué nivel de impacto tendría. Todo ha sido mucho mas claro cuando tras pasar el tiempo, y de vez en cuando dedico unos segundo a reflexionar y meditar…. me paro, respiro profundamente y miro al pasado… cada vez un poco más lejos, 2, 5 o tal vez 10 años atrás y es ahí cuando todo se ve cristalino. En ese momento se puede ver todo con claridad y como cada decisión sirvió para llegar a tu yo actual, como la unión de “los puntos” dibujan el mapa de tu vida.

Por más que lo intentes tal y como dijo Steve Jobs no has de olvidar nunca que los puntos no se ven hacia delante, solo se conectan cuando miras atrás y, para bueno o malo hay que confiar en que se conectaran.

Está en la naturaleza humana confiar en algo, tener CONFIANZA O FE en algo; el instinto, la intuición, el destino, la vida, Dios, el karma, lo que sea. Porque creer que los puntos se unirán y todo cobrara sentido te dará la confianza para “apostar” por el corazón.

En esta sociedad nos han enseñado que si luchas, que si te empeñas de verdad lograrás todo aquello que quieras; pero eso no es del todo cierto, a veces, en ocasiones la vida te da un “mazazo”, te hace pasar por momentos en lo que crees desesperante profundamente, en los que esta todo negro y no ves mas allá de tus pies… hay etapas en las que vagas por la más absoluta oscuridad en busca de un punto de luz…pero incluso eso…sirve de algo, los malos momentos, por duros que sean te hacen aprender la lección más valiosa de todas: QUE JAMAS SE DEBE DE PERDER LA FE; JAMÁS DEBES RENDIRTE.

Ya lo he dicho en varias ocasiones, y lo cierto es es que uso mucho una analogía que me gusta mucho y que dice que en la vida hay dos cosas seguras; La muerte y hacienda; llevado a un terreno mas “practico” o claro, hay dos cosas seguras…la muerte y las dificultades.

No importa lo mucho que lo intentes, ni lo bueno de tus intenciones, inevitablemente vas a cometer errores…unas veces causaras tu el daño y otras serás tu el que sufra el dolor. Y es el dolor donde creo que reside el secreto, como lo asimilamos y sacamos una lección de nuestros fallos o del de los otros.

Cuando te enfrentas al dolor y al sufrimiento no hay soluciones ni respuestas sencillas; las heridas emocionales que padecemos son a veces mas profundas de lo que creemos y lo que hay que hacer entonces, es “dejarse la piel” para curar la herida y que esta sane.

Tenemos cicatrices en los lugares más inesperados, que conforman el mapa secreto de nuestra historia personal.

Ayer tenia algo en la cabeza, y es que “no se mucho de la vida”, es tan corta y siento que aún tengo tantas cosas que hacer, tanto que conocer y leer, tanto de lo que nutrirme para mejorar…pero si que he aprendido algo, y es, que hay que tomar decisiones, aunque sean dolorosas, aunque las opciones entre las que tienes que elegir no sean todo lo bueno que te gustaría.

Cuando has de tomar una decisión, cuando te encuentras en un cruce de caminos sabes, a ciencia cierta que existe un P.N.R (Punto de no Retorno), parece algo sencillo, cruzar esa línea y mirar solo adelante, sin pensar en lo que dejas atrás.

Parece una buena forma de vivir, mirar solo hacia delante, dejar atrás las cosas malas y seguir, pero es imposible…el pasado siempre te encuentra, aunque creas que lo has dejado atrás.

Pasar el punto de no retorno, no es algo que ocurra sin mas, es una lección propia y de cada uno; cuando decidimos cruzar esa línea, tenemos…que asumir las consecuencias. No hay promesas de que el resultado sea positivo; nadie garantiza que al igual que Cesar al cruzar al Rubicon se gane un imperio; lo único que sabemos es que algo cambiará y que tendremos que vivir con ello. Y eso es lo más duro, PORQUE ES NUESTRO PASADO LO QUE DEFINE QUIENES SOMOS.

Podemos plantearnos que decir un millón de veces, pero nuestras decisiones son nuestras; se convierten en parte de nosotros y aunque crucemos el rio…nuestras huellas quedarán siempre en la otra orilla.TIENES QUE ELEGIR, pues si no lo haces tu, otros lo harán por ti, y solamente TU…has de ser dueño de tu vida y tu destino, recuerda el final de un viaje solo es el principio de otro. Que los cambios son buenos, pero lo mas importante y rico es evolucionar y conocerse a si mismo. NOSCE TE IPSUM , ponía en el templo de Apolo en Delfos.

En el camino del auto conocimiento y mejora de uno mismo soy consciente de que he tomado muchas decisiones; evidentemente visto desde fuera puede resultar fácil emitir un juicio sobre las opciones que tenía y como lo habría gestionado otra persona.

¿Pero queréis saber un secreto?….

NO CAMBIARIA NADA. Porque como decía antes, ahora todos los puntos se unen y todo tiene sentido… En este tiempo he aprendido que uno ha de vivir por uno mismo y no en base a lo que los demás esperan de ti; la vida es muy corta y si tenemos el valor de escuchar nuestra voz interna en una porcentaje muy alto tendremos éxito, pues en el fondo todo sabemos lo que queremos ser y a donde queremos llegar.

Mi deseo es tu deseo…

Te seré sincera, aunque ¡que diablos! Sabes que lo soy, pero en esta ocasión voy a obviar todos los filtros existentes y te hablaré más que claro… te lo diré cristalino.

¡Me gustas…! Es más si me apuras te diré que ¡me encantas… y, que te deseo!

Me da igual, lo que piense la gente, me da exactamente igual las retrógradas mentes contaminadas por los juicios de valor y la “moralina” que pende en sus cabezas cuál espada de Damocles. Sinceramente me importa poco que me juzguen nuevamente, la verdad que si uno lo piensa de verdad, que triste debe de ser la vida de alguien que centra toda su energía en criticar a los demás obviando la base de todo… un poco de auto reflexión y autocrítica.

A la sociedad y en concreto a mucha gente le gusta jactarse y “marcar negativamente” poniendo una letra escarlata aquello que escapa a su control o que es diferente a lo establecido como “normal”; obviamente a estas alturas, sabes que soy libre, y que mi alma está plena, pero ansiosa de buscar y seguir experimentando. Sabes muy bien que soy del tipo de persona que nunca se niega algo que pueda satisfacer sus apetitos… y ahora mismo siendo francos te deseo, lo hago fervientemente y con arrojo… deseo que nuestros cuerpos se unan piel con piel… añoro sentirte y tocarte, cerrar brevemente los ojos y oírte… también te reconozco que hacía tiempo que no me nacía el deseo de poseer así a nadie.

Pero no solo es físico, ni mucho menos eso no es lo más me llama de ti, lo que más me gusta, lo que de verdad me enloquece es que eres tan claro como yo, das a cada cosa su nombre y… no te atas fácilmente, es más… nada, absolutamente nada te condiciona… por lo tanto y aunque sea una locura creo que podríamos ser un gran tándem.

Las conexiones mentales se dan rara vez… resulta curioso incluso abrumador cuando percibes que todo es fácil, que sobran las palabras y que todo cuadra.

Creo que te sucede como a mí, que cuando no estás cerca la cabeza vuela y en mi caso, tú esencia y recuerdo son utilizados para ser el centro de todas y cada una de mis fantasías, de esos deseos que me conducen a pecar deseando por encima de todo arrastrarte a tu perdición a tus deseos más oscuros, locos y desenfrenados.

Mi naturaleza libre te dejará espacio, entiéndeme cuando te digo me me gusta saber de ti y que si por mí fuera te tomaría cada mañana antes de trabajar y cada noche antes de dormir… y, porque no… también el medio día… pero por nada del mundo deseo invadirte… así que… sabes dónde estoy, sabes lo que quiero y sabes lo que me gusta…

Dulces sueños… pues te veré en ellos.